El gobierno español responde a Marruecos: «No hay nada que discutir. Ceuta y Melilla son españoles»



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Martes 22 de diciembre de 2020-16: 46h

El vicepresidente del Gobierno asegura categóricamente que «no hay problema» y el canciller confirma que «la posición marroquí sobre este tema no ha cambiado en absoluto»

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, este martes durante la conferencia ...

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, este martes durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que presidió

Zipi EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, quiso liquidar el reclamo marroquí sobre las ciudades de Ceuta y Melilla desde la sala de prensa del Palacio de La Moncloa. Cuando se le preguntó acerca de la pregunta, el número dos El Gobierno ha asegurado rotundamente que «Ceuta y Melilla son españoles» y que «no hay argumento».

El primer ministro de Marruecos, Saadeddine El Othmani, defendió en una entrevista difundida este lunes que Ceuta y Melilla «son marroquíes como los Shara», aunque aseguró que esta reivindicación de soberanía no es una prioridad para el ejecutivo africano. al igual que el de la Shara occidental.

Carmen Calvo quiso responder este martes a Rabat y añadió que el Gobierno marroquí «conoce muy bien» la posición española. Una posición que «no es discutida por el gobierno español ni discutida por nuestro país».

El lunes, la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores, Cristina Gallach, convocó al embajador de Marruecos en España para pedirle explicaciones y comunicarle que España «espera el respeto de la soberanía y la integridad territorial de todos sus socios».

La canciller Arancha González Laya también se refirió a la polémica en conferencia de prensa. Laya se refirió a la declaración de su departamento y adelantó que en el encuentro, el embajador marroquí informó que «la posición marroquí sobre este tema no ha cambiado en absoluto».

Marruecos siempre ha reclamado su soberanía sobre Ceuta y Melilla, aunque normalmente no ha hecho de esta disputa un punto conflictivo en la relación entre los dos países. En el pasado, Rabat ha reivindicado internacionalmente su supuesto derecho soberano y ha denunciado lo que llama «una ocupación» en las organizaciones multinacionales, como hizo en la ONU en 1997.

.