El Parlamento aprueba garantizar las garantías del ‘procés’ con dinero público



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Barcelona

Actualizado:

El Parlamento de Cataluña aprobó este jueves el decreto ley que permitirá a la Generalitat garantizar con fondos públicos la coacción impuesta por Tribunal de cuentas (ToC) a 34 ex miembros del gobierno por la acción exterior del ‘procés’. En total 5,4 millones por gastos indebidos que los acusados ​​no tendrán que afrontar con su patrimonio personal. La propuesta salió adelante con los votos de ERC, Junts, CUP y la abstención del PSC y los Municipios. Vox, Cs y PP votaron en contra.

A última hora de la tarde tuvo lugar el debate y la votación total de la propuesta de creación de este fondo de recursos, denominado Fondo Complementare Rischi (FCR), tras el dictamen de la Consejo de Garantía estatutario
sobre este punto que habían solicitado varios partidos de oposición. Con el visto bueno (no vinculante) del órgano consultivo, el ministro de Economía, Jaume Giró, se presentó frente al hemiciclo para explicar las ventajas de una fórmula que él mismo trató de evitar en un principio.

«Es un mecanismo para restaurar el espacio de libertad para realizar acciones políticas», defendió Giró, que forma parte de la participación de Junts en el ejecutivo regional. Asimismo, enfatizó, el fondo servirá para «proteger» a los trabajadores públicos «como hacen todas las democracias» y garantizará el derecho a la presunción de inocencia al evitar la incautación de bienes y ahorros de funcionarios o funcionarios públicos. En la lista de personas que evitarán secuestros con este fondo se encuentran, entre otros, Carles Puigdemont, Oriol Junqueras o Artur Mas, así como exdiputados, ex altos cargos del Gobierno y personas vinculadas a las «embajadas» de la Generalitat ya la acción por la independencia exterior. Giró, que evitó mencionar los nombres que se beneficiarán del decreto, suavizó su tesis prediciendo que este fondo resistirá el «juicio» del paso del tiempo.

Abstención del PSC

Tras el discurso de Giró, ocupó el atril del Parlamento Alicia Romero (PSC), quien aclaró una de las dudas que se cernían sobre la sesión de hoy: si los socialistas se pondrán del lado del gobierno catalán y apoyarán la creación del fondo. “La pregunta que debemos hacernos es por qué las aseguradoras han renunciado a cubrir ciertos riesgos de la Generalitat”, comenzó el diputado. Aunque Romero reconoció que el dictamen del Consejo de Garantía deja al PSC dudas sobre la legalidad del fondo, anunció la abstención de su partido sobre la base de los «errores» cometidos por el gobierno al plantear y desarrollar su propuesta.

El PP, sobre Giró: «Trilero de Las Ramblas»

Entonces, y el significado desconocido del voto de los de Salvador Illa, aparecieron el resto de formaciones. Vox criticó el gasto de la Generalitat en la promoción internacional del ‘procés’ y acusó al Gobierno de querer hacer que los catalanes hagan un «Lola Flores» haciéndoles pagar colectivamente los «gastos irregulares del proceso separatista». Entonces la TAZA Defendió la regla y aprovechó la oportunidad para acusar al Tribunal de Cuentas de que sus miembros y su noción del estado de derecho están «desactualizados». En la misma línea, el común, que se abstuvo tras acusar a la ToC de querer «poner piedras» en el «camino del diálogo».

Los ciudadanos, por su parte, indicó que quien vote a favor del fondo se asegurará de que «el dinero de los catalanes» sea «robado con impunidad». Alejandro Fernández, líder de la PÁGINAS en Cataluña también criticó la «ilegalidad» de la estrategia de la Generalitat, comparando al concejal Giró con un «trilero de las Ramblas». “Pusieron instituciones y servicios públicos al servicio de presuntos malversadores”, se quejó tras señalar que el fondo “recicla delitos pasados ​​con el dinero de todos”.

Míralos
Comentarios

.