El Girona vuelve contra el Rayo y acaricia el ascenso a Prima



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Óscar Valentín y Advíncula intentan bloquear a Franquesa, que marcó el primer gol del Girona.
Óscar Valentín y Advíncula intentan bloquear a Franquesa, que marcó el primer gol del Girona.AFP7 vía Europa Press / Europa Press

El Girona, vencido en la primera parte, logró acertar con precisión en dos momentos decisivos de la ida de la final para el ascenso ante el Rayo para obtener una ventaja que los acerca mucho al sueño de volver a Primera División. El conjunto catalán consiguió superar el primer gol de Isi con un doblete de Franquesa y Sylla. Uno justo antes del descanso y otro tan pronto como se reanude el juego. A esos dos remates se sumó la anulación del fuera de juego de Ulloa por un gol en el minuto 88 que hubiera supuesto el 2-2. El Rayo tuvo la confianza y el coraje para buscar el empate, pero falló y la ventaja del Girona es considerable. El próximo domingo, en tierras catalanas, se jugará el partido de vuelta.

El Rayo fue un ciclón en la primera parte que tuvo que afrontar una excesiva ambición ante un Girona con el rol de favorito. La presión y velocidad del equipo madrileño sorprendió a un rival que se vio superado en prácticamente todas las acciones. A los seis minutos Isi había vencido a Juan Carlos y la sensación imperante en Vallecas era que el Rayo se había ganado el derecho a soñar. Ocho disparos después por ninguno del Girona, con buenas intervenciones de Juan Carlos incluidas, el juego cambia radicalmente en un pase largo que Sylla protege fantásticamente ante Saveljich. Su pase atrás acabó con un gol de Franquesa. Y podría ser incluso peor para Ray. Un minuto después, el disparo de Gumbau fue desviado por Bustos y el balón se fue a la red. Pulido Santana anotó. El VAR le avisó y el árbitro sintió que el atacante le había ayudado a marcar con el brazo. En ataque, todo lo que se considere una mano y termine en gol es punible.

No fue así como lo vieron los jugadores y el técnico del Girona, Fran, que creyó que Bustos había rematado con el hombro. El camino al vestuario para descansar dejó demasiados nervios y muy malas acciones por parte de los jugadores y del cuerpo técnico de ambos equipos.

Nada más reanudarse el partido terminó una gran acción colectiva con un disparo de Sylla que no logró detener a Luca Zidane, a quien su padre, Zinedine Zidane, observaba en la grada de Vallecas. El Girona fue práctico y supo mantener bien el botín, con jugadores como Stuani en el terreno de juego con mucha habilidad. Pozo marca el 2-2, pero un fuera de juego de Ulloa le quita el empate, resultado que el Rayo se merecía en cada partido. El regreso del domingo decidirá el último boleto para el Primero. Algo que ya han conseguido el Espanyol y el Mallorca.

Puedes seguir a Alicantur DEPORTES en FacebookGorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.