El termómetro de la empatía



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

La intervención de ayer en Congreso de los diputados del tercer vicepresidente y ministro de Transformación Energética y Desafío Demográfico (si recibe su salario en función de la duración de su título de cartera, está alineado) no tiene desperdicio. Medio ambiente en primer lugar. Estoy seguro de que, a pesar de las vacaciones, ha descubierto que los precios de la electricidad se han trasladado al espacio, como Jeff Bezos. como admite Teresa Ribera, los diez millones de hogares que han contratado la tarifa regulada sostendrán un incremento del 25,8% en 2021 y pasará de 512 a 644 euros de media. Ayer el costo del megavatio hora rompió un nuevo récord histórico al poner el listón

En el 130,53 euros. Un nivel que, según todos los expertos, durará poco tiempo. Un aumento que eleva los precios que, en agosto, alcanzaron el 3,3%, el más alto en casi una década y que, de consolidarse, abrirá las puertas del infierno en algunas economías -no solo la nuestra-, megaendeudadas.

En segundo lugar, las declaraciones. El gobierno no intervendrá en los precios finales de la energía. No impondrá precios máximos ni mínimos. No modificará el sistema de subastas para la fijación del precio mayorista, ni su mecanismo de precio marginal, y no discriminará ningún tipo de energía. Todas las medidas rechazadas son las solicitadas por sus socios gubernamentales, quienes tendrán que ver cómo reaccionan. El motivo de su posición son las normativas europeas que impiden que esto suceda. ‘No hay nada más perjudicial para los ciudadanos y el tejido productivo de un país a adoptar medidas directamente contrarias al marco comunitario, porque este acaba convirtiéndose en pérdida de confianza en el país y en multas y sanciones ». Si está interesado en mi opinión, estoy de acuerdo.

En tercer lugar, las decoraciones. Dijo que los precios al por mayor de la electricidad son solo el 24% de la factura de la luz, lo que no impide que las empresas ocupen el centro de su discurso. Los acusó de mostrar «poca empatía social». Y era tan amplio. No he tenido tiempo de mirar los datos del sector en su conjunto, pero el Informe Iberdrola informa los impuestos que pagó en 2020. 7.475 millones de los cuales 2.938 impuestos propios y el resto de impuestos recaudados para Hacienda para su negocio. A diferencia del ministro, yo no sé manejar el termómetro que mide la empatía social, pero la figura me parece relevante como aporte a la sociedad. ¿Merecen un castigo por ello? Bueno, lo harán. Porque lo único que le viene a la mente al gobierno es eliminar los nombres equivocados beneficios caídos del cielo‘Que las centrales eléctricas reciben, de hecho, las menos contaminantes. Y luego, compartir el costo de las primas de las energías renovables entre todos los operadores de energía. En otras palabras, el petróleo y el gas tendrán que pagar por algo extranjero, por lo que no tienen ninguna responsabilidad. ¿Por qué razón? Ni idea. Quizás estaban de paso….

Míralos
Comentarios

.