El gobierno catalán decreta toque de queda nocturno para ciudades de más de cinco mil habitantes



La actualidad en Alicantur Noticias

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha establecido un papel institucional para dar cuenta de la nuevo toque de queda entre la una y las seis de la mañana en gran parte de Cataluña. La medida es una copia de la adoptada por el gobierno de la Comunidad Valenciana, que impuso la prohibición de salir de noche en 32 municipios de la región.

El toque de queda en Cataluña se suma al cierre de todos los establecimientos a las 00:30 y hasta las 06:00 así como la limitación de las tertulias a un máximo de diez personas, medidas aprobadas por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

“El gobierno de la Generalitat, tras hablar con el mundo local, ha decidido decretar toque de queda en los municipios de más de 5.000 habitantes, donde la pandemia está teniendo mayor impacto. La situación es muy delicada, extremadamente frágil.. Son unos 158 municipios que aglutinan a la mayoría de la población de Cataluña ”, dijo Aragonès.

«Esta es una medida necesaria, fundamental para frenar la presión de la epidemia sobre el sistema sanitario. Se trata de evitar mayores restricciones que podrían tener un mayor impacto económico y emocional», añadió el segundo de Oriol Junqueras.

«Tuve la oportunidad de hablar con alcaldes y alcaldes y acordamos que Las medidas que ya están en vigor deben complementarse con el confinamiento nocturno. lo que reduce las interacciones sociales entre grupos de población no vacunados. El toque de queda nos ayudará a evitar prácticas que contribuyan a la propagación del coronavirus ”, dijo.

Aragonès reiteró que todas las ciudades de más de cinco mil habitantes y aquellos lugares en los que hay una incidencia acumulada de más de cuatrocientos casos por cada cien mil habitantes en los últimos siete días se encuentran bajo este toque de queda.

El toque de queda entrará en vigor el fin de semana, a menos que el TSJC decida lo contrario. La duración será de siete días prorrogables en función de los datos de la pandemia en Cataluña, que de momento son los peores no solo de España sino de toda la Unión Europea.

.