Ellos dictaminan que el tráfico no puede multar a los vehículos estacionados sin BTI



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

Durante los últimos dos años, la
DGT
ha impuesto más de un millón de multas por no aprobar la BTI, por un importe aproximado en torno a los doscientos millones de euros.

Sin embargo, no todas esas multas fueron correctas, según el precedente legal establecido con sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo núm. 33 de Madrid que anuló la multa de 200 euros impuesta por no pasar la BTI a un vehículo que estaba estacionado, considerando que “el delito a sancionar es el hecho de conducir, no la no entrega del vehículo a la ITV en un periódico”.

El caso, ahora resuelto favorablemente para el automovilista sancionado, se inició con la denuncia realizada por la Policía Municipal de Madrid en un vehiculo estacionado en una calle de la capital debido a que “El vehículo perfilado no ha sido sometido a la verificación técnica periódica que establece el reglamento”.

Dado que los delitos relacionados con el estado técnico de los vehículos y el seguro obligatorio quedan excluidos de la jurisdicción municipal, la sanción fue impuesta por el Jefe de la Vía Provincial de Madrid tras desestimar las denuncias planteadas por el interesado, que decidió encomendar el asunto a los abogados de
Automovilistas europeos asociados a la AEA
proponer el recurso judicial correspondiente.

En la demanda, los abogados del conductor sancionado argumentaron que en la actual Ley de seguridad vial No entregar un vehículo a la ITV a tiempo, sino conducir sin él, no puede ser calificado como delito, circunstancia que no ocurrió en el evento reportado cuando el vehículo estaba estacionado. En consecuencia, no se podría imponer ninguna sanción por este motivo porque, de lo contrario, se «violaría el principio de legalidad y tipicidad». como no hay regla con fuerza de ley que sancionen la conducta descrita, ya que la ley incluye el término circular «.

La resolución judicial, contra la cual no puede ser impugnada, acepta plenamente los argumentos de los abogados del EEE y rechaza las en contrario defendidas por la Fiscalía del Estado, por considerar que “el delito a sancionar es el previsto en el artículo 76 o) de la LSV y consiste en conducir, no dejar de presentar periódicamente el vehículo a la ITV, ya que no hay infracción define el artículo 10.1 de Regulaciones generales de vehículos, que en realidad se limita a imponer la obligación de su inspección periódica, lo que no significa que califique un comportamiento ilícito ».

Por tal motivo, la sentencia concluye que “el recurso es admisible Declarar nula la resolución administrativa. impugnado de conformidad con el artículo 47, párrafo 1, letra a) LPAC, por violación del principio de tipicidad «.

Míralos
Comentarios

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *