El fiscal general de Castellón dimite por saltarse el plan de vacunación



La actualidad en Alicantur Noticias

El fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Castellón, José Luis Cuesta, en una de sus comparecencias públicas.
El fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Castellón, José Luis Cuesta, en una de sus comparecencias públicas.DOMENECH CASTELLÓ / EFE

El fiscal general de Castellón, José Luis Cuesta, renunció a su cargo tras saltarse el plan de vacunación y recibir la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus con las dosis restantes el 11 de enero. El procurador general del estado confirmó que Cuesta se marchará e informó a la procuradora general Dolores Delgado, quien aceptó su renuncia tras constatar que no había cumplido con las disposiciones de la estrategia de vacunación covid-19.

La gestión de Cuesta, que se incorporó a la guía en 2012, fue motivo de denuncia por parte del Consejo de la Magistratura de Castellón por la injerencia de esta y «trato inadecuado, falta de educación e incluso amenazas para abrir expedientes», según indica el acta de la reuniones de los magistrados, hechos que han influido en sus funciones. Los jueces de Castellón lo remitieron al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, que lo comunicó al Consejo General del Poder Judicial. El Comité Permanente del Consejo abordó esta cuestión el verano pasado y respondió con un acuse de recibo, ya que no se había solicitado oficialmente protección.

El caso del fiscal general de Castellón no es el único. La Consejería de Sanidad de la Generalitat Valenciana investiga unos 200 casos de presunta vacunación irregular en la Comunidad Valenciana, entre ellos varios alcaldes del PSPV-PSOE y del PP que continúan en el cargo.

Las vacunas irregulares nublan la campaña de inmunización

Falta de supervisión favorece la picaresca con vacunas

El caso más reciente es el de la concejala de Sanidad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Denia (Alicante), la socialista Cristina Morera, la primera en dimitir en la comunidad autónoma después de que se hiciera público que estaba vacunada el pasado 12 de enero contra el covid. -19 para no «desperdiciar» la dosis.

En rueda de prensa, el alcalde confirmó entre lágrimas su renuncia al cargo municipal y destacó que «fue un error», subrayando que «siguió instrucciones que consideró oportunas». Morera también dijo que aunque actuó de «buena fe», su salida es la mejor «para el alcalde, para el partido y para Dénia». «Seguí algunos consejos de salud pública, pero no debí haberlo hecho, no pensé que fuera una irregularidad, no dije que no», agregó.