El teniente de alcalde de Murcia denuncia a su propio equipo de gobierno por corrupción



La actualidad en Alicantur Noticias

El concejal de Fomento y teniente de alcalde de Murcia, Mario Gómez, en una imagen de enero.
El concejal de Fomento y teniente de alcalde de Murcia, Mario Gómez, en una imagen de enero.Europa Press

El pacto entre PP y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Murcia atraviesa uno de sus momentos más tensos desde que se formó la coalición en junio de 2019. Este viernes se conoció que Mario Gómez, primer teniente de alcalde de Murcia y concejal de Desarrollo Ciudadano, denunció en octubre de 2020 que fue acosada por su labor anticorrupción en el Ayuntamiento de Murcia.

Gómez preside tanto la Junta de Selección y Contratación del Ayuntamiento de Murcia como la Junta de Supervisión de Contratación, cargos que ocupa desde junio de 2019. Gómez ha explicado este viernes a este diario que tras asumir responsabilidades de contratación empezó a darse cuenta de que “había un número muy elevado de menores contratos que no eran adecuados para su correcta ejecución ”. Además, encontró irregularidades en la solicitud de presupuestos.

Después de tomar decisiones al respecto, asegura que ha comenzado a recibir amenazas anónimas. Cuando denunció el acoso a la Policía Nacional y alegó que su labor contra la corrupción en los contratos municipales podría estar detrás de él, la Unidad Policial de Delitos Económicos y Tributarios (UDEF) le pidió que aportara pruebas. Gómez entregó más de tres gigabytes de expedientes y contratos del Ayuntamiento que consideró sospechosos de irregularidad.

A raíz de esta documentación, el Grupo de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía Nacional, anejo a la UDEF, solicitó al Ayuntamiento la entrega de los contratos de la Concejalía de Cultura, Compras, Descentralización y Turismo, cuya adjudicación está siendo examinada por la Oficina de la Fiscal de la Región de Murcia. Respecto a la investigación, la comisaria del PP y portavoz del Ayuntamiento, Rebeca Pérez, asegura que «los concejales dieron la debida consideración a aquellos expedientes que fueron cuestionados» con «máxima transparencia y disposición», y asegura que los expedientes «Todos contar con informes positivos y favorables de los distintos servicios técnicos municipales ”.

Sin embargo, la noticia de la denuncia de Gómez salió a la luz tras conocerse que el PP de la Región de Murcia lo demandará por revelar secretos e infidelidad en la custodia de documentos. Cuando se escuchó la denuncia de Gómez, Rebeca Pérez dijo que recibió la noticia «con el mayor asombro» y que fue «una gran sorpresa». Este viernes, tras la reunión de la junta directiva, Pérez aseguró que el pacto de gobierno en el Ayuntamiento de Murcia «no corre peligro» y que «las relaciones con la ciudadanía son buenas».

En junio de 2019, PP y Ciudadanos llegaron a un acuerdo de Gobierno gracias al cual el popular pudo renovar el cargo de alcalde de Murcia, con José Ballesta a la cabeza. La negociación no fue fácil, precisamente por los pedidos de Ciudadanos, que pedían la apertura de comisiones investigadoras sobre la subcontratación del Museo Ramón Gaya y sobre los contratos municipales, como los servicios de recogida de basuras y mantenimiento de jardines. Finalmente, en febrero de 2020 se creó la Comisión de Supervisión de Contratación, presidida por Gómez