El Real Madrid no cobrará abonos a sus socios



El periódico digital de Alicantur Noticias

Actualizado:

El Real Madrid no cobrará la cuota de socio a los socios de la temporada 2021-2022 hasta que no sepan cómo y cuándo vuelven los espectadores al fútbol y en especial al Bernabéu. Hay más de 60.000 suscriptores de la entidad. La Comunidad Autónoma de Madrid gobernará en su momento el porcentaje de público que podrá asistir a los campos. Javier Tebas habló ayer de una asistencia media de 70 por ciento de capacidad a partir del 13 de agosto, por lo que dependerá de cada territorio y es demasiado pronto para especificar cifras con la quinta ola de la pandemia activa.

El club de la Juventus especifica que dada la incertidumbre que genera el coronavirus, que afecta la capacidad de los espectadores que podrán acceder a los partidos, lo correcto es no retirar las suscripciones por segundo año consecutivo, siempre que la luz verde para el apoyo de los aficionados permita calcular los suscriptores que pueden ingresar.

El Real Madrid cuenta con más de 60.000 abonados y un hipotético permiso sanitario para dar cabida al 70% de la capacidad del Bernabéu (81.044 plazas), según ha afirmado Javier Tebas, permitiría a 54.000 aficionados en las gradas del estadio.

El El primer partido en el Bernabéu llegará el sábado 11 de septiembre, ante el Celta y el Real Madrid espera que esta quinta ola de pandemia ya se haya superado en esas fechas y la capacidad permitida es, de hecho, al menos el 70 por ciento. Será la presentación de Ancelotti y una plantilla muy diferente.

Si se admite el 70 por ciento de la capacidad, que asciende a 81.044 personas, 54.000 espectadores pudieron asistir a una reunión, casi todos los suscriptores, y ese sería el punto de partida para empezar a recoger los abonos de los que asistan a los partidos. Si el porcentaje es El 50% podrá participar a 40.500 personas al Coliseo blanco. La reducción de asistencia exigirá ya la venta de entradas, con preferencia para los abonados, que es la política aprobada en estos momentos por la entidad madrileña de eventos pendientes y decisiones de las autoridades sanitarias.

Ahora mismo, la filosofía que avala el Real Madrid es vender entradas para fiestas y socios tendrás preferencia y descuento. Esta decisión se dará a conocer oficialmente en las próximas semanas.

Por esta manera, el club resolvió un problema estaba pendiente. Los miembros son más de 60.000, no habrá lugar para todos en los próximos meses y la venta de entradas será la mejor solución. Además, a pleno rendimiento, el Real Madrid no ha podido acoger a los 81.044 posibles aficionados de su rol oficial en los últimos meses.

El El Real Madrid ya se ha puesto en contacto con sus socios suscriptores para informarles que, por el momento, no se les cobrará abonos para la próxima temporada, ya que aún no se conoce el número de espectadores que podrán asistir al estadio en la campaña 2021-22.

El club blanco informó en la carta que Envió a los socios que las previsiones para la temporada señalan la posibilidad de tener un público en las gradas con “los porcentajes y restricciones que establecen las autoridades sanitarias. En las circunstancias previstas, casi con total seguridad, todos nuestros miembros que se apunten a cada juego no podrán acceder, por tanto el club ha decidido que la cuota de inscripción correspondiente la temporada 2021-22 no se emitirá como de costumbre el 30 de junio ».

Si la pandemia permitiera solo un mínimo de presencias, por ejemplo siete mil espectadores, el Real Madrid volvería a jugar en el estadio Alfredo Di Stéfano, que tiene capacidad para seis mil.

La Casa Blanca lo requería en los próximos días, los miembros recibirán más información sobre el procedimiento que establecerá el club para la solicitud de entradas en los partidos de la próxima campaña.

El Real Madrid confía en que las obras van bien y podrá acoger partidos con el público en su estadio el próximo 11 de septiembre. En este agosto comenzará preparar el Coliseo para el acceso público en septiembre. El sueño sería aparecer el 11 de septiembre en casa con Mbappé.

Si la pandemia permitiera solo un mínimo de apariciones, por ejemplo siete mil espectadores, el Real Madrid volvería a jugar en Valdebebas, que tiene una capacidad de seis mil seguidores.

Míralos
Comentarios

.