El juzgado madrileño ordena una investigación sobre los policías del ‘fútbol a la puerta’ de Marlaska



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado una investigación sobre los 6 agentes de la Policía Nacional, autores del llamado saber ‘patear la puerta de Marlaska’, que irrumpió en una casa de la capital el pasado mes de marzo con un carnero. El objetivo de los agentes era identificar a un grupo de personas que estaban celebrando una fiesta sin respetar las medidas de seguridad establecidas por el Gobierno contra la pandemia del COVID-19.

Esta polémica acción fue defendida públicamente por el Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Sin embargo, peritos legales consultados por Libertad Dgital se quejaron de que la policía solo puede ingresar a una casa con autorización judicial, con la autorización del residente o en caso de delito flagrante. En este sentido, la jurisprudencia de Corte Suprema define delito flagrante como aquél que se comete o acaba de cometerse cuando se captura al autor del delito.

Los magistrados evalúan el recurso presentado por el abogado Juan Gonzalo Ospina, que defiende al dueño del piso donde tuvo lugar la fiesta en via Lagasca en Madrid y pide al Juzgado de Educación n. 4 de Madrid para investigar a los 6 policías.

Dicho Juzgado investigó por posible desobediencia a los jóvenes que participaron en la fiesta y al propio inquilino. Fue entonces cuando la defensa encabezada por Ospina presentó una denuncia contra los agentes por los delitos de robo y dañosy, paralelamente, recurso directo ante la Audiencia Provincial de Madrid. El instructor decidió entonces detener la declaración ya que fue acusado de jóvenes.

Según la orden de 8 páginas, «en el caso de una medida administrativa, la obligación de identificarse ante los agentes, como se desprende de la ley que le es aplicable, no es de naturaleza criminal ni mucho menos un delito flagrante, ya que las personas que se encontraban dentro de la casa, solo se negaron a abrir la puerta y por lo tanto a identificarse, por lo que no hubo temor a una progresión criminal o la desaparición de pruebas de un delito que al final no había sido la tarea. . «

«Entendemos que ha habido un exceso en el ejercicio de la autoridad por parte de los agentes de policía, con violación del derecho a la inviolabilidad del domicilio, y por ello procede que el juez de instrucción, luego de la inadmisibilidad de la denuncia para tratar, por no constituir delito, los hechos narrados en la memoria, proceda a deducir testimonios, en caso de que la acción de, pudiera Ser constitutivo de delito ”, concluye la Audiencia Provincial.

En declaraciones a LD, el abogado defensor Juan Gonzalo Ospina manifestó que esta resolución «No es el éxito de nuestro cliente, es el éxito de toda la democracia.Es el éxito de la separación de poderes, es el éxito del estado de derecho. La ley está por encima de todo y para todos, más cuando es la policía quien la hace cumplir ”.

.