El juez del ‘caso Púnico’ amplía tres meses la investigación en la casilla b del PP de Esperanza Aguirre



El periódico digital de Alicantur Noticias

Esperanza Aguirre, en archivo de imagen.
Esperanza Aguirre, en archivo de imagen.Claudio Alvarez

Nuevo golpe judicial al PP. El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón, instructor de la Caso púnico, emitió este jueves una orden que prorroga en tres meses la investigación de la pieza 9 de esta macrocausa de corrupción, centrada en la supuesta financiación irregular del partido en Madrid durante la fase Esperanza Aguirre a través del desvío de fondos públicos. De esta forma, el juez de instrucción acepta la solicitud realizada la semana pasada por la Fiscalía Anticorrupción de no cerrar la investigación de esta línea de instrucción, al considerar que aún quedan varios trámites por realizar, entre ellos la toma de declaración en contra de un ex. alto cargo del Ejecutivo de Madrid. La nueva fecha fijada por el magistrado para concluir las investigaciones es el próximo 29 de octubre, según el acto judicial al que tuvo acceso Alicantur.

Más información

Esta pieza separada comenzó después del envío de la Unidad Central de Operación (UCO) de la Guardia Civil en marzo de 2017, casi tres años después de la investigación de la Caso púnico, informe que recogía las pruebas encontradas hasta el momento sobre la financiación presuntamente irregular del gasto de la campaña electoral del PP en las elecciones autonómicas de 2007 y 2011 y en las elecciones generales de 2008. Este informe tenía su punto de partida en una libreta incautada de su domicilio a ex El concejal madrileño Francisco Granados, presunto líder de la trama corrupta, cuando fue detenido en octubre de 2014 y en el que se recaudaron presuntas entradas de donaciones de empresarios y salidas de fondos para pagar gastos electorales en negro. Las investigaciones entonces iniciadas dieron lugar a la imputación de tres de los ex presidentes regionales: Esperanza Aguirre, Ignacio González y Cristina Cifuentes, aunque la demanda contra esta última quedó archivada el pasado mes de abril.

El 7 de julio, el juez García-Castellón preguntó a las partes involucradas en el caso si, vencido el plazo inicial fijado por el Código Procesal Penal en julio, cerraría la investigación sobre nueve de las 10 piezas aún pendientes. El magistrado ha sostenido desde hace meses que, en concreto, se «agotó» la parte referida a la supuesta casilla b del PP y que debía cerrarse para decidir si se imputa a los interesados ​​o si, por el contrario, el acusaciones. Sin embargo, tras recibir el escrito Anticorruzione en el que solicitaba una prórroga de tres meses (la fiscalía también lo había solicitado en nombre de la asociación ADADE y dos defensas, mientras que otras 14 defensas se habían opuesto), accedió a conceder tres meses a la Fiscalía. investigación. “Como se desprende del acta de la Fiscalía, quedan por realizar una serie de trámites preliminares, cuyo resultado podría derivar en la necesidad de nuevos trámites”, dice en el auto.

En concreto, García-Castellón quiere la documentación relativa a la supuesta financiación irregular del PP de Madrid encontrada durante la investigación sobre otra causa de corrupción que también imputa, la Caso lezo, cuya principal implicación es el expresidente madrileño Ignacio González, y que se toma declaración como investigado por Concepción García Diéguez, ex alta funcionaria de la Comunidad de Madrid.

El magistrado también quiere que dentro de este plazo de 90 días la decisión de la Audiencia Nacional sobre el recurso presentado por la Fiscalía contra su decisión, el 12 de mayo, de crear una nueva pieza sumaria, la número 13, centrada en las revelaciones del exalcalde. de Majadahonda, Guillermo Ortega (actualmente preso, cumpliendo condena por el Caso Gürteltel), e instruirlos independientemente del de la casilla b del PP, número 9. Anticorrupción defiende que el testimonio de Ortega pone de manifiesto la supuesta existencia de un tramo más de financiación irregular del partido en Madrid y, por tanto, no puede desprenderse.

«Dada la naturaleza de los hechos investigados, el procedimiento en cuestión, y en consideración de las circunstancias surgidas y la práctica de futuros nuevos procedimientos a realizar, el órgano de instrucción declara la prórroga de la duración de la investigación. durante tres meses «, dice el juez. Sin embargo, la decisión puede ser apelada.