El PP se niega a negociar la renovación de los órganos constitucionales con Sánchez



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

La desconfianza del PP de Pablo Casado hacia el presidente Pedro Sánchez es total e implica su negativa a negociar las renovaciones pendientes de importantes órganos constitucionales, como el Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal de Cuentas, las vacantes del Tribunal Constitucional, la Defensoría del Ayuntamiento e incluso cerrar definitivamente la estructura de gestión de RTVE. En el PP manifiestan que aún no han mantenido ningún tipo de contacto con la nueva ministra de Justicia, Pilar Llop, pero fuentes de su dirección implicadas en las negociaciones no han reconocido ningún mérito a su oferta genérica de diálogo para desbloquear las negociaciones porque interpretan que ya se pronuncia en contra de la elección de miembros del Poder Judicial por los propios jueces, que es ahora una de sus condiciones innegociables. En la cúspide del partido no ven opciones para pactar nada con Sánchez, a quien tachan de «arrogante» y «mentiroso». Y están abriendo nuevos frentes sin tregua con el renovado Ejecutivo también en política exterior, ahora con motivo de las movilizaciones en Cuba.

Así lo expresó de forma muy clara el martes el secretario general del PP, Teodoro García Egea, en una rueda de prensa y poder en Aranda de Duero (Burgos) en la que agredió duramente al gobierno de Sánchez y anuló los intentos de reanudación de los contactos iniciados por el día anterior por muchos de los nuevos ministros. Para García Egea «sin confianza no se pueden llegar a acuerdos». La número dos del PP confirmó que «en este momento no hay confianza» en el Ejecutivo y culpó de la dificultad de llegar a estos acuerdos al estilo de liderazgo del presidente, al que acusó de vivir «con mentiras» y así tratar de «protegerse» de la justicia «. No fue la única puerta que se cerró de golpe en la negociación que venía de las filas del partido.

El PP se niega a negociar la renovacion de los

En vídeo las declaraciones de Pilar Llop, la nueva ministra de Justicia.PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP / VIDEO: EUROPA PRESS

La gente popular enfatizó la responsabilidad directa del presidente en el fracaso de las conversaciones en marcha desde hace meses para revisar esos órganos clave y trató de relacionarlo con la reorganización del gobierno, argumentando que el obstáculo no había sido hasta ahora un ministro preciso. «Nunca ha sido un problema con un ministro, siempre ha sido un problema con el presidente y los socios que manejan los hilos desde afuera», dijo el vocero del Congreso Cuca Gamarra. La vicesecretaria de Organización Popular, Ana Beltrán, añadió: “El PP sigue en el mismo lugar. Siempre ha habido pactos y negociaciones estatales, pero el problema es que Sánchez siempre los ha rechazado ”.

Fuentes del PP implicadas en esa negociación destacaron así que «el único obstáculo es el presidente y los socios con los que gobierna», en este caso aludiendo a permitir que United We participe en la negociación. El PP se niega y argumenta que deben ser transacciones entre los dos principales grupos parlamentarios, necesarias para llegar a tres quintas partes (210) de los escaños necesarios para permitir la renovación en las Cortes. PSOE y Podemos argumentan que la realidad del Parlamento actual, en el que su coalición cuenta con 155 votos, es muy diferente a la que marcó la escisión pactada en 2013 a favor del PP y que sin embargo sigue vigente, por ejemplo en el cuerpo Consejo de Jueces (con un mandato ampliado de dos años y medio) o en el Tribunal de Cuentas (cuyos asesores finalizan su mandato de nueve años el 23 de julio). La gente popular admite que muchas cosas han cambiado en los últimos años, pero no solo políticamente en España, y señalan que desde Europa han llegado informes de vigilancia sobre la posible injerencia del gobierno en la justicia.

La ministra Pilar Llop no dio más detalles sobre el traspaso de poderes sobre su oferta de diálogo con el PP de este lunes, pero consideró ese desafío como algo «imprescindible». En el PP esperan una próxima llamada telefónica del ministro, pero no se fían de ellos y destacan que el presidente no llama a Casado desde hace meses. La nueva portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, quiso lanzar este martes una advertencia al PP, en su primera comparecencia, sobre la necesidad de no iniciar enfrentamientos partidistas sobre temas importantes: “Una oposición inteligente debe saber que hay acuerdos que computan electoral «.

Examen de los nuevos ministros

El PP no concede ningún día de respiro al renovado Ejecutivo de Pedro Sánchez. Pablo Casado se reunió el martes con los jefes de las comisiones en el Congreso y luego la solicitud de comparecencia urgente, antes de las vacaciones de verano, de todos los ministros afectados por los cambios, los siete nuevos y los dos portafolios cambiantes, y el propio presidente fue anunció., para «conocer la hoja de ruta para los muchos problemas pendientes». El PP planteó el tema y sus dirigentes repitieron la consigna de «Gobierno en crisis», «fin del ciclo» y la necesidad de elecciones. Y destacaron que Podemos no quiso calificar a Cuba de dictadura y tacharon de blanda la respuesta de Asuntos Exteriores.