El juez del «caso Neurona» sospecha un pago a Monedero



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Juan Carlos Monedero, en una comparecencia en el Senado, en un archivo de imagen.
Juan Carlos Monedero, en una comparecencia en el Senado, en un archivo de imagen.Javier Lizon / EFE

El juez de Caso de la neurona, Juan José Escalonilla, sospechaba un pago de la consultora mexicana a Juan Carlos Monedero, fundador de Podemos y actual director del Instituto 25 de Mayo, fundación vinculada a la formación de la izquierda. En una orden de 17 de noviembre, emitida como parte de una línea de investigación que mantuvo en secreto hasta la semana pasada, el magistrado encuentra probado que la sociedad latinoamericana pagó al exlíder político 26.200,31 euros y vincula ese dinero con la posterior contratación de la empresa por parte de la partido político para las elecciones políticas de 2019.

Según precisó el juez, que recoge las sospechas de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, este pago se justificó en su momento con factura de 30 de diciembre de 2018 bajo el concepto de «300 horas de atención presencial asesoramiento a Buenos Aires, Colombia y México. «Escalonilla cree que este documento» ha sido elaborado ad hoc para justificar el depósito en dicha cuenta bancaria «. El magistrado agrega como sospechosos que, en lugar de Monedero, la factura la emite el mismo Neurona el domingo, que es la primera de dicho ejercicio y que es «común emitir facturas falsas al amparo de la presunta prestación de servicios de consultoría». , cuando se trata de un servicio difícil de verificar «.

Monedero, no acusado, siempre ha admitido que había trabajado para Neurona durante años, pero agregó que no tuvo nada que ver con la contratación de Podemos por parte de la consultora. En este sentido, el titular de esas campañas electorales, Juan Manuel del Olmo, explicó al juez que fue él quien decidió por iniciativa propia, luego de que el titular de la empresa mexicana se hubiera puesto en contacto con él meses antes y después de las elecciones. Fueron llamados por sorpresa en febrero de 2019, confiándoles las tareas para la cita con las urnas. Olmo añadió que estas obras fueron entregadas, ante la creencia del juez de que nunca se habían realizado y que se firmó un contrato «simulacro» para pagarles 363.000 € a cambio de nada.

Fuentes del entorno Monedero, consultadas por este diario, rechazan la tesis del magistrado y afirman que las investigaciones y las conclusiones de la pieza secreta revelan que «este caso está agotado». “Porque, después de haber volteado la casa, solo hay rumores y, entre otras cosas, una factura que fue declarada a Hacienda hace dos años”, añaden.

Desde la apertura de Caso de la neurona Hace más de seis meses Podemos acusó al juez, acusado de abrir un «caso general» basado en «supuestos» y «rumores». Las investigaciones se han convertido en una macrocausa que ha ido disminuyendo luego de la presentación de partes, como supuestos sobrecostos en las obras de reforma de la sede del partido o el supuesto desvío de dinero del fondo solidario, al que los funcionarios públicos donan parte de su salario para fines sociales. El caso ahora se centra en los vínculos con Neurona, una línea de investigación apoyada por la Fiscalía.