El juez cierra la investigación a Corinna en el caso Villarejo



El periódico digital de Alicantur Noticias

El titular del Juzgado Central de Educación No. 6 del juzgado nacional, Manuel García Castellón, ha consentido el sobreseimiento provisional y el depósito de la pieza número 5 (Carol) del Caso Villarejo, en el que una presunta comisión de Corinna Larsen al Comisionado José Villarejo.

En su resolución, el magistrado responde por tanto a la solicitud realizada por el Ministerio Público Anticorrupción de sobreseimiento provisional del proceso, entendiendo que «No hubo elementos suficientes para apoyar la comisión de delitos de corrupción ni del descubrimiento de secretos en las dos presuntas ordenanzas objeto de esta investigación, que culminaron en el expediente del proceso ”.

El auto repasa las distintas actuaciones realizadas durante la investigación de esta pieza e indica que la policía informó que no se habían realizado investigaciones en el expediente policial sobre la persona sobre la que se supone se llevó a cabo la orden entre el 7 de octubre. 2016 y 3 de noviembre de 2017. Al mismo tiempo, para la misma persona y período de tiempo, solo se registró en el expediente ADDNIFIL una solicitud de una persona ajena a la Policía. «En consecuencia, las consultas realizadas en estos archivos permiten descartar cualquier acción dirigida a obtener información ilegal «, indica el juez.

Por otro lado, explica, el informe policial del 15 de septiembre contiene una serie de extractos del diario de Villarejo, en los que se hace referencia a diversas notas en las que aparece Corinna. «De los rumores transcritos se puede deducir que se mantuvo el contacto entre el señor Villarejo y la señora Corinna Larsen, si bien es cierto que no se pudo encontrar ninguna voz que confirme que el 8 (no se sabe cuál mes) ambos han sido vistos de nuevo, ni han aparecido otros audios o grabaciones que confirmen que puede haber habido nuevas citas y con qué propósito«.

Según el instructor, a pesar de las sorprendentes anotaciones, estos rumores no aportan evidencia relevante para esclarecer las órdenes investigadas y no pueden configurarse como un soporte sobre el que sustentar una nueva línea de investigación.

El magistrado afirma que «no hay otra opción que sobreseer el caso una vez solicitado por el fiscal, debiendo proceder, en consecuencia, de conformidad con el artículo 641.1 de la LEcrim, ya que no es posible investigar un posible delito cometido en el extranjero sin perjuicio de la obligación procesal que implica la denuncia del Ministerio Público, que ha declaró de forma clara y contundente su intención de cerrar la investigación al no valorar la existencia de ninguna prueba de la criminalidad de un delito ”.

En este momento, enfatiza, la evidencia existente no sustenta razonablemente la acusación y, por lo tanto, la falta de evidencia es suficiente para archivar temporalmente la pieza, como se hizo en 2018. «En todo caso -advierte el magistrado-, Esta es una práctica provisional y no puedo excluir que, de aparecer nuevas indicaciones, se realice una nueva reapertura.«.

.