El partido Borox irradiaba «pura tolerancia»



La actualidad en Alicantur Noticias

Borox

Actualizado:

La fecha, la ciudad y el cartel lo requerían. Fue un homenaje a Toledo, a su afición, a sus rebaños, a sus toreros. En la tierra de Domingo Ortega, con el ganado de la familia Lozano, al día siguiente de que Don Pablo cumpliera 90 años y con el último producto de la casa (el torero Álvaro Lorenzo) abriendo un manifiesto que cerraba la ilusión más sincera de la provincia ( el torero Tomás Rufo), Se planeó un heads-up de diversos grados, pero de pura tolerancia..

Luchó elegantemente en el primer Alvaro Lorenzo, un apuesto hombre de Cuatre, a quien el toledano trató de llevarse sin dejarse engañar a pesar de aflojar el rostro. Luchaba con suavidad natural y tenía la mente fresca frente a un animal que pronto se volvió menos.

El tercero indicó cosas muy buenas en el manto de Lorenzo. El toledano ha sabido esbozar algunas de las hermosas corridas de manto que atesora. Tras cruzar el caballo, ‘Drummer’ cambió y cargó, defendiéndose a media altura. Sin embargo, Apareció un Lorenzo firme, que no dudó antes de las paradas y parecía querer y necesitar más toro del que tenía.. Cerró por luquesinas y la espada no ató el trofeo.

El quinto lucía hierro de El Cortijillo y excelente cuajo. Lorenzo se acercó a Verónica, acercándose a los medios y en un gran desfile con la capa a la espalda. El toro cargó con todo, que no era poca cosa. Toledano fue al brindis por El Puchi, su secuaz, y lo hizo en su Borox. ‘Pintamonas’ fue precoz, con la importancia que le da su volumen. La muleta toledana se arrancó como un tren a punto de descarrilar y al que Lorenzo, muy quieto, abordó. Soportó las paradas y cuando se acabó el burel, aún le quedaba la inspiración para, tras cambiar la espada, dejarla en la piscina y realizar la nivelación sin ayuda. No querían dejar nada dentro. Le prescribió un gran golpe de espada, lo único que se le había resistido en la tarde y que le valió el doble trofeo.

Saludo De color herrumbre el segundo se adaptó a Verónica y lo llevó a los medios entre el olé. La remoción para las chicuelinas fue muy ajustada y se tiró sobre el hinojo para comenzar con una muleta y terminar peleando en la ronda. De pie, hizo todo a favor del lindo berrendo que amenazó con irse, pero cuando se quedó, sobre todo en la naturaleza, puso cara de clase. Lo mejor vino entre las tiras cuando dejó dos naturales extraordinarios antes del epílogo con la corrida de toros. Pinchó el primer partido y prescribió un soberbio disparo que le valió un trofeo.

El cuarto se lo tomó con agrado por los delantales. Con la muleta encontró un gran ‘Tambor’ y llegó la sinfonía. Era natural que el torero de Peppino se volviera loco para pelear. Después de la izquierda vino la derecha y el trabajo fue redondo a la estocada y otro trofeo caminó.

Se arrodilló para recibir el sexto y luego despegó hacia tafalleras. Parecía hacerlo mejor a la izquierda. Y precisamente por esa pitón empezó a pelear tras un cambio por detrás en los medios. Hizo un trabajo difícil al presentarlo a ambas pitones y con más de 3/4 de una muleta arrastrada.. El animal tenía embestidas y Rufus se encontró a gusto, y cuando cayó, el ternero lo apretó hasta sacar todo lo que tenía y después de una gran estocada bajó un trofeo.

EXPEDIENTE

Borox. Lunes 30 de agosto de 2021. Toros y novillos de Alcurrucén y «El Cortijillo» (5º), bien presentados y con un juego variado para:

Alvaro Lorenzo (fucsia y oro) ovación con saludos, silencio y dos oídos

Thomas Rufo (tabaco y oro) oreja, oreja y oreja

Destacaron el torero Álvaro de la Calle (rojo y dorado) y el torero Rafael Reyes (azul marino y dorado).

Míralos
Comentarios

.