El juez interno de un centro de menores para dos de los detenidos por la golpiza fatal de Samuel Luiz



El periódico digital de Alicantur Noticias

El juez interno de un centro de menores para dos

Cinco de los presuntos responsables del linchamiento colectivo del joven Samuel Luiz, de 24 años, el pasado sábado en A Coruña, ya han dormido anoche en prisión. Tres jóvenes de entre 20 y 25 años en prisión y dos menores aún lo hicieron en un centro de internamiento. Solo la joven de 19 años detenida el pasado martes y novia de otro de los detenidos pudo regresar ayer a su casa, aunque también como investigadora por un homicidio o homicidio que se esclarecerá durante la investigación judicial.

Fue la Fiscalía la que reclamó la privación de libertad de todos los detenidos por presunta participación en la golpiza mortal del asistente de cuidados Samuel Luiz. Y el juez de Educación 1 de A Coruña, en funciones de guardia, dictaminó en la tarde de ayer viernes la detención provisional y sin fianza de adultos, según ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia porque existe un riesgo en su pérdida. o alteración y destrucción de evidencia. Al final de la tarde, luego de escuchar sus testimonios, la Fiscalía de Menores también invitó al juez a ordenar el internamiento de los dos más jóvenes, uno de ellos con antecedentes penales. El magistrado ordenó entonces el ingreso de los dos muchachos en un centro de menores, medida cautelar que deberá ser confirmada por el Juzgado de Menores, fuera de servicio este fin de semana.

Más información

De acuerdo con lo que se filtró, los jóvenes internos se culparon entre sí por los golpes y patadas de Samuel Luiz. En su declaración, la mujer insistió en que no lo golpeó, pero el tribunal la encontró acusada de homicidio o asesinato. Otro de los detenidos, detenido a principios del jueves, también está bajo investigación por malversación, porque robó el celular de la víctima. Los internos negaron que la brutal golpiza tuviese un componente homofóbico (como afirma Lina, la amiga que acompañó a Luiz esa noche), y aseguran que no lo conocen en absoluto. La Policía Nacional constató que, de hecho, no existía relación entre los asesinatos y la víctima y que el fatal accidente se inició por un malentendido con el terminal telefónico del fallecido, pero según el delegado del gobierno en Galicia, José Miñones, todavía lo es demasiado. temprano para descartarlo de alguna manera.

La atroz muerte de Samuel Luiz ha despertado una marea social de solidaridad y lucha contra la homofobia. El joven voluntario de Cruz Roja, miembro activo de una congregación evangélica y trabajador de la residencia gerontológica Padre Rubinos en La Coruña era, según sus amigos, homosexual. Durante el linchamiento, presuntamente perpetrado por miembros de la banda a la que pertenecen todos los detenidos, se profirieron muchos insultos, incluidos los de «maricón» y «maricón de mierda». Incluso el primer arrestado por esta causa (un joven de 20 años que ingresó a la cárcel) se habría dirigido a él con esa expresión: «O deja de registrarte o te mato, maricón».

Samuel Luiz no estaba filmando nada. Estaba solo con su amigo, a las tres de la mañana, a las puertas de un paraje llamado El Andén, donde también estaban los que luego acabaron con su vida, manteniendo una videoconferencia con otro querido amigo que vive en Pontevedra. El otro joven se negó a escuchar sus explicaciones y lo golpeó. Luiz intentó escabullirse, pero una horda de amigos del primer atacante abandonó el bar y comenzó una persecución. Lo derribaron sin dificultad por su superioridad numérica y fueron crueles hasta que murió a unos 150 metros del punto de partida. Los servicios de emergencia ya no pudieron salvarle la vida.