El fracaso de la OPEP + lleva al petróleo a sus precios más altos en 32 meses



El periódico digital de Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

Mientras la demanda global sigue aumentando y los 23 miembros de la OPEP + (la histórica Organización de Países Exportadores de Petróleo más sus aliados, liderados por Rusia) no logran ponerse de acuerdo después de tres reuniones sobre cuánto y mientras la producción de petróleo aumente, su precio seguirá subiendo. Ayer, la tasa Brent, referencia para Europa, superó los 77 dólares por barril, su precio más caro desde octubre de 2018 y Texas alcanzó los 77 dólares por primera vez desde noviembre de 2014.

El secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Mohammed Barkindo, emitió un comunicado el lunes por la tarde indicando que la reunión de la alianza OPEP + había sido «cancelada» y que «La fecha de la próxima reunión se decidirá a su debido tiempo».

Sin embargo, hay una propuesta sobre la mesa: aumentar la producción de petróleo en 400.000 barriles diarios cada mes entre agosto y diciembre, lo que supone un total de 2 millones de barriles diarios en el mercado hasta fin de año.

Pero hay uno importante desacuerdo entre los EAU y el resto de la alianza sobre una cuestión técnica, su volumen de producción de referencia. Este límite, fijado en octubre de 2018, equivale a 3,17 millones de barriles diarios en el caso de Abu Dhabi. Por tanto, no refleja la capacidad de producción total del país, que alcanzó más de 3,8 millones en abril de 2020, antes de que el cartel ordenara recortes drásticos en la extracción de crudo.

Todos contra uno

«Es todo el grupo contra un país», dijo el ministro saudí Abdelaziz bin Salman a Bloomberg TV, pidiendo «algo de racionalidad y algún compromiso» antes de la reunión del lunes.

Esta divergencia frustró la primera ronda de reuniones del cartel el jueves, y nuevamente el viernes, entre los miembros del grupo, donde las disputas generalmente provienen de los dos pesos pesados, Rusia y Arabia Saudita.

Sin embargo, la estrategia propuesta es la misma que ha lanzado el cartel desde mayo: reabrir gradualmente el grifo de aceite después de cerrarlo al inicio de la pandemia.

Y está teniendo cierto éxito porque los dos barriles de referencia, el Brent y Texas cuestan $ 77, lo que representa un incremento del 51% desde principios de este año.

Los precios del crudo sufrieron un leve shock cuando se anunció el aplazamiento, ya que una de las opciones consideradas en caso de no acuerdo es mantener un nivel de producción idéntico al de julio a agosto, lo que mantendría tenso el mercado. con el riesgo de sobrecalentar la economía.

En abril de 2020, cuando la primera ola de Covid-19 golpeó duramente la demanda de petróleo, la alianza OPEP + se comprometió a Retirar voluntariamente del mercado 9,7 millones de barriles. diariamente y reintroducirlos gradualmente hasta abril de 2022.

Pero este período de tiempo ahora parece corto considerando las consecuencias de la crisis de salud. Este mes la alianza sigue dejando fuera del negocio 5,8 millones de barriles periódicos. De ahí la propuesta de escalonar hasta diciembre de 2022, una opción que no gusta a Abu Dhabi.

La OPEP + también se enfrenta a una situación compleja, con una recuperación real de la demanda pero que sigue siendo frágil, así como el probable retorno a medio plazo de las exportaciones iraníes y los altos precios que provocan descontento entre grandes importadores como India.

«La falta de acuerdo sobre los aumentos de producción en agosto y más allá deja al mercado aún más deficiente que antes», dijo Neil Wilson a ‘market.com’.

«La incapacidad de la OPEP + para llegar a un acuerdo solo aumentará la incertidumbre del mercado petrolero «dijo Warren Patterson de ING Group NV.

Combustibles en aumento

Una de las consecuencias más inmediatas del aumento de los precios del petróleo es el aumento de los precios del combustible. De cualquier manera, comenzó a manifestarse en noviembre de 2020, cuando aparecieron las primeras vacunas.

En España, el precio medio de la gasolina de 95 octanos es de 1.384 € el litro, el más alto en siete años. El del diésel es de 1.247 euros. Estos precios han aumentado un 17% desde principios de año, Así que llenar el depósito de 50 litros de un vehículo cuesta 10 euros más que en enero.

Míralos
Comentarios

.