El gobierno liberará el gasto en 2022 con la aprobación del Congreso después de suspender las reglas presupuestarias.



El periódico digital de Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

Disparar a costa de salir de la crisis seguirá siendo una de las políticas estelares de este Gobierno para 2022, junto con el aumento de impuestos para algunos grupos. Para ello será necesario violar las reglas fiscales del déficit y la deuda pública, aunque esto no sea un problema. los Comisión Europea aprueba el salto del Pacto de Estabilidad el próximo año y hoy el Congreso de los Diputados también da su ‘sí’ al Ejecutivo.

María Jesús Montero, ministra de Hacienda y Administraciones Públicas, fue la encargada de obtener el apoyo de la Cámara de Diputados, ya vinculada de forma anticipada, para declarar que España atraviesa «una situación de emergencia extraordinaria» y así poder suspender la aplicación. De las reglas de los fiscales. «Si en 2020 nos dedicamos a luchar contra la pandemia y en 2021 nos centramos en la recuperación económica y social, las cuentas de 2022 tienen como objetivo consolidar el crecimiento económico y avanzar en la modernización de España», Indicó en el Pleno.

El titular de Hacienda subrayó que es necesario seguir impulsando políticas expansivas que apoyen el tejido productivo, que sean apalancamiento para las inversiones y garanticen un crecimiento justo. «No se trata de volver al punto de partida antes de la pandemia», él dijo.

Para violar el objetivos de déficit y deuda públicos, el gobierno se esconde en el hecho de que la Comisión Europea está dando a los Estados miembros un amplio margen para no respetar las normas fiscales del próximo año. Algo diferente ya será en 2023, cuando volveremos a los estándares acordados en los próximos meses, aunque sean los Países del Norte, Holanda, etc. No les será fácil reformar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento para saber qué reglas seguir (si son más laxas o las mismas que antes).

El ministro también ha explicado que es posible que no puedan bajar el límite de déficit del 3% que marca la actual normativa de Bruselas hasta 2024-2025: «Será debido a ese entorno, en 2024, si es posible, más cerca de 2025, cuando podremos presentar un camino que retoma esa apuesta por la consolidación fiscal, ante las autoridades europeas ”.

Asimismo, Montero informó a la Congreso sobre el tope de gasto que el Ejecutivo aprobó hace mes y medio. Una nueva cifra récord tras la subida simbólica que se producirá en 2022 hasta los 196.142 millones de euros, pero que ya denota que los presupuestos del próximo año seguirán por la senda de desatar el gasto. “Las cuentas públicas para 2022 apuntan a consolidar el crecimiento económico y avanzar en la senda de la modernización estructural del país, incidiendo en la transición ecológica y tecnológica, la justicia social y económica, la igualdad de género y la cohesión social y territorial”, afirmó. .

Montero, pensando en las cuentas del próximo año, encomendó el mando al resto de los grupos políticos e indicó que el Gobierno está abierto a «todos los medios de comunicación para sumar todos los acuerdos posibles».

Si bien se llevará a cabo la suspensión de la normativa tributaria, el debate no estuvo exento de críticas al Ejecutivo. PP y Vox dirigieron los mensajes más difíciles. Elvira Rodríguez e Iván Espinosa de los Monteros han pedido ambos el regreso a la ortodoxia, aunque los populares finalmente se abstienen de su posición y la formación de Santiago Abascal se opone, al igual que Foro Asturas.

Ambas partes han solicitado al gobierno un plan de reequilibrio fiscal, de consolidación fiscal, como lo solicitó Airef en los últimos meses. los Autoridad fiscal instó al Ejecutivo a pensar ya en el mediano y largo plazo a nivel de déficit y deuda pública. El Banco de España también ha solicitado este plan en varias intervenciones.

Míralos
Comentarios

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *