El Gobierno aprueba la ley Celaá gracias al apoyo de ERC y PNV y sin incluir una sola enmienda al Senado



La actualidad en Alicantur Noticias

El Senado aprobó este miércoles la Ley orgánica que modifica la LOE (Lomloe) con 142 votos a favor, 112 en contra y 9 abstenciones y sin hacer cambios a su elaboración en la cámara alta, por lo que el texto no deberá regresar al Congreso y será publicado directamente en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El PSOE ha tenido la prórroga apoyo de ERC, PNV, Más País, Compromís, Més Per Mallorca, En Comú Podem y Adelante Andalucía mientras que PP, Ciudadanos, UPN, PRC y Vox rechazaron el texto. EH Bildu, Junts Per Catalunya y Teruel Existe han decidido abstenerse.

Este resultado fue celebrado por la bancada socialista con un aplauso, agradecido por la ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, quien estuvo presente durante todo el debate. En la votación también contó con el apoyo de la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, de la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, y, respectivamente, de los responsables de Interior y Transporte, Fernando Grande-Marlaska y José Luis Ábalos.

Durante el debate, el presidente de la Comisión de Educación del Senado, el socialista José Asensi, presentó el texto al Pleno de la Cámara Alta. En su discurso repasó el proceso por el que ha pasado esta ley, desde que fue presentada en la anterior legislatura, cuando se le negó su elaboración al convocar a elecciones; pasando por las enmiendas al Congreso de PP, Vox y Ciudadanos, y las propuestas de veto que este miércoles defendieron PP, Ciudadanos y Unión del Pueblo Navarro (UPN), en el Senado.

Después de agradecer a todos los que trabajaron en él, señaló que el estándar, conocido como Ley Celaá, busca «mejorar la calidad de las condiciones en las que se ejerce el derecho a la educación», así como «el dominio de las competencias básicas», el de las «nuevas tecnologías», el «impulso a la lectura», la «promoción de Profesional «, de la» autonomía de los centros «y de la» apertura de los mismos al entorno social «.

Como sucedió en el debate de la Comisión, la semana pasada los partidos que vetaron esta norma denunciaron lo malo que, a su juicio, hizo el Gobierno en el Senado al acelerar la aprobación de este texto cuando, según explicó el El portavoz de UPN, Prudencio Catalán, La fecha prevista para finalizar la redacción de la ley fue el 25 de febrero.

Críticas al PSOE

El discurso del catalán se centró en los puntos más controvertidos de la regla, como el eliminación del español como lengua vehicular, la «selección manual» de inspectores educación, «eliminación» de centros especiales y el «ataque» al concertato, que rechazaste. «La ley Celaá nace muerta. Tiene fecha de caducidad», se quejó.

De manera similar, las otras formaciones que vetaron el texto se expresaron. El representante del PP, Pablo Ruz, se dirigió a quienes apoyaban el texto para criticar su «sometimiento a un gobierno» que, en su opinión, «es inmoral» y «no es lo que España necesita». Los socialistas, por su parte, han sido acusados ​​de «Desprecio a las Cortes Generali en el trabajo de esta casa«para no «cubre ninguna de las 640 enmiendas» presentado en el Senado.

Por su parte, la portavoz parlamentaria de Ciudadanos, Lorena Roldán, acusó al PSOE de haber pasado de la «dinamización del Pacto de Estado» a la educación al traer «esta ley que atenta contra los derechos de familias y estudiantes». En su discurso acusó al PSOE de mentir sobre la inmersión lingüística que, a su juicio, no garantiza el aprendizaje del español en Cataluña, además de «no tener el apoyo» que dicen los socialistas y de ser, a su juicio, «modelo». el último siglo «. «Protegen el abuso del separatismo», ha declarado.

El representante socialista, José María Oleaga, respondió a estas críticas recalcando que Lomloe logra «corregir» la «división» que generó la Ley Wert del PP entre los estudiantes, distinguiendo entre los que tienen «excelencia» y «los demás», a su juicio, tratados como un «montón de torpes» y «vagos». También preguntó a PP, Ciudadanos y UPN, «por qué no quieren la integración de las personas con discapacidad de la escuela» o si creen de verdad que el español «está en peligro» en el país.

“No amas España como es, sino como te gustaría que fuera. Es plural y diversa, tiene diferentes formas de expresión cultural, diferentes formas de expresión lingüística, diferentes gastronomías, paisajes y políticas. Esto es España y no lo que tú quieres. . lo que sea «, subrayó el senador.

Pero la ley también fue criticada por Juntas por Catalunya. Su portavoz en el debate, Assumpció Castellví, advirtió que la normativa «no protege el catalán como lengua vehicular» y «deja la cuestión a la interpretación» al no concretar en ella la administración competente. «No queremos dejarlo a la interpretación, porque siempre se interpreta en contra de nuestra lengua, el catalán», dijo el senador.

El representante de la Coalición de Canarias, Fernando Clavijo, por su parte, lamentó que las formaciones no se pongan de acuerdo en un tema como este y lo criticó, tanto es así que no se aceptaron enmiendas para su mejora, en cuanto a por ejemplo, el argumento «de partido» que han utilizado algunos portavoces para defender opiniones «absurdas».

El portavoz de Compromís también se refirió al «secuestro» del Senado, Carles mulet, que defendió algunas de las enmiendas que presentó su partido, como la inclusión de la música; mayores garantías para el conocimiento de otras lenguas oficiales, asturiano o leonés; educación sexual en todos los niveles educativos; o garantizar la enseñanza de la ética y la filosofía, medida acordada hasta por cinco grupos parlamentarios.

Finalmente, el senador de Vox, José Manuel Marín, denunció que esta norma busca enseñar a los alumnos en «un lenguaje impuesto» para que crezcan en «patrias artificiales» y «silenciar el papel de la familia» mediante un «falso respeto a la diversidad» que incluye «ideas progresistas». sobre el sexo y el género «que» manipulan «las» conciencias «de los menores.

.