El PSOE se resiste al avance del PP pese a la polémica por los indultos, según el CIS



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

El PSOE se resiste al avance del PP pese a

El PP avanza, pero el PSOE resiste. Ante la mayoría de las encuestas privadas, que sitúan a los populares en primer lugar en las preferencias electorales tras las elecciones de Madrid, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) asegura que los socialistas mantienen la primera posición, a pesar de que el partido de Pablo Casado ha recortado un punto. en el último mes y se sitúa en el 3,5 del PSOE, la menor ventaja hasta ahora en la legislatura. El barómetro de junio del instituto de opinión pública, difundido este viernes, también señala que la vicepresidenta tercera del gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, es la líder política con mejor calificación, lo que se traduce en una recuperación de las expectativas de Unidos Podemos. votar.

La investigación tuvo lugar los primeros 15 días de junio, en medio de la gran batalla política por la intención del gobierno de indultar a los independentistas catalanes condenados por el tu elaboras. Desde el barómetro de mayo anterior, que había detectado una fuerte recuperación del PP, los populares han avanzado medio punto, pues pierde el PSOE. El cálculo de la encuesta atribuye el 27,4% de las intenciones de voto a los socialistas, frente al 23,9% del partido de Casado. En la suma entre los bloqueos derecho e izquierdo, hay casi un empate, con una diferencia muy cercana de menos de un punto a favor del bando progresista.

Contrariamente a la mayoría de los estudios de institutos privados, el CIS mitiga el colapso atribuido a Ciudadanos. Además, el partido de Inés Arrimadas tendría un ligero avance a partir de mayo, del 5,3% al 5,7%. Vox, en cambio, bajaría siete décimas hasta el 13%.

Una de las mayores novedades de la encuesta es que por primera vez incluye a Yolanda Díaz en la pregunta sobre la calificación de los líderes políticos, aún no confirmada como un futuro cartel electoral de United We Can. Díaz irrumpe en cabeza, con una puntuación media de 4,6, muy superior a los poco más de 3 que las últimas encuestas del CIS han asignado al retirado Pablo Iglesias y cuatro décimas por encima del propio presidente del Gobierno. Pedro Sánchez obtuvo un 4.2, la misma nota que el líder de Más País, Íñigo Errejón, y por delante del 3.6 de Pablo Casado, el 3.5 de Inés Arrimadas y el máximo líder de Vox, Santiago Abascal, en 2.8.

La buena valoración de Díaz arrastra las expectativas de United We Can, que pasa del 10,4% en mayo al 12% en junio. El CIS también sitúa más alto a Más País, con un 4,1% de voluntad de voto, tres décimas más que en mayo, cuando logró un excelente resultado en las elecciones de Madrid y superó al PSOE como motor de la oposición al gobierno. popular Isabel Díaz Ayuso.

El barómetro no pide explícitamente la opinión de los españoles sobre el agradecimiento a los separatistas, que varias encuestas privadas han cuantificado como claramente contrario a las medidas de gracia. Pero en la revisión habitual que hace el CIS de las preocupaciones de los españoles, la de la independencia de Cataluña aparece en el puesto 21. Solo el 1,7% de los encuestados lo considera uno de los tres principales problemas del país. La lista, como de costumbre, está impulsada por la crisis económica, el desempleo y las amenazas para la salud de la pandemia. La preocupación por la situación política y la actitud de las partes también sigue siendo alta. Ante el malestar social ante el conflicto catalán también hay otros temas como la educación, las pensiones, los impuestos o la falta de oportunidades para los jóvenes.

La encuesta incluye un apartado específico sobre la crisis del coronavirus, que concluye que el 75,7% de los españoles cree que lo peor ya pasó. El mismo día que el Gobierno anunció el fin de las máscaras exteriores obligatorias, el instituto de opinión pública estima que el 53% de los españoles cree que las medidas actuales contra la pandemia son suficientes, mientras que el 28,9% apoya las que deberían hacerse más exigentes.

El barómetro se presenta dos días después de que el presidente del CIS, José Félix Tezanos, se presentara al Congreso en medio de los pedidos de la oposición para renunciar o ser despedido, e incluso para abrir una investigación al órgano que lo dirige. Grupos de derecha lo acusan de tergiversar los datos a favor del ejecutivo.