El gobierno planea aumentar los impuestos en 6 mil millones en 2021



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

El miércoles, la portavoz y ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
El miércoles, la portavoz y ministra de Hacienda, María Jesús Montero.PISCINA. Bernardo Díaz / El Mundo / Europa Press

Después del profundo agujero de este año, el gobierno planea comenzar a salir del túnel pronto. Según el plan presupuestario que envió a Bruselas este jueves, los ingresos públicos aumentarán en 33.447 millones en 2021, gracias al intenso repunte del PIB esperado para el próximo año -aunque no lo suficiente para volver a la situación anterior a la crisis- y, en menor medida, la introducción de nuevas cifras tributarias. Estos incluyen un aumento del IVA al 21% sobre las bebidas azucaradas, la introducción del impuesto al plástico, Tarifas de Google Y A Bin y la nueva normativa sobre fraude fiscal, por un importe total de 6.847 millones de euros.

La pandemia obligó al gobierno a posponer la «profunda reforma tributaria» que pretendía implementar a su llegada a Moncloa. Pero habrá ajustes fiscales el próximo año, como ya había anunciado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Estos aportarán unos ingresos de 6.847 millones en 2021 y 2.323 millones en 2022, según el plan presupuestario que el ejecutivo envió este jueves a Bruselas. Al restar el efecto de la nueva ley de fraude fiscal a esta cifra -que se espera que contribuya con alrededor de 828 millones al año- el impacto de las nuevas cifras fiscales ronda los 6.000 millones para 2021.

El año que viene será el nuevo impuesto sobre algunos servicios digitales, más conocido como Tasa de Google, como el impuesto a las transacciones financieras o Impuesto Tobin. Ambos acaban de recibir la luz verde final en el Senado y comenzarán a operar en unos tres meses. El gobierno estima que recolectará alrededor de 1.800 millones con ellos.

El plan presupuestario también incluye un aumento de los impuestos ecológicos. Varias organizaciones, desde la Comisión Europea hasta el Banco de España o la OCDE, han recomendado tocar estas cifras para financiar parte de la recuperación. En España, la presión de estos impuestos sobre el PIB está por debajo de la media de la UE (1,8%, frente al 2,4%).

En concreto, el plan enviado a Bruselas prevé impulsar la fiscalidad medioambiental para recaudar unos 1.311 millones en 2021. En materia de impuesto verde, el Plan Presupuestario prevé también la creación del impuesto a los envases de plástico desechables, que ya ha superado el proceso. de información al público tras ser aprobada el pasado mes de junio por el Consejo de Ministros. Las previsiones de recaudación para esta nueva cifra son de 491 millones de euros para 2021.

Otro cambio fiscal que verá la luz el próximo año, según los planes del gobierno, es el aumento del IVA a las bebidas azucaradas y azucaradas, que pasará del 10% al 21%. La medida ya estaba prevista en el acuerdo de coalición y proporcionará ingresos de 340 millones en 2021 y 60 millones en 2022. El Plan Presupuestario prevé también un aumento de los impuestos directos, previsiblemente en el impuesto sobre la renta de las personas de altos ingresos y de empresas, con un impacto de 2.548 millones en los próximos dos años, y en el indirecto, con 1.724 millones.

Más gasto público

Aun así, estos cambios fiscales no serán los principales culpables del repunte esperado de los ingresos el próximo año, estimado en 33.447 millones de euros. Sin embargo, esa cifra se reducirá como porcentaje del PIB al 40,3%, frente al 41,7% de este año debido a la fuerte caída de la actividad.

El Gobierno, que el jueves envió el Plan Presupuestario a tiempo pero trastornando la liturgia presupuestaria habitual -que primero prevé la aprobación de las cuentas y luego la corrección por parte de Bruselas- estima un repunte del PIB de 7,2 para el próximo año. % después del colapso del 11,2% esperado para este año. Sin embargo, estos datos, presentados la semana pasada en la actualización de la tabla macro, podrían elevarse a niveles más altos gracias a la ayuda europea. La incorporación de más de 25.000 millones del primer tramo del fondo de reconstrucción llevaría el PIB al 9,8% en 2021. Gracias a este dinero extra, el próximo año también estará marcado por un aumento sin precedentes en el techo de gasto, desde casi el 54% hasta los 196.000 millones de euros. La deuda, por su parte, comenzará a disminuir en 2021, alcanzando el 117,4% del PIB frente al 118,8% de 2020.

Por el lado del gasto, el Gobierno estima que el gasto público total aumentará en 2.419 millones en 2021, aunque pasará del 53% al 48% en 2021 gracias a la mejora de la actividad. El Plan Presupuestario también prevé el impacto del incremento paulatino de la baja por paternidad, que va de las 12 a las 16 semanas, y de la renta mínima vital.