El juez interviene de lleno en Abengoa para facilitar su venta



La actualidad en Alicantur Noticias

El juez interviene de lleno en Abengoa para facilitar su

La adquisición de la multinacional andaluza Abengoa por parte del fondo californiano Terramar Capital ha sido más sencilla desde el martes, a pesar de la triangulación que requiere esta operación de rescate de la empresa, que quebró desde el pasado mes de febrero. El juez Miguel Ángel Navarro, titular del Juzgado de lo Mercantil de Sevilla que ordenó el concurso de acreedores, autorizó a la administración concursal de la sociedad a tener todo el poder ejecutivo y desactivar lo que ha mantenido el consejo de administración de Abengoa, con el fin de facilitar la compra de Terramar Capitale.

El objetivo del magistrado es incentivar al fondo estadounidense para salvar de la quiebra a la multinacional andaluza con una financiación de 200 millones de euros, aunque este dinero esté subordinado a una ayuda de 249 millones solicitada al holding industrial español (SEPI) desde que el banco aportó nuevos líneas de avales por 300 millones. De momento tanto la Sepi como el banco continúan estudiando su aportación y no hay luz verde para esos 549 millones. La oferta de Terramar Capital es la única vigente luego de que los hermanos mexicanos Luis y Mauricio Amodio se retiraran hace dos meses para hacerse cargo de la empresa.

Más información

La administración concursal del despacho, ejercida por el despacho de abogados EY, solicitó al juez el control total de Abenewco1, filial operativa de Abengoa, y ahora el juez ha reconocido los derechos políticos y económicos reclamados. La resolución motivada sustituye las «facultades de administración y disposición sobre la masa activa» de Abengoa, para favorecer «la admisibilidad de las ofertas a evaluar, empezando por afirmar la oferta actual y actual de Terramar», reza la ordenanza del magistrado, dictada ayer martes. .

El juez motiva su decisión dada la «situación crítica de liquidez» que sufre Abengoa y la guerra interna por el control de la compañía -entre Abengoa y los pequeños accionistas críticos-, y que podría impedir el resultado positivo de la oferta de compra: «La incertidumbre «La falta de seguridad jurídica y la posibilidad de un impacto negativo» del conflicto empresarial pondrían en peligro el futuro de la firma, subraya el magistrado. La disputa podría hacer fracasar la operación de rescate con dinero estadounidense, según el juez. “El delicado proceso de negociación y elaboración y desarrollo de la propuesta de acuerdo actualmente en curso, que cumple con la única oferta vinculante existente hasta la fecha (Terramar) y sin perjuicio de otras que puedan concretarse en un plazo razonable”, agrega el magistrado.

Los accionistas críticos, que ahora ven mermado su poder, se unen bajo la sindicación de AbengoaShare -con el 21% del capital, el mayor paquete accionario- y fueron los que forzaron la destitución de la presidencia del consejo el pasado mes de enero. Urquijo, que había negociado el último rescate. Este grupo de pequeños accionistas rechaza la oferta de Terramar Capital, fondo que consideran especializado en el desguace de empresas. La orden del juez mercantil podrá impugnarse ante el juzgado de Sevilla en los próximos cinco días.

Tras la decisión del juez, Abengoa comunicó su contenido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como hecho relevante: «[La compañía] se pasa del régimen de intervención actual al de suspensión de las competencias de los concursantes sobre el patrimonio y al régimen de intervención de las competencias de los órganos administrativos respectivos para el resto de sociedades pertenecientes al grupo concursal ”.