El Tribunal Supremo remitirá el caso de soborno de Laura Borrás al TSJC en las próximas semanas



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

los Corte Suprema informará la causa del soborno del candidato JxCat, Laura Borràs, al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña TSJC en las próximas semanas. Hasta ahora, la Sección Segunda del Tribunal Superior la investigaba por delitos de prevaricación, fraude a la Administración, malversación de fondos públicos y falsificación de documentos.

Según la encuesta, Borràs ha adjudicado 18 contratos menores por un importe total de 259.863 euros entre 2013 y 2017 a tecnología de la información Isaías Herrero, con quien mantuvo una relación amistosa. Estos premios fueron otorgados a través de la Institución de Letras Catalanas ILC, que ella misma dirigió.

Fuentes legales consultadas por Libertad digital afirmar que «Borrás solo necesita dimitir de su escaño en el Congreso de los Diputados y proclamarse diputada en Cataluña tras las elecciones autonómicas celebradas este domingo. Posteriormente, el Tribunal Supremo dictará auto en el que afirmará que ya no es competente y remitirá el expediente al TSJC, ante el que quedará registrado Borrás cuando sea diputado al Parlamento catalán ”.

En la elección 14-F, JxCat fue la tercera fuerza más votada y ganó 32 escaños. Tampoco se descarta que Borrás pueda convertirse en vicepresidente de la Generalitat de Cataluña en un gobierno presidido por Pere Aragonés por ERC.

A pesar de que el magistrado del Tribunal Supremo, Eduardo de Porres, abrió la causa penal contra Borrás en diciembre de 2019, en todo este tiempo no se culminó el trámite solicitado por su defensa o la fiscalía. «La lentitud de la investigación devolvió los hechos a Cataluña. Si la Corte Suprema hubiera dictado el procedimiento abreviado (acusación), Borrás habría tenido que ser juzgado en la Corte Suprema ”, dicen.

Cabe señalar que Borrás se negó a declarar ante el juez de instrucción del Tribunal Supremo en julio, alegando que se encontraba a la espera de un peritaje requerido por su defensa, encabezada por el abogado. Gonzalo boye, que también defiende al expresidente catalán que ha huido, Carles Puigdemont.

Una vez que el caso regrese al TSJC, se deberá designar un nuevo instructor que deberá estudiar el caso desde el inicio. Posteriormente, el juez decidirá si se realizan más diligencias de investigación, si se procesa a Borrás o se cierra la investigación.

Cabe señalar que el mismo candidato de JxCat puede solicitar al nuevo instructor que testifique, habiéndose negado a hacerlo frente al instructor de la Corte Suprema. «Podría llevar año y medio conocer el desenlace del caso Borrás «, indica las mismas fuentes.

El viaje de la causa

La Sala Segunda del Tribunal Supremo abrió la causa penal contra Laura Borrás en diciembre de 2019, tras recibir un escrito motivado del Juzgado de Instrucción No. 9 de Barcelona.

A continuación, el Tribunal Supremo destacó que los hechos descritos en la motivación remitida por el Juzgado de Barcelona y atribuidos al inscrito «podrían constituir delitos de prevaricación, estafa a la Administración, malversación de fondos públicos y falsificación documental». El tribunal ha extendido su competencia, además de Borrás, a Isaías Herrero Florensa, debido a la ineludible conexión inicialmente apreciable entre la conducta atribuida a esta persona y la atribuida a la aforada.

Según los investigadores, Borrás y Herrero actuaron de mutuo acuerdo al fraccionar ilegalmente los contratos y falsear las estimaciones presentadas en cada uno de los expedientes, simulando la participación de terceros independientes.

.