El rey de Cachopo fue condenado a 15 años de prisión por el asesinato de su exnovia Heidi Paz



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Actualizado

El jurado popular lo declaró unánimemente culpable de matar a Heidi Paz y desmembrarla

El rey de Cachopo fue condenado a 15 años de prisión por el asesinato de su exnovia Heidi Paz

César Romn, el empresario de 49 años conocido como el Rey de Cachopo, Hoy fue condenado a 15 años de prisión por matar a su exnovia de 24 años en agosto de 2018 en su departamento de Vallecas. La Audiencia Provincial de Madrid le considera culpable del delito de homicidio con la circunstancia agravante de parentesco y género. Sin emabargo, lo absuelve del delito de profanación de un cadáver siendo un acto realizado para ocultar la conducta homicida previa. Además, se le concede cinco años de libertad condicional tras salir de la cárcel y debe indemnizar a los dos hijos de Heidi con 142.229 euros y a su madre con 100.000 euros.

La sentencia se impone luego de que el jurado popular que juzgó los hechos lo declarara culpable de la muerte del joven hondureño que había acudido a la casa del Rey de Cachopo después de celebrar un cumpleaños con unos amigos. El torso desmembrado de Heidi Paz fue encontrado dentro de una maleta que se encontraba el 13 de agosto de 2018 en el almacén de Usera que Csar había alquilado poco antes para ubicar a su sexto productor de sidra. La defensa de Romón ha anunciado que apelará contra la resolución mientras el abogado de la familia dijo a Europa Press que investigarán una posible impugnación.

Los magistrados consideran que los hechos juzgados constituyen un delito de homicidio por ser dolosos e imponen la pena máxima para este tipo de delitos. La Sala apoya su decisión sobre el testimonio rendido en el juicio por los investigadores del VI Grupo de Homicidios, especialmente los que informaron que El celular de la víctima fue encontrado en la casa donde el condenado había alquilado una habitación luego de huir a Zaragoza. donde fue detenido dos meses después del crimen con una nueva apariencia física y barba.

descuartizado

Si bien el jurado popular consideró probado que lo había desmembrado, los magistrados subrayan que sobre este punto no hay prueba directa ya que no hay testigos ni inscripciones, a lo que se suma el hecho de que no se han identificado todas las partes del cuerpo.

En concreto, la sentencia indica que el desmembramiento se produce para encubrir la propia conducta delictiva, por lo que el delito de homicidio lo absorbe y lo tiene como agravante de la sentencia en su máximo grado. La principal prueba para la acusación en el juicio fueron las huellas dactilares de ADN del empresario. ubicado en la maleta donde se encontró el cuerpo de Heidi en el barco de Usera.

La sentencia también especifica que la conducta homicida del imputado genera «angustia e incertidumbre» a los familiares de Heidi «de los que difícilmente podrán liberarse de por vida», y reconoce que Csar Romn, además de desmembrar el cuerpo, salpicó con sosa cáustica e disecar la mama para destruir una prótesis que hubiera permitido identificar antes a la víctima y extrajo un trozo de piel de la cesárea por el mismo motivo.

El acusado dijo en el juicio que Heidi era una prostituta y que fue asesinada por pertenecer a una pandilla que robaba a narcotraficantes, tesis desmentida por los investigadores.

Apelación de la defensa

La abogada Ana Isabel Pea ya ha anunciado que recurrirá ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) condenando la sentencia por considerar que el jurado popular delibera sobre hechos no cubiertos por el proceso, lo que implicaría una violación de los derechos de su cliente, según Europa Press.

En su última palabra en el juicio, el imputado denunció deficiencias en la investigación realizada por los agentes del VI Grupo de Homicidios. Ya en prisión provisional, Csar incluso pidió al juez que trasladara el proceso a la Guardia Civil.

Además, suplicó a los miembros del jurado que hicieran justicia a su veredicto citando la sentencia de Luther King de «la injusticia en todas partes es una amenaza para la justicia en todas partes“En su informe, el fiscal Miguel Mnguez pidió la pena de 15 años de prisión por homicidio, con las agravantes de parentesco y género, y profanación del cuerpo, por lo que pidió 5 meses de prisión. Finalmente se adhirió a la solicitud del fiscal.

.