El tribunal del ‘caso Hasl’ advierte que eliminar el delito de glorificar el terrorismo significará dejar a la sociedad «desprotegida»



El periódico digital de Alicantur Noticias

Cumpla su sentencia

Miércoles 17 de febrero de 2021-01: 52

La Audiencia Nacional advierte que Pablo Hasl no cumple con los requisitos legales para evitar la ejecución de la pena por reincidentes

El rapero Pablo Hasl, tras ser detenido por la policía, este ...

El rapero Pablo Hasl, tras ser detenido por la Policía este martes en la Universidad de Lrida.

REUTERS

En el auto donde este lunes fue rechazado el último intento del rapero Pablo Hasl Para evitar su detención, la Audiencia Nacional advierte que los planes para despenalizar la glorificación del terrorismo implicarían una «desprotección» para la sociedad y chocarían con el apoyo social «abrumador» para que tales acciones sean sancionadas en el código penal. El primer apartado de materia penal respondió luego al llamamiento del rapero, en el que se refirió a la movilización social

contra su ingreso en prisión después de un

frase

nueve meses para glorificar el terrorismo. En su resolución, los magistrados afirman que «las campañas de castigo que algunas personas pueden haber orquestado no pueden conducir a la no aplicación de la ley vigente». El llamamiento también fue apoyado por

los programas

que tanto del Ministerio de Justicia como del grupo parlamentario de

Unidos podemos

se han planteado para eliminar penas de prisión (justicia) o incluso multas (

puede él

) de delitos como la exaltación y humillación de las víctimas. La modificación legal solo podría realizarse a través del Parlamento, «con la ponderación correspondiente de la posible desprotección que podría conllevar respecto a los bienes jurídicos que la sociedad en su conjunto considera abrumadoramente merecedores de amparo penal», señaló el tribunal, en forma similar eso mostrado por

asociaciones de víctimas

del terrorismo.

No es un delincuente importante

“Lo que no se puede argumentar es que los Tribunales de Justicia, sometidos únicamente al estado de derecho, no respetan arbitrariamente sus propias resoluciones y no acatan las normas legales de obligado cumplimiento”, agrega la orden, de la que el magistrado ha sido vocero.

Francisco Vieira

. El tribunal comienza explicando que la ejecución de la pena de prisión no puede suspenderse porque Hasl no cumple con los requisitos legales para hacerlo. El rector, que no es un infractor principal, sino un reincidente que, cuando difundió la mayoría de los mensajes por los que fue condenado, ya había sido condenado una vez por el mismo delito. Esa primera sentencia, de dos años de prisión, fue suspendida por el Tribunal Superior. De hecho, la resolución es un recordatorio de que Hasl también tuvo suerte. La decisión de suspender la primera sentencia tomó tanto tiempo que debido a una cuestión de fechas, la segunda infracción no puede considerarse una violación de las condiciones de suspensión. De lo contrario, además de nueve meses, tendrá que cumplir otros dos años.

Dos condenas de otros tribunales

La Sala agrega que el perfil personal de

Pablo Rivadulla Duro

-Hasl es un nombre artístico- es lo contrario de lo que contempla la ley para suspender una sentencia: «Las circunstancias del condenado no muestran la intención de reparar moralmente el daño, pero persiste en una actitud antisocial». Los magistrados recuerdan que, además de las dictadas por la Audiencia Nacional, Hasl tiene otras dos sentencias ya definitivas por los tribunales ordinarios. Uno por un delito de resistencia a la autoridad y otro por allanamiento de morada en un local. Creen que con ese historial será «absolutamente discriminatorio» volver a suspender su detención. Sería «totalmente sin justificación» y sería «una grave excepción individual» a favor del rapero. Una vez resuelto el recurso de apelación y la orden de prisión ingresada en el sistema informático, la Corte dejó la ejecución de la decisión en manos de las Fuerzas de Seguridad. En este caso, di

Mossos d’Esquadra

, que este martes

desalojado

Hasl de la Universidad de Lrida, donde se había atrincherado.

Para seguir leyendo gratis



.