El Parlamento Europeo da luz verde por abrumadora mayoría al acuerdo posterior al Brexit



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, el 27 de abril de 2021 en Bruselas.
El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, el 27 de abril de 2021 en Bruselas.DPA a través de Europa Press / Europa Press

El miércoles, el Parlamento Europeo aprobó la ratificación del acuerdo comercial y de cooperación alcanzado por la Unión Europea y el Reino Unido el pasado 24 de diciembre, que entró en vigor de forma provisional el 1 de enero de este año. La luz verde por abrumadora mayoría (660 votos a favor, 5 en contra y 32 abstenciones) cierra casi cinco años de trabajo diplomático y legislativo, que comenzó tras el referéndum de 2016 en Reino Unido que aprobó el Brexit. «El acuerdo mitiga las peores consecuencias del Brexit y es bueno para los ciudadanos», dijo el presidente del Parlamento, David Sassoli, tras conocer el resultado de la votación del martes.

El pacto está listo para entrar en vigor definitivamente el 1 de mayo, una vez que el Consejo de la UE haya concluido el proceso de ratificación. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, aseguró que a partir de ahora «la UE seguirá trabajando de forma constructiva con el Reino Unido como un importante amigo y colega».

Más información

Londres también acogió con satisfacción el acuerdo: “Acogemos con gran satisfacción el voto abrumador del Parlamento Europeo sobre nuestro acuerdo comercial con la UE. Espero que ahora podamos comenzar un nuevo capítulo juntos como europeos, caracterizado por una cooperación amistosa entre soberanos iguales. Gracias a la Comisión Europea y Michel Barnier [el negociador comunitario] por ayudarnos a llegar aquí «, dijo el negociador británico David Frost en Twitter.

La votación en el Parlamento Europeo se produce tras cuatro meses de escrutinio por parte de los eurodiputados de un acuerdo que los negociadores de Londres y Bruselas consiguieron concluir en la tarde de Nochebuena de 2020. Ese pacto evitado in extremis un escenario de ruptura sin acuerdo solo una semana antes de que expire el período de transición de salida del Reino Unido el 31 de diciembre. Los equipos negociadores liderados por Barnier y Frost lograron superar todas sus diferencias tras casi 11 meses de negociaciones marcadas por las dificultades sanitarias y logísticas provocadas por la pandemia del covid-19.

El texto fue aprobado rápidamente por el Parlamento británico. Pero el europeo prefirió someter el pacto a una revisión a fondo aunque no tenía poderes para modificarlo, solo para aprobarlo tal cual o rechazarlo de plano.

El martes, el debate previo a la votación (más de cuatro horas y media) y la larguísima lista de ponentes (una de las más numerosas de los últimos años) se atascaron en el momento histórico que implicaba autorizar la ratificación del primer convenio de canje. con un antiguo socio de la UE. Antes del debate, casi todos los eurodiputados presentes en la cámara le dieron un aplauso de despedida a Barnier.

El resultado de la votación conocida este miércoles arroja una abrumadora mayoría a favor del acuerdo, incluso superior a la lograda por el acuerdo de salida en enero de 2020. Posteriormente, se aprobó el pacto Brexit con 621 votos a favor, 49 en contra y 13 abstenciones. Ambas votaciones demostraron que, contrariamente a lo que defienden algunos grupos euroescépticos, la UE no es una prisión para ninguno de sus miembros, sino un club cuyos valores, derechos y obligaciones se asumen de forma voluntaria y soberana. El Brexit permitió utilizar por primera vez, con relativo éxito, el artículo 50 del Tratado de la UE, incorporado en 2009 tras el borrador constitucional de la Convención Europea.

El voto a favor del acuerdo post-Brexit, sin embargo, no oculta la desconfianza de Bruselas hacia el gobierno de Boris Johnson, especialmente en relación al protocolo del acuerdo de convivencia entre Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte. Durante el debate previo a la votación del martes, muchos eurodiputados pidieron a la Comisión Europea que esté extremadamente alerta para garantizar que Londres cumpla con el acuerdo y evitar que Irlanda del Norte se convierta en un hueco para la entrada de productos en el mercado.