El estudio científico certifica que no se vendían murciélagos en Wuhan antes de la pandemia



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

No se vendieron murciélagos ni pangolines en los mercados húmedos de Wuhan inmediatamente antes de que comenzara la pandemia de coronavirus, por lo que sería realmente difícil para uno de estos animales transmitir el nuevo coronavirus a los humanos. Esto se refleja en un estudio de campo realizado por un grupo de científicos liderado por el Universidad de Oxford, que fue lanzado el martes pasado en Informes científicos (Revista científica revisada por pares publicada por Naturaleza).

Las investigaciones, que comenzaron por casualidad mucho antes de que se registraran los primeros casos de covid, documentos una coleccion de casi 50.000 animales de 38 especies que se comercializaron en mercados de animales de la ciudad china desde mayo de 2017 hasta noviembre de 2019. Un extenso catálogo en el que no se encontró no señal de los dos sujetos que han sido identificados como posibles hospedadores del nuevo coronavirus desde el inicio de la emergencia sanitaria.

El equipo de investigadores que realizó el estudio. no encontró «evidencia» parte de la presencia de un solo murciélago o pangolín en cualquiera de los mercados húmedos de Wuhan donde se venden animales salvajes vivos para comida y mascotas. Un total de 17 puntos de venta donde se realizan encuestas de rutina mensuales desde hace más de dos años.

Entonces el objetivo era identificar la fuente de la síndrome de fiebre severa con trombocitopenia (transmitida por garrapatas (sin transmisión de persona a persona), luego de un brote en la provincia de Hubei en 2009/2010, con una tasa de mortalidad inicial inusualmente alta. Ahora, la información es útil para investigar si el murciélago era realmente el anfitrión que transmitió Sars-Cov-2 e si un mercado de Wuhan pudiera ser el epicentro de la pandemia.

Según el artículo científico, «en cada visita se preguntaba a los vendedores qué especies habían vendido en el mes anterior y en qué número, junto con los precios y el origen de estos productos». Y lo que es más, «para confirmar los datos de la entrevista, «se anotó el número de personas disponibles para la venta en el momento de cada visita y se revisó a los animales en busca de heridas de bala o lesiones por atrapamiento en las piernas, lo que indica una captura salvaje.

También investigaron cuáles se vendieron realmente como comida y como mascotas, qué tan involucrados estaban y hasta qué punto los vendedores habían violado sus permisos comerciales. También enumeran patógenos zoonóticos registrada en los mercados y / o granjas de animales silvestres de China desde 2009, junto con notas más amplias sobre infecciones conocidas por estas especies.

En última instancia, un estudio exhaustivo que muestra que, dada la ausencia de pangolines y murciélagos, «es poco probable que estén implicados como huéspedes diseminados en el brote de COVID-19. Por lo tanto, señala el artículo,» no deberíamos ser complacientes. No parece que ha sido establecido la fuente original«del coronavirus.

Contradice el informe de la OMS

El 30 de marzo OMS publicó su conclusiones sobre el origen de Sars-Cov-2, tras la investigación realizada por misión controvertida que envió a China. Como era de esperar, apoyó la tesis de Beijing: que la teoría más probable es una transmisión de murciélagos a humanos, a través de otro animal, y que la hipótesis de que escapó de un laboratorio es «extremadamente improbable«.

Sin embargo, los resultados de este estudio realizado por la universidad británica cuestionan el argumento del cuerpo. Como mínimo, las explicaciones tanto de China como de la Organización Mundial de la Salud son insuficientes para determinar el verdadero origen de la pandemia.

En declaraciones al periódico Correo diario, Chris Newman, del Departamento de Zoología de la Universidad de Oxford y uno de los autores del estudio, insistió en que sus datos «no pueden determinar cómo los humanos se infectaron con el covid-19», sino a través del «contacto directo con pangolines o murciélagos», en estos mercados, parece altamente improbable«.

Europa investigará el origen

La Unión Europea reclamó este jueves «transparencia» sobre el origen de la pandemia, y se unió a los llamamientos de Estados Unidos contra China para averiguar cómo y dónde surgió el virus SARS-CoV-2.

«El mundo tiene derecho a saber qué pasó exactamente, para aprender las lecciones «y» apoyamos todos los esfuerzos para lograr esta transparencia y conocer la verdad «, dijo el presidente del Consejo Europeo, Carlo Michela, en una conferencia de prensa previa a la cumbre del G7 que comienza este viernes en el Reino Unido.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, advirtió – en el mismo foro – que «los investigadores necesita acceso completo a lo que es necesario para encontrar realmente el origen de esta pandemia ”, y por tanto“ asegurar que no vuelva a suceder ”.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *