Elena Ceballos, física e investigadora oceanográfica: «Sin azul no hay verde»



La actualidad en Alicantur Noticias

Investigadora Elena Ceballos, el año pasado en Nueva York con un libro sobre mujeres y ciencia.
Investigadora Elena Ceballos, el año pasado en Nueva York con un libro sobre mujeres y ciencia.CE

Marcador de posición de Elena Ceballos, físico e investigador de la Universidad de Sevilla (Estados Unidos), nacido hace 32 años en Guadalcanal, un pequeño pueblo de la Sierra norte de Sevilla (2.646 habitantes), aterrizó hace unos días de una expedición oceanográfica sin precedentes, en la que, literalmente contra En las buenas y en las malas, tres buques de investigación y 150 científicos internacionales participaron por primera vez simultáneamente en la exploración de la llanura abisal del Atlántico Norte como parte del Programa de EXPORTACION, financiado por la agencia espacial estadounidense (NASA), y por Proyecto OTZ (Zona crepuscular del océano). Ceballos se instaló la semana pasada en Estados Unidos para continuar el trabajo.

Más información

La franja de mar donde no llega la luz del sol, ubicada entre 200 y 1.000 metros de profundidad y conocida como la zona crepuscular o zona de penumbra, representa el 60% de la superficie del planeta. Es el pulmón más grande de la Tierra y el hábitat de miles de millones de seres que multiplican el número de especímenes que nadan en aguas menos profundas hasta por 20. Su actividad crea una bomba biológica para la captura de CO₂ y el intercambio de compuestos orgánicos que reduce procesos a horas que, sin su existencia, tardarían meses en realizarse. Es fundamental comprender los niveles futuros de oxígeno, cómo se almacenará el carbono orgánico a largo plazo y los efectos del cambio climático. Sin embargo, a pesar de su importancia fundamental en la supervivencia del planeta tal y como lo conocemos, es la última frontera inexplorada de la Tierra, de la que poco se sabe y de la que ya pende el riesgo de explotación por parte de la humanidad. .

Pregunta. ¿Qué está haciendo la NASA en el fondo del mar?

Respuesta. El objetivo final de la expedición oceanográfica es desarrollar capacidades predictivas de los procesos que ocurren dentro del océano a través de los satélites que la NASA ya tiene en funcionamiento. Desea poder desarrollar modelos para predecir todo el flujo de carbono del océano, conocer todos los procesos lo suficientemente bien como para que, midiendo los parámetros accesibles vía satélite, sepa lo que está sucediendo en las profundidades de los océanos.

pag. ¿Cuál fue su papel en este despliegue científico?

R.. La cuantificación de los flujos de carbono es bastante compleja. Necesitamos evaluar con precisión la cantidad de carbono que se hunde y la velocidad a la que se hunde. Varias técnicas han estado en proceso durante mucho tiempo, pero las cuentas no cuadran. Existe una rama de la oceanografía centrada en reducir la incertidumbre asociada con estos números. Es mi trabajo. Utilizamos una herramienta todavía en desarrollo, el TZEX, que todavía utilizamos como prototipo, pero nos pareció muy útil y tenemos muchas ideas para mejorar las líneas de investigación y la precisión de los flujos de carbono oceánico. . Se trata de una plataforma autónoma que puede descender hasta los 2.000 metros de profundidad y permite por primera vez recoger las partículas que se hunden y que transportan el carbono al fondo del océano y fotografiarlas simultáneamente a diferentes profundidades.

Preparación del robot submarino TZEX para la campaña de investigación.
Preparación del robot submarino TZEX para la campaña de investigación.ML Parker

pag. ¿Cómo fue reclutada para este proyecto?

r. El proyecto ha estado en proceso durante mucho tiempo en la mente de los investigadores que lo dirigieron. Está financiado por la NASA y ha contado con la presencia de las instituciones oceanográficas más importantes de USA, una de estas es la Instituto Oceanográfico Woods Hole (OMS), donde participé en una estancia en 2018 en el laboratorio de Ken Buesseler [radioquímico marino estadounidense al frente de la WHOI]. Hemos desarrollado una gran relación personal y profesional y hemos decidido buscar financiación a través de diferentes medios para seguir trabajando juntos en un posdoctorado. Tres barcos de investigación participaron en el proyecto y me sugirieron participar en la campaña de muestreo de partículas que analizaré durante mi posdoctorado.

