El voto negro indignado, vital para Biden



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

La iglesia ha estado cerrada desde marzo y hace mucho frío. Las ventanas del gimnasio están rotas. Hay manchas de agua en el refectorio y una mesa bíblica en el altar. De lo que no hay rastro de los albañiles, que debieron haber arreglado las goteras en el techo antes de que los feligreses volvieran a misa este domingo después de siete meses de servicios virtuales. Él Reverendo Gregory Lewis murmura, pero no tiene la intención de darse por vencido. Cuando termine la misa, acompañarás a tu parroquia a vota pronto, una de las muchas iniciativas que ha emprendido para intentar movilizar al electorado negro de Milwaukee en estas elecciones presidenciales. «No podemos esperar a que aparezca un caballo blanco para salvarnos. Las cosas solo cambiarán si formamos un fuerte bloqueo electoral para que se escuche nuestra voz ”, dice este sacerdote de 62 años.

Tu comunidad está «enferma». No solo un COVID-19 que estuvo a punto de matarlo en marzo, como lo hizo desproporcionadamente con miles de afroamericanos, pero de otras patologías más mundanas como pobreza, el violencia, el drogas ola falta de oportunidad. Un diagnóstico extrapolable a otras ciudades con gran población negra, desde Chicago para Baltimore que pasa a través Detroit o Memphis. Nadie duda de esta minoría Votará demócrata de nuevo abrumadoramente, pero el porcentaje final podría depender de ganar Joe Biden. Hace cuatro años su la asistencia se redujo en siete puntos en todo el país en comparación con 2012, la primera vez en dos décadas.

La victoria de Trump en Wisconsin

Ya conoces el resultado. en un fue decisivo Como Wisconsin, el descenso de la participación se concentró en Milwaukee, su principal metrópoli, donde se emitieron 40.000 votos Demócratas menos. Una figura que fue suficiente Donald Trump para conquistar el estado 23.000 votos y teñirlo de rojo republicano por primera vez desde 1984. Este escenario ahora ocupa la estela de activistas demócratas como el reverendo Lewis, quien lidera Almas en las urnas, una coalición de líderes religiosos dedicada a llevar a los suyos a las urnas. «Nuestro el principal desafío es convencer a los jóvenes para que voten. Ellos no creen en el sistema y se sienten expulsados ​​de esta sociedad donde el el racismo todavía está muy vivo «dice mientras su teléfono suena sin parar. “No tienen trabajo, no pueden comprar una casa, su educación los ha decepcionado y apenas pueden poner un plato en la mesa. Solo les importa sobrevivir «, Insertar.

Esto no es una exageración. Milwaukee y el La ciudad más segregada de América y el lo peor de sus metrópolis es ser negro, según varios estudios. Más del 70% de sus jóvenes estudian en colegios entonces hipersegregado como a finales de los sesenta; casi la mitad de sus hijos son pobres y uno de sus barrios encarcelar a más hombres negros que en cualquier otra parte del país. Muhibb Dyer ha luchado contra el desánimo durante tres décadas. Después de que mataran a su ahijado de 16 años en la calle, lanzó el campana No moriré joven para intentar detener el archivo Violencia armada que prevalece en los barrios más pobres y segregados de Milwaukee.

Disturbios raciales

«Las generaciones mayores continúan honrando los sacrificios que nuestros antepasados ​​tuvieron que hacer para conquistar el derecho a votar, pero con los jóvenes es diferente «, explica Dyer en un pequeño mercado con empresas de propiedad negra. Literalmente se eleva por encima del cenizas de un banco que ardió en Disturbios de 2016, cuando parte de la ciudad se rebeló para protestar por la muerte de un hombre negro de 20 años asesinado por la policía. Sylville Smith su nombre era, otro mártir de ese panteón desbordado, al que recientemente se unieron nombres como Breonna Taylor, George Floyd o Jacob Blake, gravemente herido a pocos kilómetros de Milwaukee.

Las protestas de los últimos meses contra la brutalidad policial y el racismo reflejan la la indignación que recorre la América negra Y aunque han engendrado una nueva generación de líderes de derechos civiles, todavía no han atraído masas de desposeídos como las que pueblan estos barrios. «Entre los menores de 35 años, muchos creen que hay dos candidatos caras de la misma moneda. Incluso si ellos lo creen Trump es racista y tóxico para el país, no confían en Biden porque lo ven como un blanco viejo que ayudó a poner a muchos negros en la cárcel en la década de 1990 «, dice Dyer, aludiendo al apoyo de Biden a las políticas de encarcelamiento masivo de Bill Clinton. Un apoyo del que lamentó y que no le hizo pagar demasiado en las primarias, donde fueron los afroamericanos quienes salvaron su moribunda candidatura.

Harto de la situación

Los primeros datos sobre votar por adelantado y por correo sugieren un aumento en la participación de votantes y han llenado las colas en varios colegios electorales de Wisconsin esta semana. Incluso si no es más que una votación anticipada. «Yo mismo No sé si llamarlo entusiasmo, prefiero llamarlo frustración. Nuestra gente es disgustado por la situación en Milwaukee y en todo el país. los pandemia Solo empeoró las cosas. Las cosas tienen que cambiar «, dice. Lena Taylor, Senador estatal demócrata. Taylor distribuye cajas de comida en el barrio que aprisiona a los más negros del país, conocido por su código postal, 53.206. Dirija el tráfico y dé instrucciones como uno más. Y como muchos otros, cree que su partido le dio la voto negro por sentado durante demasiado tiempo, sin que nada cambie sustancialmente a partir de entonces. Ni siquiera con Barack Obama.

Pero esta vez, ella tiene un poco más de confianza esta vez. «Nunca he visto una candidatura que ponga el injusticia contra los negros en el centro de su campaña. Esta es la primera vez que esto sucede desde Jesse Jackson. Puede que todo esté en palabras al final, pero Nunca había visto un plan tan ambicioso «.

A pocos metros, Jajuan Snipes holgazaneando en el porche de su casa. Tiene 19 años y trabaja en una empresa de seguridad. Pero realmente no quieres hablar. Está de luto. Víspera mataron a uno de sus compañeros de escuela en un tiroteo. Snipes dice que votará, aunque ni siquiera sabe el nombre del Candidato demócrata: «Solo sé que Voy a votar en contra de trump. Algo debe cambiar en mi comunidad. Hay demasiada violencia ”.

En este momento, Biden está por delante en Wisconsin en 4,6 puntos porcentuales, según el promedio de las encuestas de EE. Política realmente clara.

«¿Qué diablos tienes que perder?»

Hace cuatro años Donald Trump presentó un dilema al electorado afroamericano. «Vives en la pobreza, tus escuelas no están funcionando bien, no tienes un trabajo y el 58 por ciento de tus jóvenes están desempleados. ¿Qué diablos tienes que perder?», Dijo en un suburbio blanco de Michigan.

Su oferta de un pincel amplio no tuvo mucho éxito, pero esta campaña lo volvió a intentar con mucha más insistencia, dando a los negros un papel destacado en la convención republicana o recordándoles que antes de la pandemia, el desempleo afroamericano alcanzó mínimos históricos. Con su habitual descaro hiperbólico, Trump llegó a afirmar que era el mejor presidente para los negros de la historia, “quizás con la excepción de Lincoln & rdquor; y aunque casi nadie lo compra, no se excluye que pueda rayar algunos votos, especialmente entre los afroamericanos.

.