El precio de la electricidad rompe récords en julio, el mes más caro de la historia



La actualidad en Alicantur Noticias

Vista de la central térmica de Soto de Ribera (Asturias), el 21 de julio.
Vista de la central térmica de Soto de Ribera (Asturias), el 21 de julio.ELOY ALONSO / EFE

El precio mayorista de la electricidad cerrará este julio en 61,09 euros el megavatio hora (MWh), una reducción considerable de lo que se utilizó durante el mes. El descenso del importe medio de este sábado se debe a una bajada del precio a 2,67 euros MWh que se producirá a las cinco de la tarde, frente al techo máximo de 76,55 euros que llegará a las once de la noche. La razón es que la demanda industrial cae drásticamente los fines de semana y en ese período casi ningún gas natural ingresa a la mezcla de fuentes que producen electricidad. Fuentes del mercado indican que, por esta razón, los fines de semana son poco considerados en la curva de demanda.

Más información

Con esta excepción, el precio medio de la electricidad en el mercado mayorista cerró en julio en 93,46 euros, el nivel más alto de la historia, superando el precio récord anterior de 83,3 euros el pasado mes de junio. Eso es un 169,8% más que en el mismo mes del año pasado. En comparación con junio de 2021, el precio promedio en julio fue un 12,2% más alto. Y según datos de la Asociación de Empresas de Alto Consumo Energético (AEGE), la cantidad también era un 12,5% más alta que la de Alemania y un 16,7% más cara que la de Francia.

Además, considerando la evolución del mercado diario en 2021 y los precios futuros hasta final de año, el precio medio estimado del mercado eléctrico español es de 79,05 euros MWh, un 131,8% más que en 2020, un 9,8% más caro que el Mercado alemán y un 4,1% más caro que el mercado francés.

Con estos niveles de precio de la electricidad, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha estimado que la factura media de una vivienda a tarifa regulada (PVPC o precio voluntario para pequeños consumidores) se elevará este mes a 72,5 euros, lo que supone un incremento del 5,4% respecto a junio (68,80 euros) y un 17% respecto al abonado en julio de 2020 (55,70 euros). Sin la reducción del IVA aprobada por el gobierno del 21% al 10%, la factura se habría elevado a 79,80 euros, según la asociación. Así, este año, la factura de la luz de una vivienda ronda los 470 euros, lo que supone un 23% más que en los primeros siete meses de 2020, lo que supone una diferencia de 89 euros.