El presidente haitiano Jovenel Moïse asesinado a tiros en su casa



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

El presidente haitiano Jovenel Moise asesinado a tiros en su

El presidente de Haití, Jovenel Moïse, fue asesinado el miércoles por hombres armados que irrumpieron en su residencia la madrugada del miércoles en el barrio de Pelerin de Port-au-Prince, informó el primer ministro Claude Joseph. La primera dama, Martine Moïse, hospitalizada, recibió un disparo en el ataque, según un comunicado firmado por Joseph. El mandatario llamó a la población a calmarse y aseguró que tanto la Policía como el Ejército tienen la tarea de mantener el orden.

Hijo de un comerciante y una costurera, Jovenel Moïse concedió una entrevista a este diario el pasado mes de febrero, en un país donde la tensión aumentaba de semana en semana. A la crisis política se suma un año de espanto por la pandemia del coronavirus, los huracanes y la ola de violencia y secuestros que han traído saciedad a una población que tiene más armas que nunca en su poder, como han señalado expertos de EL. PAÍS.

Más información

El origen político del conflicto en Haití, país caribeño de 11,2 millones de habitantes, está en las frenéticas elecciones de 2015. Michel Martelly terminó su mandato, pero las caóticas elecciones exigían el nombramiento de un presidente interino de otro partido, hasta que la autoridad electoral reconoció la victoria de Moïse un año después. Para la oposición, su gobierno comenzó el día en que Martelly dejó el poder y lo acusó de ser un «dictador» por gobernar por decreto durante un año.

“Mi mandato comenzó el 7 de febrero de 2017 y finaliza el 7 de febrero de 2022. Pasaré el poder a su dueño, que es el pueblo de Haití. Los oligarcas corruptos acostumbrados a controlar presidentes, ministros, parlamento y poder judicial piensan que pueden tomar la presidencia, pero solo hay un camino: las elecciones. Y yo no participaré en esas elecciones ”, dijo Moïse, de 53 años, en esa misma entrevista. A principios de año hubo protestas en la capital y otras ciudades. Los manifestantes exigieron su renuncia.

Moïse solicitó recientemente apoyo internacional para poner fin a la grave crisis de seguridad en el país. Así, más de 150 personas fueron asesinadas y otras 200 secuestradas entre el 1 y el 30 de junio en el área metropolitana de Puerto Príncipe, según un informe de la Centro de Investigación y Análisis de Derechos Humanos (CARDH). “El país está asediado por bandas armadas que sembran el terror, asesinatos, secuestros, violaciones (…) Port-au-Prince está asediado al sur, norte y este. Asistimos a una sociedad cada vez más pasiva mientras el país está sitiado ”, denuncia la organización en un documento.

Al menos seis extranjeros han sido secuestrados, lo que eleva el total a 20 en el primer semestre de 2021. Tres departamentos se encuentran aislados del resto del país, según este informe, que habla de «hegemonía del crimen en Haití». Del 1 de enero al 21 de junio, 30 policías fueron asesinados frente a 26 en 2020, según la ONG, que asegura que algunos han sido torturados.

Tras el crimen, el aeropuerto internacional de Port-au-Prince fue cerrado, según fuentes diplomáticas. Varios vuelos programados al aeropuerto de la capital haitiana han sido cancelados o desviados a otras terminales de terceros países, según información proporcionada por las páginas de seguimiento de vuelos, aunque ninguna autoridad ha confirmado el cierre del aeropuerto por el momento. Dos aerolíneas que tienen rutas diarias a la capital haitiana cancelaron sus vuelos programados este miércoles.

El presidente de Colombia, Iván Duque, fue de los primeros en la región en reaccionar ante el asesinato de su homólogo haitiano. “Rechazamos el cobarde asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse. Es un acto cobarde y bárbaro contra todo el pueblo haitiano. Nuestra solidaridad con la hermana nación y la familia de un gran amigo de Colombia ”, escribió Duque en su cuenta oficial de Twitter. Luego solicitó a la Organización de Estados Americanos (OEA)“ una misión urgente para proteger el orden democrático.

Un pais atribulado

El presidente asesinado estudió Educación en la Universidad de Quisqueya y se embarcó en varios proyectos empresariales antes de lanzar su candidatura presidencial el 15 de septiembre de 2015 por el gobernante partido haitiano Tet Kale (PHTK). Aunque ganó la primera vuelta con 32,76% contra el candidato Jude Celestin, de la Liga Alternativa para el Progreso y la Emancipación Haitiana (LAPEH), hubo denuncias de fraude y este último se negó a participar en la segunda vuelta en enero de 2016.

Comienza así un período incierto en el que el país se quedó sin presidente cuando expiró el mandato de Michel Martelly el 7 de febrero de 2016. Además, meses después se invalidaron los resultados electorales y se convocó nuevamente a las urnas para el 9 de octubre, en presencia de Moïse por el PHTK. El paso del huracán Matthew a pocos días de las elecciones, con más de 800 muertos, obligó a postergarlo.

Moïse finalmente ganó las elecciones presidenciales en la primera vuelta en noviembre de 2016, con el 55,60% de los votos. Dos semanas antes de su toma de posesión, el 7 de febrero de 2017, declaró ante un juez por un cargo de lavado de activos, por una investigación que comenzó en 2013, cargos que negó.

Como presidente nombró al Dr. Jack Guy Lafontant, sin experiencia política, como primer ministro, pero renunció en julio de 2018 debido a las violentas protestas provocadas por el anuncio de un aumento en el precio del combustible.

El nombramiento de un nuevo primer ministro no ha apaciguado las protestas sociales, a las que se han sumado las sospechas de corrupción en torno a Petrocaribe. En mayo de 2019, la Corte Suprema de Cuentas envió un informe al Parlamento sobre el destino de los fondos de la empresa y señaló que las firmas de Moïse y su antecesora Martelly se habían beneficiado de proyectos millonarios que no se habían ejecutado.

Las revelaciones provocaron más protestas, esta vez pidiendo la renuncia del presidente, en un momento de crisis por corrupción, escasez de combustible, hambre e inseguridad. A esto se sumó el enfrentamiento con la oposición en la fecha de vencimiento del mandato de Moïse.

Para este año están previstas elecciones legislativas, así como la convocatoria de elecciones presidenciales, en las que el asesinado no puede ser candidato. Moïse pidió el apoyo y la colaboración internacional de todos los sectores de la sociedad en junio para poner fin a la violencia de las bandas armadas que ha aumentado. El 5 de julio vuelve a nombrar a Ariel Henry como nuevo primer ministro con la tarea de formar un gobierno de consenso que integre diversos sectores de la vida política del país.

Registrate aquí por Boletin informativo de Alicantur América y reciba todas las claves de información de la situación actual de la región.