El rey Felipe pide responsabilidad en el homenaje a las víctimas del covid: «Nadie debe permanecer indiferente»



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Actualizado

«Hay que seguir cuidándonos», dijo el rey Felipe durante el acto, que este año se centró en homenajear a los profesionales de la salud: «Ustedes son un ejemplo».

Discurso completo del Rey Felipe VI en el homenaje estatal a las víctimas del Covid y a los trabajadores de la saludEL MUNDO

El reloj de la Plaza Armera sonó las nueve de la mañana cuando Rey entraron por la puerta del Palacio Real. En el exterior, 700 invitados sentados en círculos concéntricos recibieron a sus Majestades, que presidieron hoy el homenaje estatal a las víctimas de la enfermedad del coronavirus. Un acto que se repite por segundo año consecutivo, esta vez centrado en el reconocimiento de la personal sanitario.

«Regresamos a este lugar porque necesitamos y debemos recordarle a todos los que no están con nosotros ”, dijo el Rey Felipe.“ Y mostramos de la manera más solemne nuestro profundo respeto, reconocimiento y admiración al personal de salud que, desde el inicio de esta crisis, ha trabajado sin descanso ”, reflexionó.

Don Felipe estuvo muy cerca de las 102 familias reunidas en la Plaza de la Armera. Quería transmitirles su apoyo con un discurso muy personal. «España nunca olvides a los ciudadanos que se han enfrentado a esta grave enfermedad. A todos los que murieron en soledad ”, prometió el Rey. Respecto a los trabajadores de la salud que se contagiaron y murieron por estar en primera línea, el P. Felipe aseguró que «han dejado una marca indeleble en nuestra historia “con su ejemplo. Y de los que siguen trabajando «día y noche», dijo: «Tú eres un referente ético y social, y un motivo de esperanza para todos los ciudadanos ”.

Si bien el mensaje del rey se centró en su compromiso de mantener viva la memoria de los fallecidos, también pidió cautela y un esfuerzo final para superar la pandemia. «Es trabajo de todos seguir cuidándonos y protegiéndonos para que podamos dejar atrás lo antes posible estos tiempos difíciles. Y en este esfuerzo nadie puede quedarse fuera nadie debe permanecer indiferente «.

El sol seguía sin molestar la Plaza de la Armera a las nueve de la mañana, y los 16 grados que marcaba el termómetro a esa hora en el centro de Madrid hacían más llevadero un homenaje en el que el dolor se mezclaba con la esperanza. Tras la interpretación del himno español y europeo por parte de la orquesta de RTVE, tomó la palabra Mara Daz Dieiro, hija del doctor Joaquín Daz Domnguez, quien fue jefe del servicio de Cirugía y Aparato Digestivo del Hospital La Paz. Murió de coronavirus a los 67 años. Su hija se acercó al atril acompañada de su madre, una enfermera del hospital y su hermana y pidió a los políticos que no olvidaran a las víctimas.

Posteriormente se encendió la llama del caldero y Don Felipe se impuso cuatro grandes cruces al mérito civil. El primero, a la familia del Dr. Daz. Entonces el doctor recibió el premio Jess Algaba, otorrinolaringólogo fallecido a los 79 años; el asistente de la enfermera Pablo Riesgo, murió a los 26 años; y la familia del doctor Nedialka Veleva, ginecóloga de origen búlgaro que falleció a los 68 años. El resto de las Grandes Cruces se impusieron a los familiares de los aseos fallecidos en una ceremonia privada tras el acto en el interior del Palacio Real.

Una corona y un minuto de silencio, tras lo cual el I.interludio de Pietro Mascagni han dado paso a la segunda parte del acto, concebida como un momento de esperanza y expectativa.

Por tanto, intervino Araceli Hidalgo, la primera vacunada en España, que apareció con su familia y quiso mandar un mensaje a los jóvenes. Posteriormente, se emitió un video con historias de superación del coronavirus y, tras las palabras del Rey, el acto finalizó con la interpretación del tema. Por eso cantamos juntos a cargo de Orfen Pamplons y la Orquesta de RTVE.

ASISTENCIA Y AUSENCIA

El homenaje se organizó entre Zarzuela y Moncloa tras más de dos meses de encuentros y quiso reconocer la más de cien trabajadores de la salud han muerto durante la pandemia y los 130.000 profesionales infectados.

Junto a los Reyes -que recibieron a las autoridades en el Salón de los Embajadores del Palacio- estaban el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, los miembros de los poderes del Estado: la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; el presidente del Senado, Ander Gil; Carlos Lesmes, Presidente del Consejo General del Poder Judicial; Juan Jos Gonzlez Rivas, presidente del Tribunal Constitucional; y el Fiscal General del Estado, Dolores Delgado.

Pedro Sánchez habla con Carlos Lesmes y Pilar Llop antes del evento.
Pedro Sánchez habla con Carlos Lesmes y Pilar Llop antes del evento.BallesterosEFE

También estaba el Gobierno en su conjunto, con la excepción del Ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, quien se disculpó porque hubo una reunión de ministros de su cartera europea. Solo cuatro presidentes autonómicos faltaron a la cita: el vasco Iigo Urkullu, los catalanes Pere Aragons, Extremadura Guillermo Fernndez Vara y los Aragons Javier Lambn, cada uno con sus propias razones para no ir.

Ellos tambien extrañaron Gabriel Rufin, Portavoz de ERC en el Congreso, y Santiago Abascal, Jefe Vox. Ninguno de los del partido acudió porque no querían «blanquear» la gestión del gobierno. Pablo Casado, líder del PP; Ins Arrimadas, de Ciudadanos; Aitor Esteban, del PNV estuvieron junto a los portavoces parlamentarios de diversos partidos, como Cuca Gamarra, Adriana Lastra y Txema Guijarro.

Alberto Nez Feijo, con Pablo Casado este jueves en el Palacio Real.
Alberto Nez Feijo, con Pablo Casado este jueves en el Palacio Real.BallesterosEFE

.