El sector renovable advierte: «Cataluña no avanza en la transición energética»



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Unos días después el ‘asesor’ de Acció Climàtica, Teresa Giordà anunciará limitaciones a la expansión de las energías renovables, el sector advierte: «Cataluña no avanza en transición energética«. La Observatorio de Energías Renovables de Cataluña, que aglutina a las distintas entidades de este sector, advirtió una vez más que sería «una gran irresponsabilidad cualquier acción política o administrativa que proteja o promueva una moratoria la implantación de energías renovables en Cataluña, ya sea directa o de facto ”.

L’Osservatori, quien envió un informe a Gobernar, advierte que Cataluña no puede avanzar en la lucha contra crisis climática y en su soberanía energética sin un despliegue continuo de energías renovables – Cataluña es básicamente a nivel estatal – y advierten que el freno a su expansión estimula la inversión en otros territorios. En este sentido, se da la circunstancia de que el freno a su expansión estimula la agrupación de proyectos, -más de 50 megavatios (MW) – con los que las autorizaciones pasarían a la Ministerio de Transición Ecológica, y escaparía al control de la Generalitat.

A su vez, se hacen eco de las previsiones del Institut Català d’Energia (Icaen) según el cual el coste de la transición energética en Cataluña es 51.525 millones de euros si elige priorizar la eficiencia del modelo o 6.000 millones más, hasta 57.210 millones, si se da prioridad a la ubicación. El sector destaca que «será necesaria una estrecha cooperación entre los sectores público y privado para afrontar el reto».

No es un proyecto

Cualquier cambio regulatorio, como el anunciado por Jordà, aunque no se menciona explícitamente, «debe ser implementado sin necesidad de moratoria», según el Observatorio. La ‘concejala’ anunció que modificará el decreto que intentó acelerar en 2019 el tratamiento de estas estructuras «, pero en realidad no se ha avanzado. Con el decreto de 2019, se promovió el autoconsumo e un órgano administrativo transversal, denominada presentación, que incluye una fase de calificación preliminar (determina si un proyecto es factible o no) y luego el procedimiento de información pública y procesamiento.

En precalificación Participaron 149 proyectos eólicos y 389 solares, de los cuales 36% se hicieron realizables en el primero y 5% en el segundo. Pero ningún proyecto eólico o solar ha obtenido autorización solo cuatro plantas fotovoltaicas de 29 MW se han convertido en información pública, que representa el 0,29% de la meta programada (6.000 MW eólicos y 4.000 MW al 2030). En conclusión, la presentación «Es el cadáver más severo de España» con visiones sobre todo de medio ambiente y urbanismo y, siendo la peor situación del país, lo peor sería una moratoria, ya que Cataluña dependería aún más de la energía de otras áreas, advierten.

La capacidad de generación de energía renovable apenas creció en 4.09 megavatios (MW) el año pasado, «Muy lejos de los objetivos que el Observatorio, según los objetivos marcados por el Gobierno, era ser 270 MW de energía solar fotovoltaica y 90 MW de energía eólica. Para el 2021 debería haber 600 MW de fotovoltaica y 400 de plantas eólicas, que son cifras «imposible de alcanzar «, que confirma «el retraso del país en la transición energética».

Covid y meteorología

Aunque Cataluña destaca como líder en el crecimiento de autoconsumo, que suma una capacidad instalada de 49,7 MW con 2.022 instalaciones, con esta fórmula no se podrá llegar al objetivos de descarbonización, advierten. La favorable evolución de la cobertura de demanda eléctrica El año pasado con las energías renovables en Cataluña se debió fundamentalmente a impacto de covid en el sector, lo que ha reducido significativamente el consumo. Y también hubo un meteorología particularmente favorable para la generación hidroeléctrica.

Noticias relacionadas

La demanda de energía el año pasado disminuyó un 6,5% y se cubrió sustancialmente con energía nuclear, seguido por ciclos combinados (gas), que representó el 11,8% del total, casi un 40% menos que en 2019; y la eólica supuso el 5,7% de la demanda, un 16,3% menos que en 2019; y fotovoltaica un 0,86%, un 7,7% menos. En resumen Cataluña 80,4% de la demanda eléctrica cubierta con recursos externos (84,1% en 2019) y con recursos propios (agua, sol, viento, biomasa …) 19,6% (15,9% en 2019). Pero esta mejora se debe atribuir «lamentablemente a factores externos, como el impacto del covid y el clima». Ambos factores fueron también la causa de la reducción de emisiones de CO2 asociado a la producción de electricidad.

Forman parte de APPA Renewables Observatory, Associació de Productors and Users d’Energia Elèctrica (APUEE), CECOT, Clúster de la Bioenergia de Catalunya, Clúster de l’Energia Efficient de Catalunya, Clúster Solar Solartys, Eoliccat, Institut de Recerca d ‘ Energia de Catalunya (IREC), Pimec y UNEFCAT.

.