El juez deja libre de sospechas a Rajoy: no se puede decir que habló con Villarejo



La actualidad en Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

«Ninguna diligencia que se haya hecho hasta ahora nos permite argumentar que el señor Villarejo tuvo comunicación directa con algún presidente o primer ministro». Con esta fuerza el juez se expresa Manuel García Castellón en el coche en el que concluye la investigación de la operación Cucina y coloca al ex ministro del Interior ya otras diez personas, ocho de ellos policías, en la antesala del juicio. En su opinión, no hay indicios de que la operación que montó Fernandez diaz en el Ministerio del Interior trascendió de las puertas al exterior.

El magistrado responde así a la solicitud de la Fiscalía de investigar los teléfonos que, tras tres años de investigaciones, hace apenas unas semanas, proporcionó el comisionado Villarejo para «demostrar» que se estaba comunicando directamente con el entonces Primer Ministro. Mariano Rajoy.

“De la experiencia de más de cuarenta años de práctica profesional de este instructor, no se desconoce que un investigador que atrae enorme atención mediática, trata de encontrar conexiones con todo tipo de personajes, hechos o acontecimientos históricos, en un deseo desmedido de ganar notoriedad. y repercusiones, pero el derecho procesal y la gravedad del proceso penal Estoy por encima de este tipo de frivolidades», Subraya García Castellón.

«Se inclina sin nada»

A su juicio, que el número de teléfono al que alude Villarejo era propiedad de un partido político «no aporta nada relevante, ya que no es difícil acceder a datos de este tipo de fuentes abiertas y mucho menos para quienes se dedican profesionalmente a un ‘Actividad como la que realiza el señor Villarejo ”, experto en espionaje.

El juez señala que el Ministerio Público tiene derecho a solicitar nuevas diligencias «en el caso de que se facilite un número relativo a cualquier otra institución, organismo, club, comunidad, agrupación, agregación o empresa, buscando partícipes y cómplices dondequiera que se encuentre. obligado, señalo al sospechoso Sr. Villarejo ». Pero que lo encuentra «más preocupante» Es que “pretendemos darle importancia a este tipo de cuestiones tres años después del inicio del trámite” y con el secreto del caso ya planteado. «Es precisamente en estos casos que es más necesaria la evaluación tranquila del magistrado, a quien no le importa ningún interés de parte, sino de un juicio ponderado de relevancia, utilidad y necesidad, afina el procedimiento, separando lo relevante de lo que no aporta ni agrega ».

No es el único rejonazo del magistrado a la Fiscalía en el auto notificado ayer, porque acusa al Ministerio Público – frente a quien está allí Dolores Delgado – de haber intentado mantener vivo el caso pidiendo un proceso estéril. En relación con los procesos de que se trata por parte de la acusación (…) deben ser desestimados por inútiles, inútiles y, en algunos casos, incluso impertinentes y sin justificación alguna, más allá de un hipotético deseo de prolongar la pieza, que en todo caso sería incompatible con los principios procesales que deben regir la investigación en el proceso penal.

Se suelta la costura

Respecto a los alegatos de la Fiscalía para que el juez impute al exdirector general de la Policíaa Ignacio Cosidó – «La posible implicación de funcionarios políticos y gubernamentales en la concepción, implementación, desarrollo y control de este operativo policial ilegal» -, el juez señala que «llama la atención la generalidad de los términos en los que se formula la solicitud, sin referencia alguna a cualquier dato, indicación, expresión o manifestación concreta que permita sustentar la acusación «.

Contrariamente a lo que parece creer el fiscal que está interesado en llamar a Cosidó como sospechoso para aclarar si tuvo algún tipo de participación, este magistrado entiende que el juicio de inferencia debe ser todo lo contrario: en primer lugar la prueba que incrimina al sujeto. se obtiene, y luego se llama «declarar.

Lo mismo ocurre con la insistencia de la fiscalía en acusar a Cospedal y a su esposo de vincular sus reuniones con Villarejo en el caso Gürtel. “No se apoya en ninguna indicación del procedimiento para afirmar que las reuniones de María Dolores de Cospedal con el señor Villarejo, fueron motivados por el interés de este último en la transferencia de información sobre la implicación, investigación o detención inmediata de los imputados «de esta trama.

Míralos
Comentarios

.