El Parlamento Europeo no quiere que las corridas de toros se financien con fondos agrícolas europeos



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

El Parlamento Europeo no quiere que las corridas de toros

Él Parlamento Europeo hoy reiteró su voluntad de no subvencionar la corrida con fondos agrícolas europeos. En una votación celebrada este miércoles, el Parlamento Europeo rechazó que el Política agrícola común (PAC) Subvencionar «explotaciones ganaderas» para «carreras cortas», lo que confirma la decisión tomada hace cinco años.

En la votación de hoy, la negativa a dar estas ayudas a la tauromaquia con 335 votos a favor, 297 en contra y 60 abstenciones. Los grupos verdes (CeC), socialistas, liberales (salvo el PNV que se abstuvo en este punto), los grupos unificados de izquierda (Podemos, Bildu e IU) y JxCAT aprobaron la enmienda. El PP, Vox y Ciudadanos votaron en contra.



La votación sobre este punto forma parte del habla del Parlamento Europeo con el Consejo y de la Comisión Europea con los Estados Reforma de la PAC. Estas conversaciones se llevarán a cabo en los próximos meses y no se espera que la reforma de la PAC entre en vigor antes de 2022. Sin embargo, es posible que en el curso de esta negociación no se lleve a cabo de manera efectiva. No obstante, con esta enmienda aprobada queda clara la posición del Parlamento Europeo frente a las corridas de toros y cualquier actividad relacionada con la cría de toros para las corridas de toros.

La PAC era, hasta hace poco, una de las formas en que los toros fueron financiados, como parte de la ayuda se destinó a la ganadería. La ayuda no distinguía la actividad agrícola a la que estaban destinados los fondos.

La cámara ya había defendido la abolición de estas ayudas en 2015, en el anterior proceso de negociación de la PAC, y ahora la ha ratificado antes de negociar todo el paquete de reformas de esta política agrícola con capitales europeas. los enmienda aprobada en 2015 aclaró que las prácticas «que implican la muerte del toro» no pueden ser financiadas porque significarían «una clara violación de la Convención Europea para la protección de los animales destinados a la ganadería».



En ese momento, hace cinco años, se estimaba que las subvenciones a los toros alcanzaban los 130 millones de euros anuales, beneficiando a unos 200 ganaderos. En España hay más de 1.000 rebaños de pelea que tienen un censo de más de 200.000 animales.