Tres naves al mismo tiempo en la misma zona con una inmensa cantidad de instrumentos de distintos tipos desplegados al mismo tiempo. La campaña fue intensa y pionera: es la primera vez que se realiza y será el escenario de futuras expediciones.

pag. ¿Cómo fue la campaña?

r. En alta mar duró tres semanas y fue muy intenso. Nos alojamos en una zona del Atlántico en el sur de Irlanda que tiene fama de tener muy mal tiempo. Y se hizo: teníamos vientos de 70 nudos y olas de 10 metros. En estas condiciones no se puede hacer nada, ni desplegar las herramientas ni investigar. Pero cuando el tiempo lo permitió, fue maravilloso. Tres naves al mismo tiempo en la misma zona con una inmensa cantidad de instrumentos de distintos tipos desplegados al mismo tiempo. Fue intenso e innovador: es la primera vez que se hace y marcará el rumbo para futuras expediciones.

pag. ¿Qué se mide?

r. Lo que estamos estudiando es cómo, cuando llega la primavera, ocurre lo mismo en el océano que en la tierra, cuando florece la vegetación. Plantas oceánicas, que es fitoplancton. [el conjunto de organismos fotosintéticos que viven dispersos en el agua], florecen y toman el dióxido de carbono que queda en la atmósfera y realizan la fotosíntesis, produciendo oxígeno y carbono. Este carbono es el suministro de alimentos que ingieren el zooplancton, o animales microscópicos, y luego los peces y otros animales de la cadena alimentaria. Mientras comen, excretan materia fecal que se adhiere a otras partículas en el agua y forma lo que los científicos llaman «nieve marina». Por lo general, solo una pequeña fracción de la nieve marina desciende a través de la zona del crepúsculo hasta las profundidades del mar. La razón por la que debemos prestar mucha atención a la nieve marina es que desempeña un papel importante en la regulación del clima. Cuando la nieve del mar desciende por debajo de los 1.000 metros, queda secuestrada y no vuelve a la atmósfera durante mucho tiempo. Parte de la comunidad oceanográfica intenta cuantificar el carbono que tenemos en la superficie del océano y cuánto se elimina de la atmósfera. La NASA quiere, midiendo los niveles de clorofila con sus satélites, saber cuánto fitoplancton existe en un área, cuánto carbono se produce y cuánto secuestra.

Materia fecal que se adhiere a otras partículas en el agua y forma lo que los científicos llaman «nieve marina», que juega un papel importante en la regulación del clima.

pag. Con base en esta bomba biológica, ¿se pueden considerar los océanos los pulmones del mundo?

r. Sí. Los océanos son los pulmones de la Tierra, especialmente la zona crepuscular porque es la zona más grande. Y la bomba de carbono biológica es un componente clave del ciclo del carbono oceánico y terrestre, ya que elimina grandes cantidades de CO₂ de la atmósfera. Sin azul no hay verde.

pag. ¿Esa zona está en peligro?

r. Desde el punto de vista del calentamiento global, todo está en peligro. Por ejemplo, se alteran la estratificación de los océanos, la distribución de nutrientes y las corrientes marinas. Otro peligro futuro es la sobrepesca. La parte menos profunda del océano ya está bien explotada y la industria está considerando dar el salto a mayores profundidades, por debajo de los 200 metros. Es un peligro para un territorio que aún no conocemos bien. Hasta 200 metros de profundidad, es moderadamente conocido. Incluso la parte inferior, mejor que la zona intermedia.

No se conocen bien las consecuencias de explotar la zona de penumbra, qué pasaría si hubiera menos peces. La protección y la investigación son las únicas formas

pag. ¿Y qué se debe hacer?

r. Proteger e investigar lo que sabemos y lo que sabemos que no sabemos. No se conocen bien las consecuencias de explotar la zona de penumbra, qué pasaría si hubiera menos peces. La protección y la investigación son las únicas formas.

pag. ¿Te costó desarrollar tu carrera científica?

r. Mentalmente, muchos, porque es un mundo tremendamente inestable y con esa presión de problemas de financiación y vinculación de becas y contratos temporales, es muy difícil trabajar al más alto nivel. Como mujer, noté cierta condescendencia tanto por parte de mis compañeras como de las maestras durante mi graduación, aunque eso no me facilitó las cosas. Pero en ningún momento me sentí desatendido y, hasta ahora, afortunadamente, la carrera científica ha ido muy bien.

puedes seguir IMPORTA en Facebook, Gorjeo es Instagram, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.