El PSOE defiende una reforma constitucional para garantizar el aumento de las pensiones



La actualidad en Alicantur Noticias

De izquierda a derecha, Hana Jalloul, portavoz de la Asamblea de Madrid y coordinadora de la Presentación Marco del 40º Congreso del PSOE;  Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE;  Cristina Narbona, presidenta del partido;  y la eurodiputada y también ponente, Lina Gálvez.
De izquierda a derecha, Hana Jalloul, portavoz de la Asamblea de Madrid y coordinadora de la Presentación Marco del 40º Congreso del PSOE; Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE; Cristina Narbona, presidenta del partido; y la eurodiputada y también ponente, Lina Gálvez.EVA ERCOLANESE / PSOE / EFE

El PSOE presentó este sábado la hoja de ruta del partido para los próximos cuatro años. En un acto celebrado en Madrid, Adriana Lastra, vicesecretaria del PSOE y coordinadora general del 40º congreso, presentó el marco de presentación de este cónclave, que se celebrará en Valencia en octubre. Junto a Lastra, la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, y las coordinadoras de la presentación, la eurodiputada Lina Gálvez y la portavoz de la Asamblea de Madrid, Hana Jalloul, han desembolsado algunas propuestas programáticas del partido. Lastra, que cerró la manifestación, criticó la política del líder del PP, Pablo Casado: «No es nada para este país».

Cataluña. El PSOE celebra los «logros evidentes» del estado autónomo y su profundización para dar paso a situaciones como Cataluña. “El fortalecimiento del proyecto en España se basa en la promoción de las lenguas cooficiales, la sensibilidad hacia los diferentes sentimientos de pertenencia, la promoción del diálogo interterritorial o la cooperación leal entre las Administraciones”, defiende el documento de presentación. Los socialistas se han marcado como «objetivo de primer orden» mejorar la convivencia en la sociedad catalana y «la mejor adaptación del autogobierno catalán con el resto de España».

pensiones. En este contexto, el PSOE reafirma su compromiso con «una reforma constitucional que incorpore como derechos fundamentales la protección social y sanitaria, el acceso a la educación y los servicios sociales, y la garantía del poder adquisitivo de las pensiones». Los socialistas defienden que la salud debe ser el eje de todas las políticas y que la atención de la salud debe garantizarse como un «derecho de primer nivel» que está recogido en el título de derechos fundamentales de la Constitución.

Regulación del precio de alquiler. El PSOE defiende «mecanismos de contención y bajada de los precios de alquiler de viviendas», que implicarían la definición de zonas de mercado estresadas, la definición de grandes propietarios, la movilización de casas vacías y una «atención especial» a las personas que se encuentran sin hogar o podrían piérdelo. En su propuesta, el partido apuesta por la «creación de un entorno fiscal favorable» para la reducción de precios «, el aumento de la oferta a un» precio asequible «, las prórrogas de contrato y el congelamiento de tarifas. consenso necesario para impulsar una regulación que incluya las principales experiencias implementadas en los países europeos ”.

Reforma laboral. La reforma laboral impulsada por el PSOE, reza el documento, debe favorecer «procedimientos negociados de flexibilización», como la reducción de riesgos o la reducción de jornada, para hacer de los despidos la «última opción». Los socialistas aspiran a fortalecer las medidas para conciliar la vida laboral y personal, y garantizar los derechos de los trabajadores al teletrabajo, «para evitar que el teletrabajo se convierta en una nueva brecha de género, como sucedió durante la pandemia».

Relación con Marruecos. Los socialistas defienden el fortalecimiento de los lazos con el vecino del sur. “Marruecos es nuestro principal socio en la costa sur del Mediterráneo. Los seres humanos se suman a los lazos históricos y culturales: la comunidad marroquí en España es la segunda por número de habitantes en España, la red consular de España en Marruecos es la segunda más densa de las que tenemos en el mundo y Marruecos es la nuestra. socio en África con diferencia ”, dice la presentación. Además, prosigue el texto, Marruecos y España mantienen una «fructífera colaboración» en la lucha contra la delincuencia, el terrorismo o la inmigración irregular. «Hay que seguir reforzando estos lazos e intereses, que nos permiten superar dificultades concretas», argumenta el partido, comprometido con el fortalecimiento de «la asociación estratégica bilateral» y la defensa en Europa del papel «estratégico» de Rabat.

Protección del colectivo LGTBI. Ante el «aumento de los actos de odio», los socialistas apelan a un compromiso compartido por todas las administraciones públicas de «garantizar y homogeneizar» protocolos de actuación contra la discriminación y violencia contra el grupo y para el tratamiento de la violencia. Además, el PSOE está llamado a promover servicios de atención a las víctimas de LGTBIfobia y sensibilizar y sensibilizar para abordar el discurso de odio y los delitos en todos los ámbitos contra el colectivo.

Memoria histórica. El partido promete la creación de un censo de las víctimas del franquismo, un «elemento reparador» y «una tarea urgente» para contar con cifras oficiales de la «represión perpetrada durante la guerra en España y la dictadura de Franco». Los socialistas sitúan a las víctimas de la guerra de 1936-1939 y de la dictadura franquista en el centro de la acción pública, definiéndolas según parámetros internacionales de derechos humanos. “Es fundamental declarar la injusticia de las violaciones de derechos humanos perpetradas por el franquismo, la ilegitimidad de los órganos represivos que las han implementado y la nulidad de las resoluciones que han promulgado”, dice el documento. El PSOE también reafirma su intención de sancionar la defensa del franquismo y promoverá medidas encaminadas a prohibir las fundaciones y asociaciones que tengan como finalidad incitar al odio o la violencia contra las víctimas de la guerra y la dictadura: «La dignidad y el honor de las víctimas y familiares de la dictadura de Franco es un límite a la libertad de expresión de quienes siguen defendiendo el régimen dictatorial de la tortura y la muerte «. En este sentido, prometen eliminar símbolos y elementos» contrarios a la memoria democrática. que aún permanecen en España «, distinciones, títulos o condecoraciones asignadas a los «protagonistas o promotores» del golpe de Estado, la guerra civil y la dictadura.

Prostitución. El PSOE apoya la abolición de la prostitución y la eliminación de la trata. España, sostiene el documento, es uno de los países donde más mujeres y niñas se prostituyen. Según datos facilitados por la ONU, el 39% de los hombres en España se han prostituido al menos una vez en la vida, con una gran distancia con otros países de la UE que se acerca al 19%, la media europea. “La prostitución es una violación de los derechos humanos que casi siempre está ligada a la violencia, la marginación, las penurias económicas y una cultura sexista y patriarcal”, defienden los socialistas. “Queremos una sociedad donde las mujeres y las niñas no sean prostituidas […] y sus cuerpos no son objetos de consumo ”.

subrogación. El partido, «con la lógica emancipadora del socialismo feminista», reafirma su rechazo a la gestación subrogada. “El deseo de maternidad y / o paternidad nunca podrá reemplazar ni vulnerar los derechos de las mujeres y los menores. Los cuerpos de las mujeres no son objetos de uso para satisfacer los deseos de los demás ”, dice el texto de la presentación.