El PP, fuertemente condenado por aprovecharse de la trama de Gürtel



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

El PP fuertemente condenado por aprovecharse de la trama de

La condena del PP por beneficiarse de las actividades corruptas de la trama Gürtel ya es firme. El Tribunal Supremo confirmó la sentencia que precipitó la salida de Mariano Rajoy de La Moncloa y ratificó, con ligeros ajustes, las penas de prisión para 29 imputados fijadas por la Audiencia Nacional. También se confirma la lucrativa responsabilidad civil del PP y de la exministra Ana Mato, pero considera «excesivas» las menciones en la casilla b del PP que hace la Audiencia Nacional porque, advierte el juez, no puede haber responsabilidad penal sin acusación ni defensa. . Once de los imputados están condenados a más de 12 años de prisión, entre ellos Francisco Correa, Pablo Crespo, Luis Bárcenas, Guillermo Ortega y Rosalía Iglesias, aunque el Tribunal Superior ha modificado algunas de las sentencias impuestas por la Audiencia. Entre estos, el del ex tesorero del PP, que pasa de 33 años y cuatro meses de prisión a 29 años y un mes.

La sentencia de la Audiencia Nacional desencadenó un terremoto político en mayo de 2018 que acabó en apenas cinco días con la carrera política de Mariano Rajoy y llevó a Pedro Sánchez a la presidencia. La confirmación de la sentencia por parte del Tribunal Supremo certifica los hechos que llevaron al PSOE a presentar una moción de censura para expulsar al PP del gobierno. El Tribunal Supremo examinó 42 recursos y 29 penas de prisión impuestas por la Audiencia Nacional en la sentencia de los primeros años de actividad corrupta de la parcela Gürtel, entre 1999 y 2005 en Madrid, Estepona y Castilla y León. Los magistrados confirmaron en general la sentencia dictada por la Audiencia Nacional el 17 de mayo de 2018, con leves ajustes a las sanciones y multas derivadas de la estimación parcial de los recursos de la Fiscalía, 19 imputados y el Partido Popular.

La estimación de una parte del recurso del PP lleva al Tribunal Supremo a corregir una de las conclusiones de la Audiencia Nacional que en su momento levantó más polvo. El tribunal que conoció el caso constató la existencia de una casilla b en el PP, afirmación que el Tribunal de Casación ahora considera «excesiva» y atribuye a una «técnica irregular» en la redacción de la sentencia. Según el Tribunal Superior, que recuerda que el PP fue llevado al juicio como partícipe con ánimo de lucro (cifra que supone que el beneficiario no participó en el delito ni conocía su comisión), no se puede alegar responsabilidad penal. sin acusación ni defensa. “La contradicción en la que entra la sentencia es evidente, considerando que el Partido Popular fue criminalmente informado y responsable, incluso con fines teóricos, implica el entendimiento de que no era ajeno a los hechos delictivos, por lo que sería imposible aplicar la regla utilizada para imputar civilmente a tales participar en el juicio penal ”, dice el tribunal.

Ahora, la Corte Suprema advierte, si bien la Corte no ha podido acreditar la existencia del recuadro b, por no haberse juzgado, esto no implica «de ninguna manera» que se pueda criticar que la Corte, por configurar el contexto en el que la Los hechos, mencionan el resultado de las distintas pruebas practicadas en el juicio relativo al PP, especialmente considerando que esta formación fue «el vínculo común que actúa como amalgama al conjunto de episodios y acciones recogidos en la declaración de hechos probados». Por tanto, el Tribunal Supremo considera que en este proceso la contabilidad paralela del PP no puede considerarse probada, pero asume que algunos de los delitos ahora acreditados están directamente relacionados con esa caja. B. Este es el caso de algunos hechos en los que Bárcenas y su esposa fueron condenados, acusados ​​de robo de dinero de la caja fuerte. B.

