El Madrid envía una carta a Calviño para «aclarar» los requisitos para el reparto de ayudas directas



La actualidad en Alicantur Noticias

Actualizado:

La distribución de 7.000 millones en ayudas directas a pymes y autónomos de Covid acerca a las comunidades autónomas por el camino de amrgura. Estos, que están a cargo del gobierno de otorgar el dinero a las empresas afectadas, no han podido escribir ni asesorar al gobierno sobre las condiciones que estaban previstas en el decreto para acceder al mismo. Según informa Alicantur Noticias, son muchas las empresas que no solicitan ayuda debido a los requisitos del decreto ley. Especialmente el que dicta que las ayudas no pueden ser recibidas por aquellas pymes o autónomos que no tengan costes de facturación pendientes. Una barrera que ahora, como publicó hoy La Información, Calvino quiere quitar informar a las Regiones que el dinero también puede ir a empresas no morosas.

Este cambio de criterio sin confirmarlo oficialmente ha enfurecido a algunas comunidades autónomas, ya que el decreto ordena lo contrario. Por ejemplo Madrid, donde el consejero de Economía, Hacienda y Trabajo, Javier Fernández-Lasquetty, envió una carta, a la que tuvo acceso Alicantur Noticias, para que «aclarar, oficialmente, qué conceptos pueden financiarse con estas ayudas de acuerdo con el texto aprobado ”.

Además, pide que «si entiende que los conceptos a financiar deben extenderse más allá de lo previsto en dicho texto normativo, debe aprobar la normativa relacionada para que los auditores autonómicos puedan supervisar favorablemente estas ayudas ”.

Antes de escribir la carta, Lasquetty compareció ante los medios de comunicación antes de sumarse a la conferencia sectorial convocada por Calviño para denunciar este hecho. En su opinión, la actuación de Calviño no es grave. «Hemos aprendido por información de un medio de comunicación que la Economía está dispuesta a otorgar esa ayuda a ciertos casos que no aparecen en el decreto aprobado por el gobierno», dijo.

Además, sostiene que las pymes y los autónomos con grandes pérdidas pero sin deudas deberían haber podido beneficiarse de la ayuda desde el principio. “El gobierno no lo puso en el decreto. Calviño lo escribió sin hablar con ninguna comunidad autónoma. ¿Qué sucedió? Esto está muy mal hecho. Lo escribe, lo lleva al Consejo de Ministros y lo firma. Ahora quiere decir a través de un medio de comunicación que lo aplicamos de manera diferente de las disposiciones de la ley ”, denuncia.

Según informó Alicantur Noticias, algunas regiones habrían ejercido presión sobre Hacienda y Economía para flexibilizar los términos de la ayuda. La norma, además de tener deudas pendientes de pago, exige una reducción superior al requisito principal 30% de facturación respecto a 2019 de las empresas interesadas, que aspiran a recibir entre 4.000 y 200.000 euros –O 500.000 en el caso de Baleares–. Condiciones que, según el presidente de la ATA, Lorenzo Amor, significan que «ni el 12% de los autónomos las han solicitado».

Los datos recopilados por Alicantur Noticias hasta la semana pasada también muestran que pocas empresas han solicitado ayuda. Por ejemplo, en Baleares, que recibió 855 millones de euros, el gobierno estimó que 33.000 empresas podrían beneficiarse de las ayudas. Tras ampliar el plazo de dos semanas, el número total de autónomos y pymes que han solicitado las ayudas no alcanza 12 000. Es decir, casi dos tercios menos de lo esperado.

La ampliación de los plazos y el aumento de los sectores que pueden beneficiarse de ella fueron dos ‘trucos’ que utilizaron las Regiones para incrementar el número de solicitudes, incluso sin el efecto deseado.

Míralos
Comentarios

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *