El Gobierno se inclina por quedarse con la cruz, negociará el futuro del Valle con la Iglesia y quiere darle más peso a la Guerra Civil y la dictadura en la fase educativa



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

El Gobierno aprobó ayer en Consejo de Ministros el Proyecto de Ley de Memoria Democrática, abriendo así el camino a su elaboración parlamentaria en el Congreso de los Diputados. Este fue presentado por el nuevo Ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, aunque el proyecto es esencialmente el mismo que el aprobado en septiembre pasado y, por lo tanto, es el último legado de Carmen Calvo al frente de este departamento.

La ley prevé la resignificación del Valle de los Caídos, defendido por el gobierno, que ya ha comenzado con la exhumación de los restos de Francisco Franco. Pero no será el último. La nueva regla requerirá el traslado de los restos de restos José Antonio Primo de Rivera. «No puede haber cuerpo de ninguno de los protagonistas en un lugar preponderante», recordó ayer Bolaños con base en los artículos de la norma. El ministro de la Presidencia confirmó así que deberá ser exhumado. Y prometió hacerlo en diálogo con la familia. Fuentes gubernamentales explicaron posteriormente que, si bien Primo de Rivera había sido víctima de la Guerra Civil, habría tenido la oportunidad de quedarse en las criptas del Valle. Una opción que no fue posible en el caso de Franco. Pero sugirieron que en cualquier caso la ubicación de los restos corresponderá a la decisión de la familia.

Negociando el futuro del Valle

Este enfoque de re-significado es todavía abstracto. Bolaños sugirió que se trata de un «marco general», pero que ‘a posteriori’ será necesario proponer un proyecto concreto en el que «tomar decisiones». Y aquí llega la decisión de qué hacer con la gran cruz que preside el lugar. El gobierno no ha mostrado signos de que aún haya decidido qué hacer al respecto. Por supuesto, solo así se pueden interpretar las palabras de Bolaños. Sin embargo, fuentes gubernamentales informaron posteriormente que la cruz no será tocada porque es precisamente un símbolo que nos permite explicar el vínculo entre religión y política que se interpreta como crucial en el estudio de ese período.

Por tanto, el futuro del Valle presenta muchas incógnitas. Una vez concluido el proceso parlamentario, una de las consecuencias inmediatas será la extinción de la Fundación Santa Cruz del Valle de los Caídos en virtud de una medida derogatoria que anula el Decreto Ley de 23 de agosto de 1957, que establece la Fundación de la Santa Cruz. Cruz della Valle dei Caduti y que otorga la gestión de la abadía a los monjes benedictinos. Las fuentes gubernamentales se comprometen a, una vez que la norma entre en vigor, negociar el futuro de la abadía con la Iglesia.

A fines de junio, el Gobierno obtuvo una licencia de la Municipalidad de San Lorenzo de El Escorial para proceder a la exhumación de los cuerpos reclamados por las familias. El gobierno señala que estas acciones podrían comenzar pronto. Otra de las apuestas que hace el Gobierno con esta normativa es la mayor presencia del estudio de esta etapa histórica en los contenidos curriculares de Educación Secundaria Obligatoria, Formación Profesional y Bachillerato. El trabajo en este tema ya comenzó con el Ministerio de Educación, explican fuentes gubernamentales. El objetivo es lograr una reorientación del curso de Historia hacia esta fase. La Memoria Democrática también se incluirá en la agenda de algunas oposiciones.

Algo en lo que esta regla se diferencia de la ley de la memoria es que tiene un apartado de sanciones que van desde los 200 euros hasta los 150.000 euros.

Una de las claves de la regulación es que el estado debe orientar los procesos de exhumación. El gobierno estima que entre 20.000 y 25.000 cuerpos permanecen en fosas comunes. En el Ejecutivo lo proponen como un plan de choque que comenzó el año pasado con la identificación, exhumación y dignidad de 114 fosas. A estos se suman los 190 previstos para este año, en el marco del plan cuatrienal, y para los que se concedió una subvención de 3 millones de euros para las comunidades autónomas. Por lo tanto, se habrían colocado 304 tumbas en el período 2020/2021. Pero la cifra podría aumentar ya que se ha concedido un millón de euros extra a los ayuntamientos a través de la Federación Española de Municipios y Provincias.

La ley no va acompañada como tal de una relación económica. Pero en el gobierno simplifican este asunto diciendo que el presupuesto es todo lo que tiene el secretario de Estado para la Memoria Democrática que encabeza Fernando Martínez. Son 11 millones de euros según los presupuestos generales del estado. El 60% de ellos se centra en el plan de choque para exhumaciones.

Míralos
Comentarios

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *