El PSOE y Podemos se niegan a escuchar a los jueces y reclaman la reforma inmediata del CGPJ



La actualidad en Alicantur Noticias

El gobierno sigue inmerso en su deseo de controlar el poder judicial. Este miércoles, gracias al apoyo de PSOE es Podemos, La Mesa del Congreso ha acordado elaborar la reforma para limitar las funciones a los Consejo General del Poder Judicial mientras estaba en el cargo, negándose así a recoger los informes de los jueces y de la Comisión de Venecia sobre este cambio, tal como lo solicitó el PP apoyado por Vox.

Fue antes de Navidad cuando el PSOE y Podemos exigieron que la reforma se trabajara con urgencia, lo que significa reducir a la mitad todos los plazos, algo que este miércoles la Mesa del Congreso admitió gracias a los seis votos de los dos grupos de gobierno, que se impusieron a los tres representantes del PP y Vox.

Una vez aprobado este tratamiento por urgencia, se fijó un plazo de ocho días hábiles para la presentación de modificaciones a la factura. Y los grupos opositores tienen otra oportunidad de intentar detenerlo solicitando extensiones o enviando una enmienda completa con texto alternativo, lo que nos obligaría a celebrar un nuevo debate en el Pleno, ya en febrero.

Rechazadas las propuestas del PP y del CGPJ

Lo que ya se ha rechazado, con los votos del PSOE y Unidos Podemos, fueron los escritos del Consejo de la Judicatura y del PP a que el Congreso requiere informes de asesoramiento sobre la reforma de jueces, fiscales y la Comisión de Venecia.

Cabe recordar que el 17 de diciembre el mismo CGPJ solicitó a la Cámara de Diputados emitir un dictamen sobre la reforma por tratarse de «el núcleo esencial de las competencias que expresamente le atribuye la Constitución». garantizar la independencia del poder judicial «.

También solicita que se escuche a la Comisión Europea para la Democracia por el Derecho (la Comisión de Venecia del Consejo de Europa), así como a las asociaciones judiciales, fiscales, consejos profesionales y sindicatos establecidos en la Administración de Justicia y las comunidades autónomas. . El Grupo Popular registró una solicitud similar ante la Mesa argumentando que la reforma impulsada por el PSOE y Unidos Podemos es «manifiestamente inconstitucional».

Las dos solicitudes fueron estudiadas este miércoles en la Mesa del Congreso y en el PSOE y Unidos Podemos han impuesto su voluntad de no recabar informes de ninguna entidad.

.