El juez otorga un primer permiso de detención con restricciones a Francisco Correa



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Francisco Correa, a su llegada a la Audiencia Nacional, en una imagen de archivo.
Francisco Correa, a su llegada a la Audiencia Nacional, en una imagen de archivo.Uly Martín

El empresario Francisco Correa, líder confeso de la conspiración de Gürtel, saldrá del penal de Valdemoro (Madrid) donde se encuentra recluido en los próximos días para disfrutar de su primera baja desde que fue condenado. Por supuesto, la salida de tres días estará sujeta a varias restricciones, incluido el requisito de permanecer todos los días en la dirección que establezca como su residencia entre la medianoche y las ocho de la mañana siguiente, según el juez de libertad condicional de la prisión. Juzgado, José Luis de Castro, en la orden judicial que especifica las «reglas de conducta» que el empleador debe seguir durante la salida.

Además, el magistrado solicita a los Institutos Penitenciarios que coloquen una pulsera de control telemático en la cabeza del Gürtel, que le permitiría saber en cualquier momento dónde se encuentra, o en su defecto, que el empresario acude todos los días a la comisaría más cercana . Correa, quien acumula varias condenas por las distintas piezas del Caso Gürteltel, incluida una mujer de 51 años que fue impuesta por la Corte Suprema en el caso principal, ha fijado el plazo máximo de cumplimiento en 18 años y no extinguirá su condena hasta el 2 de octubre de 2031.

Más información

La decisión del juez, que contó con el apoyo del Ministerio Público, se produce después de que el empresario impugnara la decisión del pasado mes de marzo de la Autoridad de Atención Penitenciaria -un órgano interno integrado por profesionales penitenciarios- de denegarle un permiso por tercera vez. El penal había alegado por ello la gravedad de los delitos cometidos por Correa, la sentencia aún por cumplir, los procesos judiciales pendientes y «la falta objetiva de garantías para hacer buen uso del permiso». El magistrado les hace varias consideraciones a todos ellos. Así, resalta que Correa cumplió el primer cuarto de su condena hace más de tres años, en abril de 2018, la obligación provisional prevista por el Reglamento Penitenciario de solicitar permisos, y nos recuerda que «las responsabilidades [penales] esperar «no debería ser» un impedimento […] mientras que el infractor goza del principio de presunción de inocencia «en los casos en que aún no ha sido juzgado.

Respecto al riesgo de que el empresario no hiciera buen uso del permiso, De Castro enfatiza que la institución de salud no justifica su tesis y recuerda que, por el contrario, Correa mostró «un comportamiento correcto en la cárcel, sin ninguna sanción. presente y llevando una vida normal en el módulo de limpieza y en el gimnasio «. En este sentido, el juez subraya que, desde el pasado mes de octubre, viene ayudando a otros internos» a hacer recursos, a comprender las distintas ordenanzas y resoluciones, de esta manera iniciando un camino mayor implicación en la dinámica del módulo de cumplimiento. [destinados a presos poco conflictivos]“¿Dónde está internado?

El juez también valora positivamente que el empresario ha mostrado su voluntad de pagar la responsabilidad civil con la repatriación de los 20,7 millones de euros que tenía escondidos en Suiza, que ha comenzado a colaborar con la justicia en casos pendientes y que ha manifestado interés en participar en el programa de reintegración de corruptos lanzado por Interior el pasado mes de enero. En este sentido, el magistrado enfatiza que el «cambio de comportamiento y valores» que experimentó Correa durante su estancia en prisión hace recomendable que siga este plan, denominado Programa de Intervención en Delitos Económicos (Pideco), y que si es Aún no se ha iniciado no es imputable a él, sino al hecho de que aún no se imparte en el penal de Valdemoro donde se encuentra recluido.

En el auto, el juez también recuerda tanto la carta que el propio Correa le envió desde la cárcel el pasado mes de marzo en la que expresaba su «pesar» como el informe elaborado por los psicólogos penitenciarios en mayo en el que se notaba que el jefe de Gürtel había había asumido su responsabilidad y reconocido los actos cometidos como «consecuencia de un estilo de vida y valores implícitos en el mundo en el que trabajaba, con una baja percepción de riesgo y normalización de la conducta delictiva en su entorno». Por todo ello, el juez subraya que «la actitud de los condenados debe valorarse muy positivamente» cuando se decide otorgar un permiso.

En cuanto a la colaboración con la justicia, la ordenanza subraya que ya ha sido reconocida en ambos informes del Ministerio Público – entre estos, uno se refirió recientemente a una de las piezas aún no procesadas, la referida a la Municipalidad de Boadilla del Monte Consiglio (Madrid) –– como en las frases. El juez cita específicamente la sentencia dictada, el 25 de noviembre, por la Audiencia Nacional en el caso del desvío a Gürtel de fondos públicos destinados a la organización de la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en 2006. El tribunal condenó a Correa por esos hechos. a 13 años y siete meses desde la aplicación de una atenuación por «su confesión espontánea durante la declaración en el proceso oral del transcurso de los hechos y de cuál fue su participación y la de los demás imputados, corroborando así los datos y prueba del Caso «.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *