El interno traslada a siete miembros más de la ETA, seis de ellos irán a las cárceles vascas que están a punto de ser gestionadas por el PNV



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Actualizado

Casi 70 reclusos de la banda se encuentran cumpliendo ya en las cárceles que asumirá el Gobierno vasco el próximo 1 de octubre y donde impera la semilibertad

Fernando Grande-Marlaska, este martes en Bruselas.
Fernando Grande-Marlaska, este martes en Bruselas.EFEPISCINA

los secretario general de Instituciones Penitenciarias reactivó el martes los acercamientos de los detenidos de ETA trasladando, tras un mes sin anuncios sobre política penitenciaria, siete condenados por terrorismo, seis de ellos con destino a las cárceles de la País Vasco. Con ellos, ya son 66 los ETA que han acudido a las cárceles vascas por decisión del gobierno de Pedro Sánchez. La reanudación de los traslados se produce cuando solo queda un mes para que el Gobierno Vasco tome el control de las cárceles y el mismo día en que se crea un nuevo organismo público llamado Aukerak (Oportunidades, en euskera) que gestionan la actividad laboral de los internos dentro de las cárceles y son reintegrados durante su juicio.

Desde el pasado 1 de julio no hay más reclusos de ETA al sur de las cárceles de Madrid debido a una política de traslados aplicada por la Ministro del Interior, con el rechazo de algunos grupos de víctimas, incluida la mayoría Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que denuncia la falta de colaboración con la justicia y vincula estos anuncios al pacto de «presos por presupuestos» entre el gobierno y EH Bildu.

Entre las últimas siete transferencias consta de Asier Rodríguez López, que sale del Centro Penitenciario de Soria desde la prisión de Basauri (Vizcaya). La Audiencia Nacional lo condenó a 22 años y medio de prisión por el ataque con cócteles molotov a una patrulla de la Ertzaintza en Portugal (Viscaya) el 5 de agosto de 2001.

Del Centro Penitenciario de Zaragoza también irá a la prisión de Basauri Jos Angel Lern ​​Sanchez. Fue sentenciado a 17 años de prisión por colocar una mochila bomba en el hotel en enero de 2005. Puerto de Denia (Alicante), cuya explosión provocó cinco heridos y 26 años de prisión por ser parte de la Comando Urederra de la ETA, desmantelada en abril de 2007 en pleno alto el fuego permanente. Cumplió 13 años de los 25 que tendrá que servir.

Guillermo Merino Bilbao salir del Centro Penitenciario de Zaragoza para dirigirse a Bilbao. Fue condenado a 49 años de prisión por pertenecer a una banda armada, guardar armas, falsificar documentos, dos intentos de asesinato, robo violento y detención ilegal.

Jon Etxeberra Oiarbide el Centro Penitenciario cambia El Dueso por eso de para lavar. Fue condenado en 2019 a nueve años de prisión por un delito de almacenamiento de armas y explosivos para la furgoneta de ETA interceptada en 2017 en bidos (Portugal). Cumplió tres años de los nueve a los que fue condenado.

Ibai Aguinaga GuineaMientras tanto, salga del Centro Penitenciario en El Dueso de la prisión de Bilbao. Fue condenado a 21 años de prisión en 2012 por pertenecer a una banda armada, almacenar armas y explosivos y falsificar documentos.

Manuel Miner Villanueva ir al Centro Penitenciario en Dueas (Palencia) el de El Dueso (Cantabria). En 2003 la Audiencia Nacional lo condenó a 97 años de prisión como responsable del asesinato del agente Erzaintza. Iaki Totorika Vega.

También fue condenado en 2006 a 253 años de prisión por el atentado contra el Estadio Santiago Bernabu, en el que 22 personas resultaron heridas por la explosión de un coche bomba el 1 de mayo de 2002, y 20 años por el atentado contra un edificio Repsol situado en el Paseo de la Castellana de Madrid la noche del 22 de mayo. Abril de 2002, provocando importantes daños materiales.

Por fin, Iosu Ordoez Fernández ir a la lava de su actual Centro Penitenciario en Topas (Salamanca). En 2007 fue condenado a 17 años y medio de prisión por haber participado en el secuestro el 11 de noviembre de 1996 del industrial vasco Cosme Delclaux, quien estuvo detenido 232 días en la misma guarida donde se encontraba el empresario. Jos Mara Aldaya, ubicado en una nave industrial en Irn (Guipzcoa).

Con la aprobación de estas transferencias, la cárcel alavesa de Zaballa ya acoge a casi una treintena de reclusos de la banda, diez internos cumplen condena en sus domicilios y otros veinte se distribuyen entre los centros penitenciarios de Basauri (Vizcaya) y Martutene (Guipzcoa). La prisión cántabra de El Dueso Santoa es también uno de los destinos habituales del interior para el acercamiento de los presos de ETA, ya que está muy cerca de Vizcaya y con excelentes comunicaciones por carretera.

El Gobierno vasco ya prepara el control de las tres cárceles vascas tras la cesión del traslado por parte del ejecutivo de Pedro Sánchez. El gabinete de Urkullu ha aprobado hoy la creación de la Agencia Vasca de Reintegración Social-Aukerak, que en los próximos meses se ocupará de la organización de las actividades laborales que desarrollan los detenidos. El nuevo organismo público vasco pretende crear «Itinerarios de integración sociolaboral cuidando las habilidades y vocación de cada persona, así como la perspectiva de género, la integración de las políticas públicas y la inclusión en el ámbito comunitario ”. Beatriz Artolazabal (PNV) será el máximo responsable de esta entidad así como de la gestión del «Modelo carcelario vasco» que la semilibertad prevalece en el cumplimiento de todas las penas.

Según datos del Observatorio de Política Penitenciaria de la AVT, en la actualidad hay 183 miembros de ETA en prisión, cuatro de ellos aún en prevención. Durante 2021, 9 miembros de ETA fueron liberados después de cumplir su condena, 3 disfrutaron de libertad condicional y 6 pandilleros fueron liberados en Francia.

Rechazo de la AVT

El 28 de julio se anunció el último traspaso de la entidad dependiente del Ministerio del Interior, que luego incluyó cuatro enfoques, incluido el de Iurgi Garitagoitia Salegui -del Centro Penitenciario Madrid V de Logroo-, condenado por el asesinato del empresario Ignacio Ura.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) calificó de «particularmente ofensivo» que Carceri hablara del compromiso de Garitagoitia Salegui de aliviar el dolor de las víctimas cuando en febrero se negó a responder a las preguntas de la Fiscalía y de la propia AVT en el juicio por el asesinato de Ura. También recordó tener casos pendientes con la justicia, «sin haber colaborado con nadie».

Según datos recogidos por la AVT, se han aprobado 263 traslados desde la llegada de Pedro Sánchez a Moncloa en 2018, correspondientes a 202 etarras. 66 personas ya han sido condenadas en el País Vasco Navarra Otros 14. En total, 109 sufrieron delitos de sangre, lo que corresponde a 97 presos con 296 víctimas en 216 atentados.

.