El número de muertos por el ataque a una escuela de niñas en Afganistán asciende a 85



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Las autoridades de Afganistán aparecieron este lunes a las 85 víctimas del atentado perpetrado el sábado contra una escuela de niñas en la capital de Afganistán, Kabul, lo que también llevó a más de 150 heridos, sin que por el momento exista un reclamo de paternidad.

Fuentes del despacho del vicepresidente segundo de Afganistán, Saruar Danish, facilitaron este nuevo balance del ataque al centro, ubicado en el distrito Dasht-e Barchi, en declaraciones a la cadena de televisión afgana Ariana, sin dar más detalles al respecto. .

El Ministerio del Interior dijo este domingo que el ataque había provocado al menos 63 muertos y más de 150 heridos, aunque muchos de ellos se encontraban en estado grave, por lo que no se descarta que el número de víctimas pueda aumentar.

El área donde se encuentra la escuela es una de Mayoría chiíta y hazara de la ciudad, Esto ha llevado a la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán (AIHRC) a exigir una mayor protección del gobierno.

Por ello, afirmó que el gobierno «tiene la obligación, en virtud del derecho humanitario, de proteger a la población en riesgo de crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad, depuración étnica o genocidio «, antes de recordar que 40 estudiantes murieron en otro ataque similar en octubre de 2020.

«El gobierno afgano debería anunciar inmediatamente un plan de protección basado en los derechos humanos para Dasht-e Barchi y el oeste de Kabul. Esto debería incluir planes de reparación colectiva», dijo la organización.

El presidente afgano Ashraf Ghani condenó el ataque y culpó a los talibanes, mientras se decreta este martes como día de duelo nacional en memoria de las víctimas, según informa el canal de televisión afgano Tolo TV.

En ese sentido, dijo que grupos «ignorantes» están detrás de estos ataques y destacó que «los talibanes deben ser conscientes de que no lograrán sus malvados objetivos a través de la guerra y que si no dejan la guerra a un lado serán más odiados». por la población y será reprimido por las fuerzas afganas «.

El portavoz de los talibanes, Zabihulá Mujahid, condenó el ataque del sábado y dijo que «es la acción de círculos siniestros que operan en nombre del Estado Islámico y al amparo y al amparo de los servicios de inteligencia de la administración de Kabul «.

.