El juez envió a la cárcel a los tres hombres adultos detenidos por la golpiza fatal de Samuel Luiz



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

El juez superior de la Tribunal de examen número 1 de La Corua Decidió enviar a la cárcel a tres de los seis detenidos por participar en el crimen el pasado fin de semana. Samuel Luiz, De 24 años, quien fue asesinado a golpes en dos etapas en el malecón temprano en la mañana.

Se encuentran bajo investigación por un delito de homicidio u homicidio, pendiente de definición en el curso de la investigación, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

Según fuentes judiciales, el juez acordó condenar a los tres hombres a la cárcel por el riesgo de fuga y la posibilidad de alterar o destruir las pruebas.

La niña queda en libertad con la obligación de comparecer ante el tribunal. Es precisamente la medida solicitada por la Fiscalía, como anticipó este diario. Ninguno de los sospechosos hizo uso del derecho a no declarar, sino que emitió una declaración ante el magistrado.

Cuatro de los seis detenidos se pusieron a disposición este viernes, mientras que los otros dos, detenidos en las últimas horas y menores de edad, permanecen en prisión. Comisaría de Lonzas y estará disponible para Corte juvenil En los próximos días.

Tras tomar declaración, la Fiscalía se refirió al ingreso en prisión de tres de ellos, tres hombres de entre 20 y 25 años, todos amigos de La Corua. Para el cuarto recluso que se puso a disposición, una mujer de la misma edad y domicilio, solicitó su liberación como investigadora. Ninguno de los cuatro tiene precedente.

Los cuatro -y también los dos menores- están acusados ​​de un delito de homicidio. Uno de ellos también fue robado porque, luego de golpearlo hasta matarlo junto con al menos otras seis personas, tomó el celular de la víctima y se lo quitó. Samuel perdió el dispositivo luego de que el considerado principal acusado lo golpeara primero y le pidiera al amigo que lo acompañaba que lo buscara, aunque nunca apareció.

Los cuatro que han comparecido ante la justicia son el que se considera el principal agresor – presumiblemente le dio el primer y último golpe -; una chica que lo acompañaba y que podía ser su pareja; otro amigo que daría el segundo golpe; y el responsable del robo del celular, quien también participó en la pelea. Su participación no ha trascendido a las otras dos, pero sé que ha sido activa, que son amigas del primero y que uno de ellos tiene historia.

Samuel Luiz.
Samuel Luiz.

La Policía Nacional los trasladó a Corte de noche pasadas las diez de la mañana, con la cabeza cubierta para no ser identificado, y la declaración finalizó alrededor de las cuatro de la tarde, seis horas después.

Por la mañana, frente a los juzgados, hubo una gran presencia de los medios de comunicación y también de un grupo de vecinos que regañó a los abogados de los imputados a su llegada al edificio, gritando «asesinos». La gente concentrada le dijo a uno de los abogados «que tu conciencia no te permite defender a esos asesinos» y le pidieron que abandonara el caso. se trata de Jos Ramn Sierra, defensor del cuarto preso, y que hace apenas unos años dejó la defensa de Jos Enrique Abun Gey, chicle, autor de la muerte de Diana Quer, debido a la pérdida de confianza en el cliente.

Sierra argumentó que su cliente es «inocente» y aseguró que este detenido, a diferencia de los otros tres, testificó en Comisara ante los agentes de la Policía Judicial «porque los inocentes siempre se declaran a sí mismos». Según explicó, acudió a la Policía del Estado «voluntariamente y como testigo» y no participó «en el linchamiento ni en lo que se considera asesinato».

El juez de la Instrucción 1 no toma el caso, que instruye al Juzgado de Primera Instancia número 8 de la ciudad, pero está de servicio este viernes y les tomó declaración.

El delegado del gobierno en Galicia, Jos Miones, subrayó este viernes, en declaraciones a los medios de comunicación en Santiago de compostela, que los investigadores del Brigada Provincial La Policía Judicial sigue con todas las líneas de trabajo abiertas y «no se descarta que haya detenidos en las próximas horas o durante el fin de semana». Funciona con la hipótesis de que habrá al menos siete atacantes.

El caso permanece bajo secreto sumario y el delegado del gobierno quiso pedir «reducir» el odio y dejar actuar a los investigadores «con la calma y prudencia necesarias» para lograr el objetivo de detener a todos los responsables y esclarecer el incidente. Al momento continúan recolectando las declaraciones de los testigos y visualizando las imágenes recolectadas por las cámaras de seguridad de la zona, las cámaras de tránsito del Policía Local y dispositivos móviles.

El análisis del celular de Samuel puede ser determinante y, además, los investigadores confían en que la declaración realizada por los cuatro internos en la sala del tribunal permitirá, en palabras de Miones, «contar con nuevas pruebas para poder en los próximos días. horas o durante el fin de semana. semana tienen nuevos arrestos «.

Un policía persuade a uno de los detenidos para que haga una declaración ante el juez.
Un policía persuade a uno de los detenidos para que haga una declaración ante el juez.

El crimen de Samuel desató una ola de solidaridad en todas partes España, con movilizaciones masivas y mensajes de apoyo diciendo que «lo mataron porque era gay» y que «importa cómo te llamen cuando te matan», porque los amigos de la víctima aseguran que el ataque fue homofóbico y que antes del primer golpe le dijeron «o deja de grabar o te mato, maricón» y, durante el ataque, «jodido maricón».

El delegado del Gobierno destacó este viernes que «será el juez quien determine si existe o no este crimen de odio», aunque la Policía, en este momento de la investigación, no está trabajando con esta hipótesis. Los policías pudieron establecer, a partir de las declaraciones de los amigos de Samuel y de los testimonios recogidos hasta el momento, que los agresores no conocían antes al fallecido ni sabían que era homosexual.

La golpiza fatal se produjo alrededor de las tres de la madrugada del sábado cuando Samuel, junto a su amigo, realizaron Lina, una videollamada con otro amigo. El agresor principal abandonó un lugar del cual fue expulsado por generar una discusión, interpretó que estaba siendo grabado y llamó su atención. Aunque la víctima intentó razonar con él, lo golpeó. En ese momento, otro amigo del atacante salió de un garrote y lo golpeó por segunda vez. La pelea se detuvo ahí porque un joven de origen senegalés medió para separarlos, pero poco después los atacantes regresaron acompañados de un grupo de amigos y comenzaron a patearlo y golpearlo hasta que se desmayó en el suelo, golpeándolo en la cabeza y el pecho. los que no sobrevivieron.

.