El ventrílocuo José Luis Moreno quiere evitar la cárcel con sus propiedades como garantía



El periódico digital de Alicantur Noticias

José Luis Moreno abandona la Audiencia Nacional tras quedar en libertad bajo fianza el 1 de julio.
José Luis Moreno abandona la Audiencia Nacional tras quedar en libertad bajo fianza el 1 de julio.José Oliva / Europa Press

El ventrílocuo y productor de televisión José Luís Moreno, de 74 años, intenta este jueves eludir la cárcel utilizando sus bienes como garantía de la fianza de tres millones de euros impuesta por el juez. El famoso promotor, detenido la semana pasada acusado de ser el gancho de una red de empresas dedicadas a defraudar a los bancos mediante la obtención de préstamos nunca devueltos y el lavado de dinero del crimen organizado, presentaron «una garantía de propiedad», según fuentes cercanas al caso, para pagar este miércoles -el jueves era la fecha máxima- la restricción instituido por el magistrado Ismael Moreno, titular del tribunal preliminar número 2 de la Audiencia Nacional.

Más información

Las graves acusaciones contra Moreno, quien utilizó su popularidad para dar muestras de solvencia a las supuestas operaciones ilegales de la trama, llevaron al juez a incautar todos sus bienes y cuentas, por lo que los abogados del promotor se vieron obligados a impugnar esta disposición en primer lugar para que sus propiedades puedan presentarse como garantías, fuentes del detalle del caso. Además, «una de sus hermanas también lo refrendó», dicen las mismas fuentes. En resumen, se le imputan los delitos de asociación ilícita, estafa, falsificación de documentos, blanqueo de capitales, contra las autoridades tributarias e insolvencia punible.

La empresario vive uno de los momentos más delicados de tu vida. Gran parte de su familia y el mundo del espectáculo lo han dejado de lado, y han salido a la luz numerosos incumplimientos a actores e irregularidades en la gestión de sus empresas y sus proyectos. Además, se conoce una deuda con las autoridades fiscales de más de un millón de euros de una de sus empresas, tal y como figura en la lista de morosos de este año.

Los agentes del Grupo 9 de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Jefatura de Policía de Madrid en colaboración con la Guardia Civil de Barcelona llevaron a cabo durante dos años la que se conoció como Operación Titella (títere en catalán) durante la que recogieron numerosas pruebas de la operación fraudulenta de este entramado empresarial, que provocó la detención de cincuenta personas la semana pasada, entre los que se encontraban directores de sucursales bancarias e incluso un notario que actuó como «asesor» de la trama, según fuentes policiales.

En estos días, el resto de detenidos han realizado declaraciones ante el juez, aunque solo se conocen los casos más relevantes: el del empresario Antonio Aguilera, considerado el eje de la red, ya que fue él quien tuvo contactos con bancos y El notario. En su caso, la fianza establecida es de 200.000 euros. Y en el caso del abogado Javier Villalba, que también se encuentra detenido, el juez no ha fijado la fianza.