El tribunal absuelve a Cifuentes en el «caso del amo», pero condena al concejal de la comunidad a tres años de prisión



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

El tribunal absuelve a Cifuentes en el caso del amo

Cristina Cifuentes logró salir ilesa de su batalla en los tribunales por la caso del maestro. La Audiencia Provincial de Madrid ha decidido absolver al expresidente de la Comunidad de Madrid, para quien el Ministerio Público ha solicitado tres años y tres meses de prisión por haber inducido a la falsificación del título de máster (TFM) obtenido en el Rey Universidad Juan Carlos (URJC). El tribunal determinó que no hay pruebas suficientes para condenar al exlíder del PP, que dejó la política en 2018 tras el escándalo. Sin embargo, la escuadra de magistrados condenó a tres años de prisión a María Teresa Feito, exasesora del gobierno regional, y a Cecilia Rosado, quien reconoció al autor material de la falsificación durante el juicio, a un año y seis meses.

Con esta contundente resolución de 19 páginas, los magistrados cierran otro de los capítulos de un proceso judicial centrado inicialmente en la existencia de una trama ideada por el profesor Enrique Álvarez Conde para dar títulos a políticos: entre otros, el actual líder de la oposición, Pablo Casado. La investigación incluso fue enviada al Tribunal Supremo, pero este se negó a abrir un proceso contra el actual presidente del PP. Esta decisión obligó a la jueza de instrucción, Carmen Rodríguez-Medel, a reducir la investigación, en la que solo se dejó viva la parte relativa al informe TFM que Cifuentes exhibió frente a los medios de comunicación para tratar de evitar la polémica. El juicio comenzó el 18 de enero y fue visto para sentencia el 5 de febrero.

Apenas 10 días después de su conclusión, el tribunal emitió la sentencia, concluyendo que «no se ha demostrado ninguna intervención» del expresidente en la redacción del acta. Según los magistrados, aparte del interés que pudiera tener en obtener documentos que «justifiquen la regularidad en la obtención» del título, no se ha probado que «promoviera, sugiriera o solicitara falsificación». “El hecho de exhibir públicamente la copia del documento que recibió del rector no es más que un indicio, no corroborado por otros”, añade el Juzgado de Madrid.

La sentencia, eso sí, le inflige un pequeño revés a Cifuentes, que siempre ha defendido que se graduó con regularidad y en las condiciones que marca el profesor. La corte argumenta en cambio que su testimonio presenta un «conjunto de inconsistencias, relevantes e incompatibles con el desempeño regular de una estudiante de posgrado», además de considerar «inexplicable» que la ex política alegue haber venido a defender su TFM en los tribunales. Además, prosiguen los magistrados, el ex capitán del presidente «estuvo plagado de graves irregularidades». Entre otros, los jueces recuerdan que una funcionaria universitaria y compañera de la hermana de Cifuentes, Amalia Calonge, tuvo acceso al sistema informático de la URJC y, «aunque no tenía las habilidades para hacerlo», «modificó la nota TFM «Del exlíder del PP.

A este factor se suman otros que la Fiscalía ya enumeró en la audiencia. Cifuentes nunca fue a clase, como ella misma admitió. No tuvo contacto con ningún profesor. Y aprobó los temas con unas supuestas obras de las que no hay rastro y que siempre entregó al difunto Álvarez Conde, el supuesto «cerebro» de la trama. Por ello, según el fiscal, cuando estalló el escándalo, maniobró para enviar a Feito a la universidad y, a través de ella, Rosado fue presionado para que presentara el certificado. «Por su cargo no se manchó las manos», lo acusó la fiscal Pilar Santos.

En el video las declaraciones de Cecilia Rosado, la profesora acusada del ‘caso del maestro’, el 18 de enero.

Una tesis que, según el tribunal, no ha sido probada. De hecho, la estrategia puesta en marcha por el abogado de Cifuentes, José Antonio Choclán, ha dado sus frutos. El abogado centró su defensa en la falta de pruebas directas en contra de la expresidenta regional – ningún testigo la denunció en el juicio y solo Rosado afirmó que hizo el documento porque Feito se lo dijo – además de utilizar la trama de la caso del maestro a su favor. Choclán, tras la aparición de más documentos falsificados que otros estudiantes, se esforzó por sembrar una duda en la corte que beneficiaría a su cliente. Según él, si el profesor había falsificado previamente los trabajos de otros estudiantes, también podría ser el autor intelectual en el caso de Cifuentes. Sin que ella interviniera en absoluto. «Todo se cocinó en el corazón de la universidad», condenó el abogado.

La corte provincial corta la escalada de responsabilidad en Feito. La sentencia da por probado que el exconsejero comunal «pidió» a Rosado que «hiciera el informe falso». Y que se dirigió al docente «con insistencia y arrogancia» a través de llamadas telefónicas y mensajes telefónicos para indicarle «que la situación debe resolverse lo mejor que pueda». La sentencia también señala que fue ella quien proporcionó la fecha que debería aparecer en el documento, 2 de julio de 2012, cuando Cifuentes supuestamente defendió a TFM.

Juicio completo de caso del maestro, si no puede leerlo haga clic aquí.