La sentencia recuerda que la condena como responsable del lucro exige la devolución del dinero recibido y el hecho de que los magistrados corrijan al Tribunal en el sentido de que aún no se ha probado la existencia del recuadro b, carece de «efectos prácticos». El juzgado recuerda que si la defensa del PP hubiera devuelto el dinero antes del juicio, su presencia no habría sido necesaria, ya que el tercero que participa con fines de lucro no es culpable sino civilmente responsable y si el dinero hubiera sido devuelto antes del juicio. el juicio habría extinguido su obligación civil.

El tribunal elevó algunas de las penas para los principales imputados castigando por separado el fraude y la malversación cometidos en competencia con los delitos, tal como lo solicitó el fiscal en su recurso de apelación. Otros, sin embargo, se redujeron en la valoración de los magistrados atenuantes (como la colaboración en el caso de Francisco Correa para su declaración en el juicio), la absolución de algunos de los delitos cometidos o la nueva individualización de sentencias. Entre los beneficiarios de esta situación se encuentra el ex tesorero del PP Luis Bárcenas, a quien el Tribunal Supremo impone 29 años y un mes de prisión frente a los 33 años y cuatro meses impuestos por la Audiencia Nacional. Su esposa, Rosalía Iglesias, ha visto reducida su sentencia de 15 años a 12 años y 11 meses, pero como la sentencia ya es definitiva, tendrá que ir a prisión en los próximos días. El creador de la trama, Francisco Correa, no ve modificada su sentencia, que permanece en 51 años de prisión.

Esta pieza central del caso Gürtel se centra en la adjudicación de contratos públicos a precios inflados a las empresas Correa, que organizaron los actos del PP durante los años de presidencia de José María Aznar. La Corte Suprema incluye en su sentencia el informe de los hechos de la Audiencia Nacional y considera probado que las empresas del Grupo Correa y los directivos y miembros del Partido Popular han tejido una estructura de «colaboración estable», consistente en la prestación de «servicios múltiples y continuos». ”Relativo a viajes, organización de eventos del partido y congresos, tanto durante como fuera de las campañas electorales.

Pero, a partir de estos trabajos conjuntos, subrayan los jueces, se creó «un auténtico y eficaz sistema de corrupción», mediante mecanismos de manipulación de la negociación pública, autonómica y local, aprovechando su relación con militantes influyentes del PP. Correa y otras empresas elegidas por él, con el consentimiento y la colaboración de esos funcionarios públicos, para gozar de un trato preferencial «arbitrario» y tener «dominio de facto» sobre los contratos públicos realizados por algunos organismos públicos que el juez considera «parasitaria». En esta dinámica ilegal, se ponderaron sobornos a funcionarios y autoridades, se emitieron facturas falsas y se creó una red entre distintas empresas para acceder a licitaciones públicas y ocultar el origen ilícito de los fondos y su posterior destino, hasta que fueran sacados en el circuito judicial, «Con consecuente ocultación a Hacienda», dicen los magistrados, quienes creen que se ha establecido la existencia de una trama criminal para permitir el delito, evadir su persecución y facilitar la obtención de beneficios.

Por todo ello, el Tribunal Supremo considera que la condena por asociación ilícita es adecuada para muchos de los imputados. Todos los elementos de este tipo de delitos están presentes: un grupo estructurado, jerárquico, orientado a lucrarse con bienes y servicios, y realizar actos delictivos, violando la normativa administrativa y los principios de transparencia que deben orientar la acción administrativa.

La primera fase del proceso Gürtel tuvo lugar en 125 sesiones entre octubre de 2016 y noviembre de 2017. La sesión principal del proceso fue la 101, celebrada el 26 de julio. Ese día, el entonces primer ministro, Mariano Rajoy, acudió a los tribunales como testigo. Ante el tribunal presidido por el magistrado conservador Ángel Hurtado, quien siempre se ha opuesto a su declaración, Rajoy dijo que su partido «nunca» recibió donaciones en efectivo de empresarios y reiteró hasta siete veces que no lo había hecho. nunca se ocupó de cuestiones de formación económica. conservador, pero solo sobre política. La Audiencia Nacional cuestionó la «credibilidad» de su declaración en el fallo.