Elecciones de Pimec: Cañete formaliza su candidatura y dobla a su rival por la independencia en garantías



La actualidad en Alicantur Noticias

Antoni Cañete presentado este viernes 400 aprobaciones postularse para presidente de Pimec. Una demostración de fuerza del candidato continuista frente a su rival independentista, porque donde Pere Barrios puso 200 firmas el día anterior, Cañete presentó dos veces. No solo en la cantidad de apoyos, el actual secretario general quiso flexionar los músculos, sino también en su representación. Los sindicatos de farmacias, pescaderías, confiterías, instaladores o tintorerías, así como asociaciones de compañías de seguros o empresas de limpieza, dan su apoyo continuo al candidato.

Cañete hizo pública este viernes la lista de personas que le acompañarán en su candidatura a presidir Pimec, con el objetivo de mantener el carácter «emprendedor» de la patronal. Incluso en este punto quería sumar un punto sobre su rival, porque si Barrios tiene actualmente 47 empresarios en su junta directiva, Cañete dijo que ya tiene 93 personas conectadas.

Si uno de los nombres ‘estrella’ en su primera presentación fue el de la ex directiva del Barça María Teixidor, este viernes también tuvo matices blaugrana: el ex entrenador y ex candidato Emili rousaud, propietario de Factor Energia. Aguirre Newman, director ejecutivo de Savills, Anna Gener, el presidente de la Unión de Asociaciones Chinas de Cataluña, Lam Chuen Ping, o Martina Fontde Cartonatjes Font; son otros nombres destacados de la candidatura.

De la lista de 93 nombres que acompañarán a Cañete a las elecciones para presidir Pimec, un tercio lo hace como representantes de sindicatos o asociaciones. Algunos socios colectivos de la patronal de pymes y que tienen un voto ponderado en las elecciones, es decir, su voto es proporcional a su peso empresarial y no cuenta como, por ejemplo, un trabajador autónomo individual.

Cañete apeló a la «transversalidad» de su candidatura e insistió en presentarse como la opción «independiente, democrática y participativa» que solo velará por los intereses de las pymes. A diferencia de su rival, Pere Barrios, que llega apoyado por la ANC y con el apoyo explícito de los dirigentes de Junts, como número 3 del Barcelona, Joan Canadell. «Mi candidatura integra diferentes formas de pensar», dijo Cañete, luego de leer los 93 nombres de su candidatura.

Programa publico

El candidato presidencial permanente de Pimec enumeró sus prioridades para los próximos años, como canalizar fondos Next Generation para pymes, presionar a los partidos políticos para completar la aprobación de un régimen sancionador por morosidad corporativa, o aprobar medidas para promover la segunda oportunidad de negocio; entre otros.

Asimismo, reiteró el objetivo de que la próxima legislatura logre una representación «real» de las pymes a nivel estatal y poder sentarse en la misma mesa que la CEOE. No ha especificado si tiene la intención de hacerlo aumentando la organización Plataforma PMI, de proyección estatal y del que Pimec forma parte, u obtener una participación para Pimec apelando a la representatividad autonómica.

Cruz de reproches

Te puede interesar

El cruce de los reproches es una constante durante la precampaña y Cañete no evitó meterse en el trapo en el gesto de este viernes. El «delfín» de Josep González Respondió a las críticas de Barrios a la última reforma estatutaria, aprobada en julio de 2020, y con el propio Barrios en la junta directiva, que introdujo la asignación de un salario para el presidente de Pimec. “No tiene conocimiento de las cosas que se plantean en la entidad”, espetó Cañete a su oponente; ya que la aprobación de esta reforma contó con el voto favorable unánime del consejo.

Cañete también quedó «absolutamente sorprendido» por las acusaciones de Barrios de que algunos miembros del colectivo ya habían emitido su voto en Cañete. «Aquí nadie ha votado todavía», espetó Cañete. A la que también se le preguntó: «¿Cómo puede ser que haya alcaldes pidiendo el voto para una candidatura?», En relación al apoyo público de Barrios. «Pido coherencia», añadió.

.