El último viaje de Hércules



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Martes 22 de diciembre de 2020-02: 26

Es el emblema del avión de transporte de las fuerzas armadas, transportando pasajeros, ataúdes, ayuda humanitaria y el «tesoro de la Odisea».

Foto del avión Hércules en la base aérea de Zaragoza

El Jemad y Jema están repasando en el ala 31, con un Hércules detrás, este lunes en Zaragoza.

TONI GALAN

Con algo de niebla y esperando algo de viento en su destino, el Hércules T-10/03 despegó Torrejón alrededor de las 10 de la mañana. Este fue uno de sus últimos vuelos domésticos, antes del último vuelo para llegar al destino donde seguramente terminará sus días. Viajaba con la cúpula del Ejército Aéreo como pasajeros, incluido el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), que también es aviador, y el Jefe de Estado Mayor (Jema).

Para muchos de sus pasajeros, y especialmente quizás para el Jemad, el general Miguel ngel Villarroya, este último viaje a Zaragoza fue muy simbólico. Fue para celebrar el acto de despedida del Hércules, el avión de transporte de las Fuerzas Armadas desde hace casi medio siglo que se retira a fin de año.

Para el general Villarroya probablemente fue cerrar un círculo, porque fue piloto de estos aviones mientras pertenecía a Ala 31, la unidad que los impulsa y mantiene. De sus casi 10.000 horas de vuelo, la mayoría ha volado el Hércules. De hecho, en su discurso dijo que no habló como jefe de estado mayor de la defensa, sino «como el miembro de mayor edad del ala 31». Orgullosamente dijo que el Rey Felipe VI Lo llamé para felicitar a todo el 31 ° Stormo por estos años de trabajo.

Foto del avión Hércules en la base aérea de Zaragoza
Dentro de un Hércules, este lunes.TONI GALAN

Han sido muchas las tragedias que han visto estos aviones, muchos países que han volado y también muchas toneladas de ayuda que han transportado a diferentes lugares. Trabajo duro, pero como recordó uno de sus mecánicos en la base aérea, «a veces también hay misiones muy interesantes». ¿Cómo cuáles? Bueno, sin ir más lejos, trae el tesoro de la Odisea de Florida, que llegó cargado en dos de estos aviones antiguos.

Para ella, el sustituto, el nuevo A400, es sin duda un avión mejor, «pero el Hércules tiene tantas cosas que son mejores, aunque sean más antiguas». Ella, acostumbrada a después de más de 4.000 horas de vuelo, encuentra los asientos / bancos del Hércules mucho más cómodos que los del Airbus, por ejemplo.

Otro de sus mecánicos, al que todos conocen García, Recuerda todo tipo de historias porque se unió al Ala 31 en la década de 1980, pero sin duda nunca olvidará el día en que chocaron en el aire con un avión de combate, perdieron poco más de seis metros de ala y todavía están aterrizó de forma segura. «O casi», agrega, «porque cuando el avión se detuvo terminó de costado». Y el otro avión también logró aterrizar.

Tan pronto como llega enero, el Hércules llamó Dumbo desde el elefante en los 31 parches de alas, comenzarán a viajar a sus destinos finales: Perú, Uruguay, Turquía es NOSOTROS. Los tres primeros países reutilizarán durante unos años más estos aviones que España empezó a adquirir en 1973 y que podrían seguir operando, pero están siendo sustituidos por Airbus A400M, Tienen mucha más capacidad de carga, son más rápidos, vuelan más alto y también son europeos.

Foto del avión Hércules en la base aérea de Zaragoza
El Airbus A400M, que sustituyó a la flota de Hércules.TONI GALAN

El ala 31 ya tiene nueve A400 y el noveno se entregó exactamente este lunes. Aterrizó inmediatamente después del acto de despedida de Hércules, quien, como recordaba Jema, era un general. Javier Salto, ha acumulado más de 210.000 horas de vuelo y «ya es una leyenda». Tanto es así que inició su andadura como avión español con La Marcha Verde, y ha vivido eventos de todo tipo, desde las primeras misiones internacionales de España incluso conflictos de Balcanes, Afganistán o Irak.

Su mayor tragedia fue poco después del inicio, cuando en 1980 uno de ellos se estrelló en Gran Canaria y sus 11 ocupantes murieron. El general Salto dijo que nunca olvidaría ese incidente, porque en ese momento, siendo un aviador al principio de su carrera, estaba destinado en la base de Gando y participó en la búsqueda de los restos.

Aunque todavía le quedan algunos viajes, Hércules ya No volví este lunes a torrejn con los generales y demás pasajeros que trajo a Zaragoza: era una tarea del A400.

Aparte de los aviones vendidos a Perú, Turquía y Uruguay, el resto menos uno se vendió a una empresa en Estados Unidos y probablemente se desguace.

El último de ellos seguirá viviendo aquí durante muchos años … como una pieza de museo.

.