El juez propone juzgar al exjefe de seguridad de la Mutualidad por contratación de Villarejo



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

El comisionado retirado José Manuel Villarejo abandona la Audiencia Nacional el 2 de julio luego de declarar.
El comisionado retirado José Manuel Villarejo abandona la Audiencia Nacional el 2 de julio luego de declarar.Eduardo Parra / Europa Press

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha dictado auto en el que propone procesar al exdirector de seguridad de la aseguradora Mutua Madrileña, Benjamín García Cañón, por corrupción, por contratar al comisario retirado José Manuel Villarejo para preparar informes de solvencia para, otros, el expresidente de la entidad José María Ramírez Pomatta y su familia. El magistrado -que también está procesando al policía y a su socio, el abogado Rafael Redondo por el mismo delito- concluye que García Cañón autorizó con su firma el pago de 18.880 euros, IVA incluido, a Villarejo por esta labor en 2012, cuando este Seguía siendo un comisionado activo de la Policía Estatal. La decisión aún no es definitiva y se puede apelar. El coche mantiene a Mutual fuera del caso.

Esta pieza, la número 15, es una de cuatro de las más de treinta disponibles en la macrosíntesis de Operación Tándem que investiga las presuntas actividades ilícitas del policía retirado que el juez ha cerrado en los últimos días. La decisión también se tomó el mismo día en que el magistrado, a bordo de otro coche, despidió a Repsol y Caixabank, así como al actual presidente de la petrolera, Antonio Brufau; y al ex presidente del banco y ex vicepresidente de la energética, Isidro Fainé por los pedidos que ha realizado Villarejo para estas empresas.

Más información

El auto de Mutua Madrileña, fechado el pasado martes y estrenado este jueves, especifica que Villarejo tuvo, el 20 de octubre de 2009, una reunión con el entonces jefe de seguridad de la empresa (dejó la empresa hace siete años) en él que le ofreció la promoción. de «un proyecto de investigación llamado Lump Project». El objetivo último era «salvaguardar los intereses» de la empresa ante lo que el documento elaborado por el concejal calificaba como «una situación de riesgo como consecuencia de prácticas poco ortodoxas de determinadas personas». Entre ellos citó al expresidente Ramírez Pomatta, quien renunció en mayo de 2008, y dos de sus ex colaboradores, Juan Expédito Suárez y Arturo Baldasano. El comisario ha elaborado al menos un informe de situación, otro preliminar y tres anexos. En uno de estos últimos se detallaron tres posibilidades de contratación que, en el caso de que la investigación hubiera durado cinco meses, ascendían a 375.000 euros. El juez no incluye en el auto el descubrimiento de pistas que indiquen que el policía ha hecho este trabajo y que la Hipoteca finalmente ha gastado alguna cantidad.

La investigación los identificó, sin embargo, en un trabajo posterior, de 2012, que Villarejo denominó “Proyecto Otoño” y en el que el objetivo era, una vez más, Ramírez Pomatta. Como se especifica en la orden, esta orden habría estado motivada por la demanda que el expresidente había interpuesto contra su ex empresa por el monto de la indemnización que pagó y por la que estaba pidiendo 21 millones. La Audiencia Provincial de Madrid en enero de ese año condenó a la Mutualidad a pagar a su exjefe de oficina unos 14 millones de euros. «Dado el asunto que el solicitante [Ramírez Pomatta] Se solicitó la ejecución provisional de la sentencia, y asesorada por sus abogados, Mutua Madrileña solicitó, de forma inmediata y urgente, la redacción de un informe de solvencia capital «de su expresidente, recoge el magistrado. El entonces jefe de seguridad, ahora procesado, fue quien encomendó este trabajo al Grupo Cenyt, la empresa de Villarejo que servía de epicentro de su entramado empresarial.

El juez precisó que el comisario y su socio entregaron en febrero del mismo año un documento que recogía los datos personales, patrimonio, actividad profesional, empresas y cargos anteriores de Ramírez Pomatta, así como la profesión de sus cuatro hermanos, su esposa y Cuatro niños. Villarejo subraya en el documento la posible existencia de «actuaciones irregulares» del exdirector y sugiere que «podrían ser rentables en cualquier medida, incluso en el ámbito judicial». Por tal motivo, el policía solicitó «la provisión de algunos medios complementarios, según criterios para ser evaluados de manera conjunta». Finalmente, la Corte Suprema anuló la pensión de jubilación del expresidente en mayo de 2014, al considerar que su recaudación constituía un «abuso de derechos».

Por ese primer informe, Cenyt recibió 18.880 € de Mutual en tres pagos realizados entre febrero y julio bajo el concepto de «estudios de solvencia patrimonial». El juez señala que el comisario solo gastó 459 euros en consultar los registros de la propiedad inmobiliaria y mercantil para prepararlo.