El tiroteo en Atlanta reaviva los temores de ataques racistas contra la comunidad asiática



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Una mujer sostiene un teléfono celular con la frase "detente ahí
Una mujer sostiene un teléfono celular con la frase «Detengan el odio a los asiáticos» durante un velorio este miércoles en California.APU GOMES / AFP

Robert Aaron Long, el presunto autor del tiroteo en tres salones de masajes en Atlanta, que resultó en ocho muertes el martes, incluidos seis de ascendencia asiática, así como otra mujer y un hombre blanco, no se presentará este jueves por la tarde al frente. de un juez según lo programado, según se informa The Washington Post. Aaron Long, de 21 años, blanco, enfrenta ocho cargos de asesinato y uno de agresión agravada. Las autoridades georgianas informaron que el joven confesó los delitos y no descartaron posibles motivos, incluidos los raciales. Proliferan las críticas en las redes por no abordar delitos como los misóginos y los racistas, cuando las cifras revelan un aumento de la violencia contra los asiáticoamericanos tras la pandemia. El presidente estadounidense Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris se reunirán en Atlanta el viernes con líderes de la comunidad afectada.

Las autoridades del condado de Cherokee, Georgia, anunciaron el miércoles por la tarde que Aaron Long fue acusado de cuatro cargos de asesinato y un asalto en el tiroteo que involucró a tres mujeres y dos hombres en Young’s Asian Massage. y otros cuatro cargos de asesinato en Atlanta, donde otras cuatro mujeres murieron en dos ataques separados. La policía aseguró que Long, quien tiene una «adicción sexual», era un cliente habitual de los salones de masajes, lo que vieron como «una tentación para él de la que quería deshacerse». Esta mañana, estaba previsto que el autor confeso compareciera por primera vez en el Tribunal del Condado de Cherokee, donde se leerían los cargos en su contra, pero finalmente no se completó. Se desconocen las razones.

Los padres del sospechoso lo reconocieron en una grabación de video publicada por la policía el martes por la noche y alertaron a las autoridades, lo que finalmente condujo a su captura. Cuando fue arrestado, Long se dirigía a Florida para llevar a cabo ataques similares y portaba una pistola de 9 mm, aunque no se resistió al arresto.

El portavoz de la oficina del alguacil, Jay Baker dijo en una conferencia de prensa el miércoles que el día antes del tiroteo, Aaron Long estaba «bastante harto» y había «tenido un día realmente malo». Además, aseguró que es «demasiado pronto» para establecer que se trata de un delito de odio. Las redes sociales acusaron a Baker de negarse a declarar los ataques como delitos de odio y compartieron capturas de pantalla de su cuenta de Facebook en las que subió imágenes de camisetas que decían: «COVID 19: Virus importado por Chy-na».

El presidente Biden dijo el miércoles que la motivación de los tiroteos «aún no estaba» determinada, pero reiteró su preocupación por el reciente aumento de la violencia contra los estadounidenses de origen asiático tras la pandemia. «Cualquiera que sea la motivación aquí», dijo el presidente, «sé que los estadounidenses de origen asiático están muy preocupados». La vicepresidenta Kamala Harris, la primera estadounidense de origen asiático en ocupar el cargo, expresó sus condolencias por las familias de las víctimas. Antes del tiroteo, Biden y Harris debían visitar Atlanta el viernes para recibir el paquete de estímulo que acaba de aprobar la Administración Demócrata. La Casa Blanca confirmó que planea reunirse con líderes comunitarios y legisladores estatales de la comunidad asiático-estadounidense.

Desde el comienzo de la pandemia, los estadounidenses de origen asiático han sufrido ataques racistas a un ritmo mucho más rápido que en años anteriores. La policía de Nueva York informó que los delitos de odio motivados por sentimientos anti-asiáticos aumentaron en un 1,900% en la ciudad en 2020. Stop AAPI Hate, una base de datos que rastrea la violencia racial desde marzo del año pasado, recibió 2.808 informes de discriminación contra asiáticos entre el 19 de marzo y el 31 de diciembre. , 2020.

Se espera un jurado de la Cámara el jueves para una audiencia sobre la discriminación y la violencia sufridas por los estadounidenses de origen asiático desde el estallido de la pandemia. El expresidente Donald Trump se refirió al coronavirus como «el virus chino», que para muchos ha fomentado la retórica racista en Estados Unidos. Los legisladores demócratas convocaron al panel antes de los tiroteos en Atlanta, debido al fuerte aumento de los delitos de odio y otros tipos de violencia contra personas de ascendencia asiática. «La horrible violencia durante la noche en Georgia es otro recordatorio de por qué necesitamos abordar urgentemente el miedo que se apodera de la comunidad asiático-estadounidense», dijo el presidente del Comité Judicial de la Cámara, Jerrold Nadler.

Hasta ahora solo se ha identificado a la mitad de las víctimas. La oficina del alguacil en el condado de Cherokee identificó a Delaina Ashley Yaun, 33, de Acworth; Paul Andre Michels, 54, de Atlanta; Xiaojie Yan, 49, de Kennesaw y Daoyou Feng, 44, y Elcias R Hernandez-Ortiz, lesionados. Delaina Yaun era empleada de la cadena de restaurantes Waffle House. Yaun, madre de dos hijos, trabajaba como mesera desde 2013, dijo la compañía en un comunicado. Ella y su esposo, Mario, estaban recibiendo un masaje en Young’s Asian Massage para relajarse después del trabajo cuando ocurrió el tiroteo, según el testimonio de Rose Luce, una mujer que dice vivir con la familia del fallecido, quien creó un sitio web. recaudar fondos. para parejas en GoFoundMe.